Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Menú
Páginas Amarillas
Día Europeo de la Víctimas Terrorismo
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Estadísticas
Preparación Fisica: La preparación del Galgo de Campo  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 48050 veces
Tamaño 25.96 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

La preparación del Galgo de Campo


Oscar Hernández Zarzuelo
Miguel Angel Castrillo Gutiérrez
Febrero de 2003



En la actualidad, la teoría del entrenamiento aconseja a todo ser humano o animal que desee conseguir un rendimiento relevante, entrenarse durante un cierto tiempo y de una forma determinada. Sin embargo esta afirmación, dista mucho de ser nueva, ya en el mundo heleno, como en la actualidad, existían entrenadores profesionales dedicados todo el día a sus discípulos, para llevarlos a la competición en unas condiciones óptimas. El histórico filósofo Platón, recomendaba al respecto, que el atleta debía entrenarse a diario, sobre todo a los boxeadores y corredores de medio fondo y fondo, ya que en ellos, los adversarios, podrían encontrar puntos débiles.

El éxito de los deportistas helenos y con ellos el de una era de platino, en lo que a acontecimientos deportivos se refiere, estuvo basado en las cuatro premisas fundamentales que ellos dominaban y seguían a rajatabla, estas son: dormir o descansar bien, entrenarse, alimentarse de forma sana y específica a su prueba y por último escuchar las discusiones filosóficas. De estos cuatro elementos, los tres primeros son fácilmente aplicables a la preparación que debe darse a un galgo de campo o a cualquier animal deportista. Incluso las discusiones filosóficas que ellos utilizaban como ayuda psicológica al atleta, podría tener una similitud con lo que los galgueros llamamos codicia (ganas y empeño que el galgo pone tras la liebre), la cual hay que admitir, nos viene dada genéticamente, pero que ha de tenerse en cuenta, a la hora de buscar descendencia, en los progenitores.

Estas cuatro premisas que los helenos nos trasfirieron en el 490 a.C., se han consolidado en nuestros días como los componentes básicos de la preparación de un atleta para la competición, en este caso, en las carreras de galgos en campo. Estos componentes son:

  • Preparación táctica.
  • Preparación psicológica.
  • Preparación técnica.
  • Preparación física
  • Preparación biológica.
Empezaremos por los que menos importancia pueden tener en el mundo de los galgos de campo y posteriormente ahondaremos en las que tal vez, sean de mayor eficacia o mejor dicho, en las que el preparador puede intervenir de forma más directa.

El fin básico, que buscamos todos los preparadores con nuestros canes, a través del entrenamiento, es preparar su organismo para que rinda a la perfección en un momento determinado de la temporada. Para conseguir ese máximo rendimiento se dice que el perro atleta (en este caso) debe estar en forma. En forma física, en forma técnica, en forma psicológica, etc. Matveyev, un entrenador ruso de máximo prestigio, decía que a las finales olímpicas llegan los mejores preparados físicamente, pero las medallas son para los mejores preparados biológica y psicológicamente. Esto mismo es comparable con lo que viene pasando anualmente en el Campeonato de España de galgos en campo, en el que suelen llegar los  galgos mejores físicamente, pero no siempre gana el que más en forma está, sino a quines les ha favorecido más el tipo de liebre, el terreno por el que han corrido las carreras previas, el tipo de rival, incluso el que ha tenido más suerte en aspectos como el sorteo (el caso más claro lo hemos tenido este año 02/03 en el que la subcampeona de España se ha plantado en la final eliminando solo a un perro en octavos).

Vemos por tanto que el concepto " estar en forma" es muy relativo y no tiene un carácter fijo e inmutable, en el momento que varíen uno o varios componentes variará la forma. Lo que si está claro, por parte de los estudiosos del tema, es que la forma requiere inevitablemente tres fases:

  1. En la que se tratan de sentar las bases que conducirán a los resultados óptimos.
  2. En la que se trata de conservar y estabilizar la situación favorable conseguida.
  3. En la que la forma desciende inevitablemente como consecuencia de haber alcanzado previamente una cima deportiva.
En el mundo galguero hay preparadores que no aceptan que sus ejemplares hayan podido perder la forma, ya que es imposible que se mantenga en la cumbre toda la temporada, y los fracasos los achacan a aspectos como: " no ha comido bien", " parece que está malo", etc.

