Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
 : 
el 18/2/2008 12:00:53 (3239 Lecturas)

Los propietarios de animales potencialmente peligrosos tendrán seis meses para comunicarlo a los ayuntamientos y regularizar su situación

La Junta de Andalucía ha aprobado una normativa que prohíbe tener como mascotas animales que puedan poner en riesgo la integridad de las personas o el medio ambiente, desde serpientes hasta leones, con la nueva normativa que regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos, según ha anunciado la consejera de Gobernación, Evangelina Naranjo.


Naranjo ha explicado que tendrán que salir de viviendas y propiedades particulares los cocodrilos, caimanes y todas aquellas especies de reptiles que, en estado adulto, alcancen los dos kilos de peso; así como los anfibios, artrópodos y peces venenosos o cuya mordedura pueda causar daños importantes a las personas. También todos los primates así como los mamíferos de especies salvajes que en estado adulto superen los diez kilos de peso, un límite que baja a cinco kilos cuando se trata de especies carnívoras.

El decreto, dirigido a incrementar la seguridad integral de la población, establece que dichos ejemplares únicamente podrán estar en instalaciones adecuadas -públicas o privadas- que hayan sido autorizadas por la Junta de Andalucía.

Así, la consejera de Gobernación ha indicado que los propietarios de estos animales tendrán seis meses para comunicar su existencia a su ayuntamiento y entregar el ejemplar o ejemplares a las autoridades, arriesgándose a que les impongan multas de hasta 115.000 euros si no lo hacen.

Perros peligrosos

El decreto dedica un apartado específico a los perros peligrosos, que sólo pueden transitar por la vía pública sujetos por personas mayores de edad, atados con una correa irrompible de un metro de longitud máxima y con bozal. Además, estos animales no podrán entrar en los espacios públicos destinados al ocio o esparcimiento de los menores, ninguna persona podrá llevar más de uno de estos canes a la vez y tendrá que llevar en todo momento la documentación del perro.

La Junta considera como perros peligrosos los que pertenecen a las razas caninas contempladas en la ley estatal -Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileño, Tosa Inu y Akita Inu-, a las que ahora se le suma el Dóberman. Además, tienen la misma calificación de aquellos perros que hayan sido adiestrados para el ataque y los que manifiesten un carácter agresivo, algo que deberá certificar un veterinario.

Como medida de seguridad, se prohíbe el adiestramiento de estos animales para el ataque así como cualquier otro que potencie su agresividad, y únicamente podrán ser entrenados por personal especializado y autorizado para la guarda y custodia de sus propietarios.

Los propietarios de estos ejemplares tienen que obtener una licencia especial otorgada por el Ayuntamiento y reunir una serie de requisitos: ser mayor de edad, tener capacidad física y aptitud psicológica, no haber sido condenado por delitos graves y suscribir un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura de, al menos, 175.000 euros. Una de las novedades de la legislación autonómica es que para los perros potencialmente peligrosos tienen que superar un curso sobre adiestramiento.

Una vez finalizado el periodo de adaptación que establece el decreto, a partir del próximo mes de octubre, la tenencia de cualquier ejemplar considerado potencialmente peligroso sin los debidos permisos puede suponer una multa de hasta 115.000 euros para su propietario.

El decreto autonómico sobre la tenencia de animales peligrosos regula también la tenencia de rehalas de perros -un conjunto de canes adiestrados para cazar en grupo-; prohibiendo que transiten por las calles. Además, el propietario tendrá que contar con un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura mínima de 175.000 euros por siniestro.

Censo

El Registro Andaluz de Identificación Animal (RAIA), en el que tienen la obligación de estar inscritos todos los perros, gatos y hurones de la comunidad autónoma que se utilizan como mascotas, cuenta ya con una sección específica para los animales potencialmente peligrosos.

En él hay inscritos 1.057.178 perros, de los cuales 27.970 son potencialmente peligrosos (de razas puras o mestizos), lo que supone un 2,6% del total. En cuanto a los doberman, en la actualidad se encuentran inscritos 2.890 especímenes, con lo que el porcentaje se elevaría al 2,9%.

El plazo para la inscripción en el censo es la convencional de tres meses salvo para los propietarios cuyos perros de razas convencionales hayan sido calificados como potencialmente peligrosos por las autoridades municipales, que tendrán un mes para obtener las licencias necesarias para su tenencia y registrarlos. En cuanto al documento autonómico de identificación y registro animal (Daira) que reciban los propietarios con los datos del animal será especial y lo atravesará una banda roja.

Fuente: http://www.andaluciajunta.es/aj-not-.html?idNot=205390&idCanal=214349

PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share


Otros artículos
11/4/2011 12:30:00 - Ganador - CNT 2011 - RCEPPA
10/4/2011 0:30:00 - CNT 2011 - RCEPPA
25/2/2011 12:20:00 -
6/2/2011 16:17:34 - Resultados Selectiva RCEPPA 2011 - Galicia
29/1/2011 23:02:51 - Universal Sieger 2011
29/1/2011 22:16:47 -
15/1/2011 0:40:59 -
14/1/2011 11:45:12 - Gala solidaria de Magia
9/1/2011 12:53:55 - Sportdogging Magazine
9/1/2011 12:30:11 -

 
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com