Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Inicio > Preg. y Respuestas > Preg. y Respuestas

[]
Preguntado y Respondido por Minimum el 06-Dec-2004 03:24 (17163 lecturas)
S G: El pene canino posee un bulbo que al penetrar la vagina queda sujeto por los músculos constrictores vaginales, pues dicho bulbo se inflama hasta alcanzar casi el tamaño de una pelota de tenis, produciéndose el llamado "abotonamiento"; éste dura generalmente entre 10 y 30 minutos.

L de la S: El "abotonamiento" o "enganche" impide la desunión corporal durante el fornicio. En su parte media, el órgano viril del perro dispone de un bulbo que se dilata y, anillado por los músculos vaginales, permite girar al macho, descender de la monta, sin separación, y sobre sus cuatro patas, en sentido inverso al de la hembra, producir las eyaculaciones (generalmente tres; la primera sólo de líquido seminal); para ello, la musculatura constrictora desempeña –además de un aferre- la función masturbativa, con presiones pulsantes y movimientos rítmicos hacia el útero.

Así "enganchados", la posición de la pareja –cola contra cola- ha de convertirla en un animal bicéfalo-; de tal modo, en caso de ataque, ninguno será sorprendido por detrás y el agresor, en vez, deberá enfrentarse a unas aspas rotando furiosas, con dos cabezas mordientes. En la selva tucumana de Horco Molle, circa 1956, presencié un combate entre cimarrones copulando y un gato montés que, insolente de hambruna, se adentró en el círculo de la jauría y supuso a los abotonados una fácil presa; fue un yerro mortal.

Producidos los orgasmos del perro, el bulbo se reduce y, cada quien, separándose, lame su naturaleza aún latiente.

  Imprimir Q&A Enviar Q&A Enviar respuesta


voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com