Una vez aclarado el concepto de forma deportiva pasamos a analizar cada una de las preparaciones:

PREPARACIÓN TÁCTICA:



La táctica que un preparador de galgos en campo puede transmitir a su can es nula o inexistente, ya que éstos tendrían, entre otras cosas, que aprender a hablar. Sin embargo, si entendemos por táctica, las acciones y procedimientos que un galgo utiliza durante una carrera tras la liebre; si que podemos hablar de que el galgo utiliza una táctica, en la carrera. Ahora bien, esa táctica va a estar determinada por cómo el preparador haya sabido dosificar el número de liebres. Con esto nos estamos refiriendo a los galgos " sucios" (aquellos que no siguen la trayectoria marcada por la liebre o tiran líneas para recortar terreno a ésta), ya que un altísimo porcentaje lo son, como consecuencia de la mala gestión, que su preparador, ha hecho de las liebres corridas. Por tanto, podemos decir, que el preparador no transmite al galgo una táctica concreta, pero sí que tiene mucho que decir en la táctica que el galgo utilizará posteriormente tras la liebre. Lebreles que han sido puestos en liebre en el mismo corredero una y otra vez, no dudarán en utilizar técnicas, no permitidas en el reglamento,  para atrapar la misma lo antes posible y con el mínimo esfuerzo.

Por otro lado, los perros que en esta especialidad se dice que saben correr, son aquellos que pese a no utilizar estrategias prohibidas por el reglamento saben tapar la liebre, cogen aire durante la carrera después de un esfuerzo para llegar a una liebre o aprenden a no tirarse innecesariamente a por esta. El caso más claro, lo tenemos en la presente campeona " Tara" de Toledo, la cual, además de tener grandes facultades físicas desplegaba en carrera una gran inteligencia para dosificar todos sus esfuerzos.

PREPARACIÓN PSICOLÓGICA:



Aunque parezca absurdo hablar en este mundo de la preparación psicológica, parece que cada vez tiene más que decir en cualquiera que sea el campo deportivo. Si no fuera así, cómo responderíamos a cuestiones como:

¿Por qué cuando un perro es apartado del hábitat donde se encuentra habitualmente no está tan alegre como en días anteriores?, ¿Por qué el galgo, en este caso, cuando acude a competir sin el amo o preparador, suelen tener malos resultados? o ¿por qué quitar la compañía de la misma especie de un animal supone que éste no se comporte de la misma manera?.

Todas estas cuestiones ofrecen una respuesta muy cerca de la psicología.  Cuestión importante, es el hecho de que un galgo de campo se pare sin haber agotado todavía sus reservas energéticas, esto no tiene otra explicación que la psicológica, es decir, sería un perro falto de codicia, como veíamos en la introducción y que habrá que desestimar para el apareamiento y posterior descendencia.

Como conclusión, podemos decir, que el comportamiento del galgo puede ser modificado muy fácilmente por situaciones o conductas que mucho tienen que ver con el concepto psicológico.

PREPARACIÓN TÉCNICA:



Este tipo de preparación se define o mejor dicho, está basado, en la economía y la eficacia, es decir, que el gesto o acción tenga éxito gastando la menor cantidad de energía posible. En el mundo del galgo, la técnica está basada única y exclusivamente en la carrera y a su vez la técnica de carrera depende de dos factores fundamentales:

  1. Amplitud de zancada: Distancia recorrida entre una zancada y otra, en perros sería la distancia entre los apoyos traseros y los delanteros.
  2. Frecuencia de zancada: Número de zancadas por unidad de tiempo.
Está claro que el animal que tenga una gran amplitud y una alta frecuencia de zancada, tendrá mucho ganado. Estos dos factores unidos, es lo que el galguero denomina como " paso" y ha sido trasmitido a nuestros galgos por el greyhound o galgo inglés.

