Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
: Dos lados para todo  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 5013 veces
Tamaño 16.03 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Dos lados para todo

por Armin Winkler


Titulo Original: Two Sides to Everything
Original en : http://www.schutzhundvillage.com/arminhome.html

En una buena base es donde da comienzo todo. He abordado los temas de base en los últimos meses y mirando hacia atrás, creo que me olvidé de algo. La razón para esto es probablemente porque lo que abordaré en este artículo puede no llegar a ser fundamental hasta tarde en la carrera de un perro. Pero creo que debería ser abordado como parte del adiestramiento canino de base. ¿De qué estoy hablando? Estoy hablando, por supuesto, del "otro lado".

Sin reparar en si somos diestros o zurdos, realizamos ciertas tareas de una manera en concreto. Estamos acostumbrados a hacerlo así y nos sentimos bastante incómodos cuando las cosas no son de la manera que las esperamos. Por ejemplo, todos nuestros coches tienen el volante a la izquierda. Estamos acostumbrados a sentarnos en el lado izquierdo de un coche mientras conducimos y nunca lo pensamos dos veces. ¿Alguien ha conducido alguna vez en un coche con el volante a la derecha? Se siente incómodo por no decir otra cosa. Por supuesto, esto es un ejemplo, existen un millón de cosas que hacemos cada día, las cuales estamos acostumbrados a realizarlas desde un lado.

Los perros acostumbran a hacer las cosas, al igual que hacemos nosotros, de una cierta manera. Desarrollan técnicas y hábitos durante el adiestramiento. Algunas veces los hábitos que desarrollan en el adiestramiento son muy unilaterales. Déjame echar un vistazo a algunas áreas donde he advertido esto y ofrecer algunas sugerencias para asegurar que no nos conducirán a problemas al final.

El ataque frontal


Todos los ataques frontales en una prueba de Schutzhund son esencialmente lo mismo en lo que a técnica se refiere. El ejercicio de ataque sobre el guía en el SchH 1, el ataque sorpresivo desde la conducción por detrás en el SchH 2 y SchH 3 y la prueba de coraje en todos los niveles. Existen dos maneras para poder recibir a un perro cuando se realiza un ataque frontal: por el lado de la manga, o por el lado del palo. Me abstengo de mencionar aquí izquierda o derecha, porque no importa en que lado lleva el figurante puesta la manga. Como figurantes todos tenemos un lado favorito. Bien, adivina, los perros también lo tienen. En realidad advertí esto hace unos cuantos años, cuando recibí algunos perros rápidos cuyo lado favorito era el contrario al mío. No es agradable. Terminé inclinándome y retorciéndome para evitar trabar al perro. Lo primero que pensé fue: "Estoy jodido" Lo intentamos de nuevo y recibimos un mordisco, y resultó que no fui el único que resultó "jodido". El perro también. Ahora es posible que digas: "entonces recibo al perro por el otro lado". Esta ciertamente es una solución temporal. Pero el problema es más profundo. El problema es que los perros aprenden a realizar una técnica favorita. Aprenden a llegar de un lado y solo de uno cuando atacan. Algunos perros tienen esto tan arraigado que simplemente no pueden ser recibidos por el otro lado. En una prueba, la sincronización entre figurante y perro es cuestión de uno o dos segundos; en ese período, tenemos que asegurarnos de que estamos colocados para recibir al perro con seguridad sin lastimarlo y tenemos que decidir desde que lado recibirlo y hacer todo esto sin dar con nuestro trasero en el suelo en el intento. La mayoría de los perros de alta competición tienen este defecto solucionado, y la mayoría de los figurantes de alta competición han aprendido a compensar a los pocos que no lo han solucionado. Pero nadie empieza en la alta competición. Existe un camino que hay que recorrer para llegar allí y el camino beneficia tanto al figurante como al perro.

