Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Menú
Páginas Amarillas
Día Europeo de la Víctimas Terrorismo
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Estadísticas
Mushing: Entrenamiento y ejercicios para mushers y perros.  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 9355 veces
Tamaño 7.51 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Entrenamiento y ejercicios para mushers y perros.

por Stephen R. Lee. y Tim White.


Titulo Original: Training and Exercises for Mushers and Dogs
Original en : http://www.ooowoo.com/

Algunos de los mayores problemas que se encuentran mushers experimentados y principiantes por igual están causados, bien directa o indirectamente, por la impaciencia de tu propio perro. A los niños, adultos y perros no les gusta emplear el tiempo en las bases fundamentales, ya que tienden a ser repetitivas y aburridas. La mayoría ni siquiera esperará a que se den las condiciones apropiadas o a estar completamente preparados para hacer algo. A casi todo el mundo le gusta ir directamente al grano. Por ejemplo, a muchos perros les molesta tener que parar por cualquier cosa. Y a las personas les ocurre lo mismo cuando, por ejemplo, tienen las opciones de poner las riendas y quitarlas, lo cual es divertido, o de reparar líneas o enseñar a los perros a sentarse, lo cual no es tan divertido. ¿Cúantos equipos se han ido por el camino equivocado porque los conductores no estaban seguros de ciertas órdenes o demasiados nerviosos para pensar o ir más despacio?. Algunos recordaréis una vieja broma, en la que alguien que se ha perdido pregunta a un famoso conductor cómo llegar a Carnegie Hall. El conductor responde: "práctica, práctica, práctica". Esto es centrarse en los principios básicos que muchos de nosotros dejamos escapar.

Tim recuerda un caso que le costó 20.000 dólares., y que podría haberle matado a él y a sus perros. La gente que fracasa en preparar pistas durante el verano, emplea una cantidad irracional de tiempo durante el invierno con sus perros en los camiones. Ellos mismos y los perros acaban pagando la impaciencia. Entrenarse uno mismo, a los perros y a los cachorros antes de que la necesidad se presente es una excelente inversión de tiempo que acabará ahorrándote mas tiempo del que puedes imaginarte. La motivación para trabajar en estos fundamentos se puede encontrar si se usas ejercicios que son a la vez divertidos e interesantes. Los ejercicios que entretienen, incluso como si fueran juegos, son los mejores porque os impulsan a ti y a tus perros a proseguir más bien que precipitarse en los fundamentos con la impaciencia de unirse a un equipo y salir. Stephen, cuando comenzó con el mushing, empleó gran cantidad extra de tiempo y dinero simplemente debido a su impaciencia. Quería engacharse a un equipo y salir antes que pasar un montón de tiempo en aburridos y aparentemente sin sentido, ejercicios de instrucción. Trabajar los fundamentos siempre resulta positivo porque llegan a tiempo en la carrera.

He aquí algunas ideas que hemos usado o que se nos han recomendado. No es una lista exhautiva. De hecho, nos gustaría saber de ti y qué ejercicios han funcionado o no en distintas situaciones. Estas lecciones resultan buenas para los principiante que están enseñando los fundamentos a un perro de trineo por primera vez, pero resultan de igual importancia para todos los mushers independientemente de la experiecia o las circunstancias. Puedes seleccionar la MAILBOX al final de artículo para enviar nuevas ideas. Serán bienvenidas.

Algo de lo que carece normalmente el entrenamiento de base es la socialización del animal y hacer que el perro se acostumbre a obstáculos, gente, distracciones, etc. Comienza por sacar a pasear el perro con cadena. Una vez que hayas dominado el simple paseo en cabeza, camina por zonas boscosas con obstáculos, por aparcamientos al aíre libre y finalmente en algún lugar como un centro comercial o una aglomeración de gente. Habitúa al perro a estas situaciones simuladas. Le enseña al perro asimismo a respetar a los coches y a guardar las distancias. Esto es importante porque la mayoría de las razas del norte tienen muy poco miedo de los coches. Así que se hace relevante si están planeando el entrenamiento de carreta o trineo en lugares de tala de árboles u otros caminos todavía en uso. No sería muy agradable preguntarse cómo reaccionarían los perros ante un coche que se les aproxima mientra estás entrenando. Tienes que enseñarle con previsión como se deberían de comportar.

Dispón algunas sorpresas en tu pista de entrenamiento. Alguna gente monta túneles con balas de paja. Pam Redington hizo un puñado de espantapájaros con máscaras de Halloween para situarlos en las pistas de los alrededores de Manley. Tim posee un estrecho trampolín como puentes de madera chapeada. Todas estas cosas, y cualesquiera otras en las que puedas pensar, reducirán las posibilidades de que tus perros se asusten ante nuevas situaciones en la pista.

Pon los cachorros en perreras abiertas y en cajas para perros, cuando son jóvenes. No tienes por qué ir necesariamente a ninguna parte, sino que es divertido conducir con los cachorros en el coche o en el camión. Para la mayoría de los perros que enferman y empiezan a babear cuando son transportados parece ser el resultado tanto de estar encerrados como del movimiento. Este ejercicio puede prevenir esos problemas una vez en carretera.

Enseña a tus cachorros a sentarse y esperar hasta que les sirves la comida. Esto fue sugerido por MARTIN BUSER a los juniors en Fairbanks como un ejercicio de base y como lección. Por añadidura puedes enseñar a tus cachorros buena educación y no dejarles que te salten encima y que hagan juegos mientras estás usando herramientas y limpiando las cajas o con las riendas. Esto lo sugirió RICK SWENSON en el Alaska Dog Mushers Symposium de Fairbanks (Alaska) en 1955. Él prefiere perros que sepan cuándo es apropiado o no el juego. Y como siempre, es mejor enseñar a los perros lo que quieres que sepan desde el principio.

Los perros ruidosos son perros problemáticos, especialmente si vives en áreas urbanas. Deberías hacer callar a tus perros enseñándoles a irse a sus casetas cuando tú les digas. De esta manera les estás enseñando a hacer algo por lo que les puedas premiar, al contrario de enseñarles negativamente a no hacer algo. Los perros que están en casetas raramente ladran. Hace de una posible lección negativa, una positiva. Una simple lección como ésta puede evitar todos los dispositivos y operaciones que muchos se ven obligados para intentar tranquilizar perros indomables.

Permite que tus cachorros y tus perros jóvenes corran sueltos en una zona cerrada o segura, emparejados con un collar corto. Aprenden así a trabajar juntos y desenvolverse o evitar embrollos como un equipo a la vez que están pasándolo bien. Tienes que quedarte cerca para supervisarlos y mantenerlos en movimiento durante este ejercicio. Sólo se precisan unos minutos a diario, pero puede ahorrar mucho tiempo, e incluso una vida, en la pista años después.

¡ Agradecemos cualquier comentario y nuevas ideas !


AUTOR


Tim White
E-Mail: twhite@boreal.org

Stephen R. Lee
E-Mail: srlee@pobox.com
Web: Stephen Lee's Personal Home Page

Traducido por : Carmen Eva
E-Mail: carmeneva@terra.es
 
Volver a Sección | Volver al Indice principal