¿Cómo puede influir el preparador en la técnica del galgo?

Bien, como Amalio de las Heras indica en su artículo " Alternativa sana a los anabolizantes hormonales", en las edades tempranas del perro se puede intervenir y corregir defectos técnicos en la forma de correr del cachorro. El trote es un ejercicio muy recomendado para mejorar tanto la frecuencia como la amplitud de zancada.

En perros que se dediquen a otras disciplinas como son los recorridos, el salvamento, musing, etc, la técnica tendrá más importancia en otras actuaciones de los mismos.

Hay ejemplares que pese a tener una forma de correr fea o poco ortodoxa obtienen buenos resultados, y al contrario, animales que pese a tener una técnica aparentemente bonita o espectacular no obtienen frutos, bien por falta de facultades fisiológicas (cardiovasculares y respiratorias), bien por falta de codicia.

PREPARACIÓN FÍSICA:



El objetivo de ésta es el desarrollo de la condición física del atleta (en este caso el galgo) a nivel óptimo, para asegurar el fortalecimiento y el rendimiento de éste. Se puede obtener información más de tipo general en el artículo que publicamos también en voraus.com, " La adaptación y los principios básicos del entrenamiento del perro atleta", en él podemos entender el proceso de entrenamiento de forma global. Sin embargo los lectores siempre pedimos algo más específico de un artículo, necesitamos mayor especificidad en cuanto al tipo de entrenamiento que cada uno realizará con sus galgos. Pues bien, hemos de decir, en primer lugar, que si alguien está utilizando una técnica novedosa y con ella está obteniendo resultados positivos en competición, no la publica en toda su extensión, y en segundo lugar, hay que quedar claro, que en el mundo del entrenamiento, ya sea de personas o animales, no existen " recetas" que resulten positivas a todos por igual, es decir, lo que para un perro es un entrenamiento ideal que lo hace mejorar, para otro puede ser demasiado fuerte o se queda corto. Por eso es tan fascinante el mundo del entrenamiento, ya que cada entrenador busca todas las estrategias posibles para que sus discípulos obtengan buenos resultados en la competición. Lo que si hemos de tener claro es que aquel preparador que no entrena sus ejemplares no mejorarán nunca. Hay galgueros que encierran a sus canes durante toda la veda (8 meses) y pretenden que posteriormente, en la competición, obtengan buenos resultados.

Antes de pasar a ver los tipos o medios de entrenamiento del galgo de campo hemos de diferenciar dos tipos de preparación física:

  1. Preparación física general: Es aquella que se utiliza al inicio de la preparación y que tiene por objetivo estimular al galgo y preadaptarlo al esfuerzo. En el mundo galguero este tipo de preparación es la que se realiza en época de veda y serían los paseos de corta y larga distancia, para hacer que los animales jóvenes se vayan musculando y los adultos no acumulen grasas innecesarias.

  2. Preparación física especial: Cumple el principio de especificidad, es decir, utiliza la propia competición o los medios que más se asemejen a ella, para obtener una puesta a punto óptima del galgo. Está claro que este tipo de preparación sería correr liebres, ahora bien, hay que tener muy claros aspectos como: ¿Cómo?, ¿Dónde? o ¿Con quién?, ya   que es muy importante que las primeras experiencias sean positivas y acaben con la muerte de la liebre, con lo que conseguiremos que mejore su predisposición y su codicia a este tipo de competición. Hay que ser muy coherente a la hora de poner liebres  a los galgos que queremos para la competición, ya que muchas veces lo que hacemos es perjudicarlos más que beneficiarlos.

En cuanto a los medios que podríamos utilizar, sobre todo para la preparación física general tendríamos:

Paseos cortos: Se suelen utilizar con cachorros y perros jóvenes. El paseo será de entre 3-5 km y se suele realizar andando, a caballo o en bicicleta. Es importante que los perros vayan realizando trote en extensión para mejorar la técnica, como veíamos en el capítulo anterior.