Enseñamos al perro como realizar un ataque frontal. Así que solo existe la posibilidad de razonar, que deberíamos asegurarnos de enseñarle la forma completa sin que surjan problemas más tarde. Como figurantes tenemos naturalmente que pulir nuestra mecánica de forma que seamos capaces físicamente de recibir a los perros por ambos lados. La decisión en lo que respecta al lado debe de tomarse en el momento en cuestión de esta manera evitaremos "improvisaciones". Realizar ataques cortos y utilizar perros que permiten una recepción por ambos lados. Y práctica. Algo que me gusta hacer con los figurantes que están aprendiendo es hacerles recibir perros con un "chorizo" de cachorro. Lo que los figurantes tienen que aprender es a amortiguar por ambos lados y colocar al perro en el suelo. Esto puede realizarse fácilmente con el "chorizo". Es bastante divertido para el perro y no se les pone en dificultades mientras el figurante está practicando. La regla para el juego de piernas es la misma para el "chorizo" que para la manga. Cuando recibimos por la izquierda, el pie derecho tiene que colocarse detrás. Cuando recibimos por la derecha, el pie izquierdo tiene que situarse detrás. Esto permite un suave giro de la cadera para amortiguar y dirigir el peso del perro. Una vez son correctas las mecánicas, podemos empezar a utilizarlas en perros jóvenes que estén aprendiendo. De nuevo propondría utilizar un "chorizo" al principio y alternar los lados con cada recepción. Naturalmente, esto tiene que practicarse también con una manga. Si los perros lo aprenden de esta forma, se arrojarán más sobre el centro del cuerpo del figurante y permitirán a éste recibirlos por cualquiera de los dos lados. De esta manera si el perro topa con un figurante que es muy dado a recibir por un único lado, este hecho no causará problemas o llegará a lesionar a tu perro.

El brazo de la manga.


Otro área donde el adiestramiento puede ser un tanto "unilateral" es en el lado donde se porta la manga en un principio. La mayoría de los figurantes diestros portan la manga en el brazo izquierdo. Pero existen figurantes que la llevan en el derecho. Esto tiene mayor importancia para el perro de lo que la gente se piensa. La rutina de la prueba completa parece diferente para el perro. Algunos ejercicios en los que el perro mostrará cierta reacción a la manga que son desde el lado "equivocado" y que son relativamente simples de incorporar al adiestramiento son la vigilancia, el contraataque desde la guarda y de nuevo el ataque frontal. También ser transportados en el lado derecho después de cualquiera de las mordidas iniciales es una situación nueva para el perro.

La vigilancia


Diría que el ejercicio más fácil de practicar con una manga en la derecha es la vigilancia. No implica mucha mecánica por parte del figurante. La situación del figurante con la manga en la derecha es conocida. El perro se acostumbra a colocarse y resolver la vigilancia de cierta forma. Cambia la situación, y desestabilizarás al perro. El conjunto de todo lo aprendido por el perro para lograr el éxito ha desaparecido. Intenta esto en tu club, observa el gesto de confusión en los rostros de muchos perros cuando lleguen por primera vez. Dependiendo de la calidad del perro y de su nivel de experiencia, existirán diferencias, pero si es la primera vez que el perro ve la manga en la derecha, habrá una reacción. Es relativamente sencillo de trabajar dentro del adiestramiento ordinario. Muchos clubes tienen una manga ambidiestra guardada en su almacén, caso de no ser así, deberían invertir en una; o juntar unas cuantas fundas viejas de manga unas dentro de otras y utilizar estas que permiten bastante protección y pueden ser colocadas en ambos lados.

El siguiente ejercicio que debería practicarse es el contraataque desde la vigilancia o desde la guarda. De nuevo, el perro tiene una cierta forma de colocarse para la guarda en su lugar favorito y espera el ataque para buscar un método certero. Es necesaria mucha técnica por parte del perro para salir de la guarda y apuntar correctamente a la manga que porta el figurante que ataca hacia él. Después de todo, el perro se encuentra sólo a unas pulgadas del figurante. Advertirás que los perros necesitan una considerable cantidad de práctica para tener la misma habilidad y la técnica que cuando la dirección del ataque es a la inversa. Nuevamente, éste es un movimiento pequeño y nosotros podemos usar el equipo "apañado" para por lo menos exponer al perro a la situación. El figurante tiene que trabajar su mecánica para coordinar el movimiento del palo y la colocación de la manga, pero eso debería ser bastante simple. La clave está en incorporar esto en el adiestramiento lo bastante como para asegurarse de que el perro aprende a aceptar la situación desde ambos lados. Una vez que el perro está totalmente adiestrado de forma unilateral, llega a ser mucho más difícil conseguir que acepte el cambio.

El ataque frontal


El ataque frontal es un ejercicio difícil para que un figurante comience con él, no te molestes en intentar realizarlo desde el lado en el que no estemos realmente cómodos. Muchos clubes no tienen el lujo de contar con al menos un figurante en el club que sea zurdo y lleve la manga en la derecha. Así es que las alternativas están mucho más limitadas. Bajo ningún pretexto deberíamos arriesgarnos a una lesión tanto del figurante como del perro. La única opción que puedes tener es viajar hasta un club para trabajar con un figurante que pueda recibir en el brazo derecho o asistir a un seminario con alguien que lo haga. Me encontré con que en el ataque los perros no dan evidencia de tanta incidencia por la presentación del lado diferente, dado que existe algo de provocación implícita de alguna manera por parte del figurante. Para perros destinados a las grandes competiciones donde el que un figurante emplee una manga diestra puede ser una posibilidad, diría que alguna exposición es condición necesaria. Pero esto no ocurre lo suficientemente a menudo para garantizar los riesgos.