Paseos largos: Van destinados a los perros que ya son adultos (9 meses en adelante). Con este tipo de trabajo estaremos mejorando tanto el sistema circulatorio o cardiovascular como el respiratorio y como consecuencia directa la resistencia aeróbica. El paseo se realizará de entre 10-30 km dependiendo de factores como:

  • Estado del terreno que pisan: si está muy seco se pueden destrozar las almohadillas plantares.  En verano los paseos se intentarán realizar a primera hora de la mañana, ya que el terreno se encuentra más fresco y a menor temperatura que al resto de las horas del día.

  • Temperatura ambiente: Nunca se debe realizar un entrenamiento por encima de los 20ºC, ya que nos arriesgamos a un golpe de calor del animal.

  • De la época del año: Si falta mucho o poco para que llegue la competición.

  • Características del galgo que estemos entrenando: Si es más de paso o de fuerza.

La velocidad variará en función de los mismos factores, pero rondará entre los 15 y los 30 km/h de media.

Durante el recorrido y con el objetivo de estimular el sistema anaeróbico láctico del animal, es importante hacer cambios de ritmo de cortas y largas distancias (200m a 1 km), que obligue al animal a esforzarse y acumular ácido láctico con lo que mejoraremos sus sistemas tampón (para eliminar el ácido láctico).

Este tipo de paseos se suelen realizar a caballo, en moto o en coche. Lo ideal es que los perros vayan sueltos porque de esta forma se autorregulan, pero en caso de no ser posible pueden ir atados.

Por último hay que decir, que es importante variar los paseos y el tipo de suelo por el que se realizan, tanto en los paseos cortos como en los largos, ya que aumentará la motivación del perro hacia ejercicio.

Natación: Como ya apuntaba Amalio de las Heras, la natación es una alternativa muy provechosa para el entrenamiento de perros y no iba a ser menos el galgo. Sobre todo en verano, podemos utilizar este tipo de entrenamiento en el agua, obteniendo como ventajas:

  • Mejora de la respiración (capacidad pulmonar) ya que en muchos momentos deben trabajar con la boca cerrada aguantando la respiración.

  • Tiene un efecto terapéutico en animales con problemas de lesiones musculares, tendinosas o ligamentosas.

  • En el agua, hacemos trabajar todos los músculos del cuerpo no solo los implicados en la carrera, como en el caso de los paseos.

  • Rompemos (a nivel de preparación psicológica) la monotonía de los paseos y hacemos trabajar al animal con más entusiasmo.

Os podemos asegurar que este tipo de entrenamiento ya ha sido utilizado por galgos que han estado en el Campeonato de España de Galgos en campo. Obteniéndose óptimos resultados.

PREPARACIÓN BIOLÓGICA:



Es un tipo de preparación que aunque se ha empezado a planificar desde hace poco tiempo se ha tenido en cuenta desde 500 años a.C. La podríamos definir como los procedimientos o productos que contribuyen a aumentar la capacidad de trabajo, acelerar las recuperaciones, disminuir el cansancio o intensificar los procesos de adaptación y todo ello sin perjudicar la salud del galgo. No me gustaría que este tipo de preparación se confundiera con el doping, ya que éste sería el lado oscuro de la preparación biológica y lo debemos de evitar siempre. Hemos de pensar que de las 24 horas que tiene el día solo 1 o 2 las pasan entrenando y el resto del día pasa a ser preparación biológica. ¿Qué sería de un atleta que entrenara una hora diaria y luego fumara, bebiera, no descansara, se alimentara mal, etc?.

Vamos a ir analizando algunos de los puntos clave de esta preparación:

  1. Descanso:
    Es obvio que la forma de descansar de nuestros animales es importantísima para que puedan rendir posteriormente tanto en los entrenamientos como en la competición. El lugar donde los galgos descansen debe ser higiénico, donde no existan corrientes de aire (ya que por el tipo de abrigo de estos canes suele conducir a enfermedades respiratorias) y sobre todo mullido para no dañar ninguna parte del cuerpo del atleta y no crear callosidades por el roce del animal, al contactar constantemente con una parte dura como puede ser el cemento, madera o hierro.
  1. Alimentación:
    Este apartado debería ser analizado por un veterinario, sin embargo podemos hacer alguna reflexión al respecto, en cuanto a la alimentación de los galgos se refiere. En primer lugar, no se nos debe olvidar que el perro es un carnívoro y como tal su alimentación debe estar basada en la carne. Los galgos de campo, por el tipo de ejercicio que realizan, son mediofondistas, sus carreras suelen durar entre 50" y 4´, lo que nos hace pensar que la obtención de energía es por vía anaeróbica láctica. Pues bien, pese a que en humanos este tipo de ejercicio implicaría una dieta al 75% de hidratos de carbono, hay varios estudios que demuestran en el galgo una característica que les permite sintetizar glucosa a partir de algunos aminoácidos lo que hace que puedan mantener su nivel de glucosa en sangre y de glucógeno hepático y muscular. Además, destacar que los galgos, también, parecen estar adaptados a este tipo de esfuerzos y la recuperación de su pH en sangre y su concentración alta de lactato no supera más de una hora.

    La base de la alimentación del galgo debe ser por tanto la proteína, la cual, su mejor procedencia es de la soja, leche, huevo y del suero de la leche.

    Por último resaltar que los perros necesitan un máximo de 4 horas para hacer la digestión y que a partir de este momento están consumiendo energía de la última ingesta, por eso no es necesario, si el animal va a competir a las 12:00 horas del día siguiente, que su última toma sea la cena del día anterior, sino que puede ingerir un desayuno, no muy copioso, el día de la competición a primera hora (4 horas antes de la competición). Además sería conveniente que hasta 2 horas después de haber competido no comiera nada, ya que todavía está eliminando toxinas.

  2. Masaje:
    En primer lugar hay que destacar los tipos de masaje que existen. Por un lado tenemos el masaje terapéutico y por otro el relajante. El primero de ellos tiene como función corregir alguna deficiencia a nivel de aparato locomotor y debe ser realizado por un especialista, y el segundo que tiene por objetivo la relajación del músculo, es el que puede realizarse por un aficionado. De las diferentes técnicas de masaje relajante que existen las más utilizadas en el mundo de los galgos son:
    • El amasamiento: Consiste en amasar (como si de hacer pan se tratara) una zona o grupo muscular con el fin de mejorar la circulación sanguínea y la relajación del músculo. Se suele utilizar después de una fuerte competición o entrenamiento.
    • Las percusiones: Consiste en realizar pequeños golpeos en las grandes zonas musculares ( con el canto de las manos o los dedos) con el fin de estimular y no relajar la zona muscular elegida. Por tanto, al tener una función principalmente estimuladora, se realizará justo antes de una competición, sobre todo los días en que las temperaturas sean muy bajas.
  3. Aspectos higiénico-sanitarios: Aunque en seres humanos este apartado suele darse por entendido, en perros es todo lo contrario, es decir, para que todo lo demás se pueda dar, es necesario que la higiene y la salud del animal estén perfectamente cuidadas. Desde que son cachorros, deben estar vacunados de parvovirosis y moquillo principalmente, además de la obligatoria antirrábica de forma bianual. Es conveniente que se revacune anualmente sobre todo en aquellos ejemplares dedicados a la cría.

    Por otro lado, además de las vacunaciones y antes de realizar cada una de ellas, es necesario desparasitar a los animales. Utilizar los productos adecuados para que los ejemplares queden totalmente limpios a nivel interno, ya que si no es así nunca veremos a nuestros perros con la suficiente salud para afrontar la competición y por supuesto los entrenamientos diarios.