Es algo que cada figurante tiene que decidir por su cuenta si quiere intentarlo y está capacitado para ayudar a los perros de su club a tratar con esta dificultad. Pero hágalo con cautela y de una manera segura. Las pruebas de coraje completas no son necesarias. Todo conduce a que el perro vea la manga al otro lado y se dé cuenta de que puede entrar como siempre lo hizo. Hablo de exposición nada más. Ten esto claro, y practica con la manga correctamente presentada para acertar, el perro hará el resto. Una vez que un perro lo ha hecho unas cuantas veces, parece que no interfiere con su habitual técnica contundente en lo más mínimo.

El transporte en el lado derecho


Finalmente, está el transporte del perro. Esto implica bastante coordinación por parte del figurante si no está acostumbrado a trabajar en la derecha. Es especialmente importante para perros que han evidenciado un deterioro en el agarre con anterioridad debido al instinto. La mayoría de las veces la causa de este problema de agarre es el conflicto figurante - perro. Y ya que es el figurante el causante, cualquier cosa que éste haga puede constituir un factor. Enseñamos al perro cómo tratar con la presión a la que se enfrenta durante un transporte y le lleva a solucionar el problema. Pero para hacer esto, el perro tiene que ser enfrentado a la presión para aprender a tratarla. Así es que sólo es lógico que el perro tenga que exponerse a ser transportado en la derecha si con ello puede aprender a manejar la tensión nerviosa a la que se enfrenta durante este ejercicio.

Como figurantes, tenemos primero que aprender la mecánica de cómo transportar a un perro sobre la derecha. El método óptimo para aprender es practicar sobre perros que sean muy sólidos y que se dejen transportar. Es fácil dar un traspié y tropezar al principio, así es que tener que luchar realmente contra un perro no es lo correcto. Comienza lentamente con un paso de transporte lento, y aumenta la velocidad a medida que la coordinación mejore. El transporte a la carrera debería dejarse para más tarde, dado que requiere más velocidad y coordinación. Una vez que el figurante cuenta con la técnica para transportar un perro en la derecha, tiene que comenzar a enseñar a los perros en el adiestramiento a tratar de ser transportados en la derecha. Así nuevamente las cosas tienen que ralentizarse para exponer al perro a la situación de ser transportado en la derecha, sin tener que enfrentarse a la presión de la velocidad y la intensidad. Hasta que no transportemos a un perro en el lado habitual, no podemos impartir la enseñanza debido a que carecemos de control, de esta manera tenemos que poder aumentar o disminuir nuestra velocidad e intensidad en la medida en que el perro nos lo permita.

Conclusión


Este artículo se basa en mis observaciones. Durante años he sufrido lesiones y algunas veces mi brazo ha llegado a cansarse, de manera que me colocaba la manga en el otro lado. La diferencia que me creó a mí y a los perros me impactó. Siempre he contado con equipo ambidextro, e incluso lo he utilizado. Pero nunca tan deliberadamente como en los último años. Los perros de trabajo que eran superiores a mis aptitudes me revelaron que tenía que trabajar también en mí mismo, para mantener el mismo paso que los perros. Asegurándome de que mis limitaciones como figurante no se convierten en limitaciones de los perros en sus carreras deportivas. Esto fue lo que me hizo trabajar en recibir a los perros por ambos lados y en el uso de mangas de ambos lados. Agradezco a las personas y perros que me permitieron trabajar en mi mismo y espero que pueda recompensarles ahora ayudando a los perros a estar mejor preparados sobre el campo.

El propósito del artículo es como siempre dar especial relevancia a una observación que siento tiene importancia en el adiestramiento. Gracias al uso compartido de información e ideas el adiestramiento continúa mejorándose. La gente comparte sus perros conmigo trayéndolos al campo. Me gusta compartir lo que aprendo de estos escribiendo sobre ello.


AUTOR


Armin Winkler
E-Mail: AWKobold@aol.com
Web: http://www.schutzhundvillage.com/arminhome.html

Traducido por : corby
E-Mail: corbycan@ya.com


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com