    Por último en este apartado es necesario que insistamos en la importancia de la limpieza y desinfección de los lugares donde habitualmente se encuentran nuestros animales, no solo por ellos, sino también por higiene personal. Para ello trataremos de que nunca existan parásitos externos como pulgas, garrapatas, etc. Esta desinfección debe realizarse cada tres meses a base de Permetrina. En este sentido es bueno cambiar cada cierto tiempo de producto utilizado, ya que pueden llegar a hacerse inmunes al veneno habitual.

  4. Ayudas ergogénicas: Como la primera palabra indica son ayudas y en dosis moderadas, nunca deben ser confundidas con el doping. Todos sabemos que cualquier persona o animal que realice una actividad física importante, aumenta su metabolismo energético y hace que el gasto sea mucho mayor que en las personas o animales sedentarios. Pues bien, la administración de productos que palien estas carencias, es el objetivo de este apartado. Se ha comprobado en numerosos estudios que la administración de ayudas ergogénicas en diferentes deportes ha hecho que los implicados en ellos, mejoren su rendimiento, y el mundo de los galgos no iba a ser menos. El problema se encuentra en la cantidad a administrar, lo cual está siendo en estos momentos objeto de estudio.

    Muchas de las ayudas no son más que vitaminas y/o minerales, necesarios en cualquier ser vivo y otras, compuestos químicos, que como decíamos al principio de este apartado, contribuyen a aumentar la capacidad de trabajo, acelerar las recuperaciones o disminuir el cansancio.

    Nombraré a continuación, algunas de las ayudas que se pueden administrar, aunque sin atreverme de momento, a dar dosis concretas, ya que no existen estudios con galgos de campo aunque si con galgos de pista o greyhounds.

    • Aspartatos: Son disminuidores de la fatiga. Muy útiles para rendir mejor en caso de tener que competir al día siguiente.
    • Cafeína: En determinadas dosis producen mejoras en el rendimiento tanto en esfuerzos aeróbicos como anaeróbicos. Dosis superiores a 10 mg/kg de peso vivo es considerado ilegal y por tanto doping.
    • L-Carnitina: Favorece la oxidación de los aminoácidos de cadena ramificada y por tanto los esfuerzos de larga duración.
    • Citrato sódico: Efecto ergogénico con una mejora de entre el 1 y el 4% en esfuerzos de alta intensidad e intermitentes.
    • Creatina: Muy utilizado en el mundo de la equitación. Tiene un potente efecto el difosfato de creatina, para deportes de alta intensidad y corta duración, aunque también se han demostrado mejoras en ejercicios de duración media y de intensidad alta como es el caso de las carreras de galgos en campo.
    • Las ampollas de glucosa que se administran a los galgos entre carrera y carrera no son más que una ayuda ergogénica que hacen aumentar los niveles de glucosa en sangre para ser utilizada en el próximo esfuerzo. Estas ampollas nunca deben ser administradas antes de competir por primera vez ya que harían aumentar la insulina y con ello provocarían una disminución acelerada del glucógeno hepático.
Para terminar, hemos de decir, que en el mundo de los galgos, como en cualquier disciplina deportiva, el talento y por tanto la GENÉTICA, juegan un papel importantísimo. Todos los factores que aquí se han tratado estarán siempre en función de  las cualidades innatas del galgo, aunque no debemos engañarnos, en igualdad de condiciones genéticas, ganará siempre el que mejor preparado esté. Por último resaltar una frase del Dr. Sabino Padilla, entrenador biológico, entre otros, de Miguel Indurain: " Nadie hace de un mulo un caballo de carreras".


AUTORES


Oscar Hernández Zarzuelo
Licenciado en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el deporte. Granada.
Entrenador Nacional de Atletismo.
Juez Regional de Carreras de galgos en Campo.
Ohz@latinmail.com

Miguel Angel Castrillo Gutiérrez
Campeón de España con "Light" (1991) Liebre mecánica 800 m.
Semifinalista en el Campeonato de España de Galgos en campo con "Sevilla" (99/00) y "Salada" (02/03).


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal