Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Clicker: Condicionamiento Instrumental:  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 8400 veces
Tamaño 15.65 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Una explicación acerca del Entrenamiento del Clicker

por Melissa Alexander, julio 2002


Titulo Original: A Clicker Training Primer
Original en : http://www.clickersolutions.com/

El siguiente artículo fue escrito para el club del bretón spaniel en el  boletín de noticias de América 'El comentarista.', en la edición de julio de 2002.

He acordado escribir una serie de artículos para el 'comentarista' para explicar los conceptos y las filosofías del entrenamiento del clicker. En próximas ediciones, aclararé algunos mitos comunes sobre el entrenamiento del clicker, explicaré cómo conseguir los comportamientos (y fijarlos una vez logrados), intentaré enseñar cómo ocuparse de los comportamientos indeseados o, de los problemas, y ahondaré en las implicancias de la confianza, de la fluidez, y de la planificación del entrenamiento. En este primer artículo voy a definir el entrenamiento del clicker, introducir algunos términos comúnmente empleados en este tipo de entrenamiento, y explicar cómo se relaciona con el condicionamiento instrumental.

El Entrenamiento del Clicker se define


Créalo o no,  no es fácil definir.  No hay definición 'oficial',  así que un adiestrador puede definirlo absolutamente diferente de otro. Muchos han utilizado el clicker como marcador dentro de un programa  no-tradicional, como una señal aversiva para marcar (o castigar) un comportamiento indeseado, como señal para la atención, y como señal para la memoria. Aunque todas estas son aplicaciones válidas del clicker, ningunos de ellos son ejemplos de esta clase  de entrenamiento.' El adiestramiento con  Clicker es una técnica para el entrenamiento de animales  y una filosofía del entrenamiento.

Como técnica, el entrenamiento del clicker confía en el refuerzo positivo para lograr que el animal repita con mayor probabilidad en el futuro el comportamiento deseado. Dos cosas, sin embargo, hacen del entrenamiento con clicker único.

Primero, sus reglas acentúan la ciencia subyacente en el método. El entrenamiento con Clicker se basa en los principios del condicionamiento instrumental  y del condicionamiento clásico. Los adiestradores tradicionales discuten a menudo que sus métodos se pueden también explicar usando la terminología del condicionamiento instrumental, y eso en parte es verdad. Los entrenadores aplican activamente los principios antes y durante el entrenamiento, sin embargo, no son justos con la terminología para  poder explicar los resultados. Esto hace al clicker más que un método, más que un sistema de recetas paso a paso para conseguir comportamientos. Los entrenadores con Clicker que aprenden los principios subyacentes tienen a su disposición un sistema de gran alcance con las herramientas que les permiten analizar comportamientos, modificar los métodos existentes para cada animal en particular, y crear  nuevos métodos donde  no existieron  previamente.

En segundo lugar, se utiliza una señal para marcar, el clicker, para comunicarle al animal cuándo  hace lo que uno desea. El clicker es como una cámara fotográfica 'que toma un cuadro' del comportamiento que usted está entrenando.

Esto es muy simple:
  • Consiga el comportamiento.
  • Marque el comportamiento.
  • Refuerce el comportamiento.
Por ejemplo,  desea enseñar a su perro a sentarse.  Cuando él se sienta, usted hace click. Entonces  le da un premio. ¡El tecleo significa que el  comportamiento correcto está allí! ¡Eso es lo que deseo!' y 'te has ganado una recompensa.' Si usted clickea y refuerza a su perro, éste se sienta cada vez más, él pronto aprenderá que el 'sentado' gana un premio y ofrece este comportamiento más a menudo. Luego agrega  una señal, 'sentado', para decirle cuando quiere que realice la acción.

Más importante, el entrenamiento del clicker es más que usar  un aparatito para entrenar a su perro. Es una  manera de pensar, una manera referente que se refuerza creando  una sociedad entre el animal y Ud. Como filosofía, el entrenamiento del clicker se ha desarrollado a partir de los trabajos y las ideas de Karen Pryor, Jean Donaldson, Bob y Marian Bailey, Turid Rugaas, Murray Sidman, y otros que creen que es posible entrenar a un perro  (o levantar a una familia, o vivir una vida acertada) usando el principio del refuerzo positivo en vez de la coerción o de la fuerza.

El acoplamiento al condicionamiento instrumental


Según lo mencionado arriba, el entrenamiento del clicker se basa en los principios del condicionamiento instrumental. En el video 'sea paciente con  las ardillas listadas (Chip y Dale, de  los dibujos de Disney*),' Bob Bailey define al condicionamiento instrumental  como la ciencia de explicar  el comportamiento y la técnica para  cambiarlo. Los principios del condicionamiento instrumental describe cómo los animales aprenden. Cuando los entrenadores utilizan este sistema, aplican los principios para obtener los resultados que desean.

El condicionamiento instrumental opera en  tres fases:

  • el estímulo provoca el comportamiento,
  • el comportamiento real del animal,
  • la consecuencia ocurre como resultado del comportamiento.
Según este marco teórico, la consecuencia de un comportamiento determina si será repetido o no en el futuro. Si la consecuencia consolida un comportamiento - ocurrirá con más  frecuencia - decimos que se ha reforzado el comportamiento. Los entrenadores del Clicker utilizan el refuerzo positivo para enseñar nuevas habilidades. Por otra parte, el comportamiento que  conduce a experiencias desagradables ocurre con menos frecuencia. El castigo (según lo definido abajo) suprime comportamientos indeseados.

La experiencia lleva a algo que es agregado (+) o quitado (-) del ambiente. Esto nos conduce a las definiciones de cuatro términos del condicionamiento instrumental. 

Medios positivos de refuerzo (R+) harán que el animal trabaje para consolidar (aumente la frecuencia de) un comportamiento. Por ejemplo, dar al perro un premio para 'el sentado' aumentará la probabilidad  de que el perro se sentará otra vez.

Medios positivos de castigo (P+) harán que el  animal trabaje para evitar  (disminuya la frecuencia de) un comportamiento. El sacar de un tirón  cuando un perro  salta para saludar a la gente es un ejemplo de P+, usado para suprimir el comportamiento de saltar. Otros ejemplos comunes de P+ incluyen el  grito, golpecitos en la nariz, el azote, la descarga eléctrica, y las 'trampas explosivas camufladas'.

Medios negativos de refuerzo (R -) harán  que el animal trabaje para evitar fijar (aumente la frecuencia de) un comportamiento. Un sujetador de orejas, usado tradicionalmente para entrenar 'el sostener', es un ejemplo clásico de R -. Los sujetadores de orejas sirven para hacer que el perro abra su boca, con lo cual el entrenador inserta el rodillo, entonces para reforzar 'el sostener' el rodillo, se quita el sujetador de orejas. Se  requiere que un primer estímulo aversivo esté aplicado mediante una orden para  luego ser quitada.

Medios negativos de castigo (P -) hacen que el animal trabajare para  suprimir (disminuya la frecuencia de) un comportamiento. Por ejemplo, el  perro salta para conseguir  atención. Dándose vuelta  o alejándose de él  le quita la atención que él desea.

Comúnmente son mencionados los  cuatro principios del refuerzo y del castigo como: los 'cuatro cuadrantes de condicionamiento  instrumental'. Esa frase es engañosa por dos razones.

Primero, implica que los cuatro principios gravitan de igual manera en un programa de entrenamiento. En realidad, el castigo -- particularmente castigo positivo -- tiene varias desventajas, en cierto grado, que  lo hacen inadecuado para la mayoría de las fases del entrenamiento. Además, porque un  estímulo aversivo debe ser aplicado o amenazar con él antes de que el refuerzo negativo pueda ocurrir, el refuerzo negativo es también una opción pobre.

En segundo lugar, la descripción de los  principios no incluye una  quinta regla  del condicionamiento, una en que este tipo de  entrenamiento haga uso particular. Éste es el principio de la extinción. Con la extinción, un comportamiento se debilita ante la ausencia de cualquier clase de refuerzo. Por ejemplo, si nadie da  respuesta a  sus golpes en una puerta, usted no llama más. Si un perro no puede alcanzar comida  del perro que vive del otro lado de la  cerca, parará eventualmente de intentarlo.

Porque la extinción no tiene las desventajas asociadas al castigo, los entrenadores del clicker utilizan la extinción para reducir o para eliminar la mayoría de los comportamientos indeseados.

Una pintura más exacta de la relación entre los principios del condicionamiento instrumental y el entrenamiento del clicker comienza con la imagen de una torta. El refuerzo positivo es el pedazo más grande, tomando quizás dos tercios de la torta. El segundo pedazo más grande es la extinción. El tercero más grande es  el castigo negativo. El castigo positivo y el refuerzo negativo son apenas dos trocitos de esta torta imaginaria. La cosa más importante a observar es que un programa de entrenamiento completo y  confiable se puede componer enteramente del refuerzo positivo, de la extinción, y, en menor  grado, del castigo negativo.

¿Es importante saber estas definiciones? Sí, por dos razones.

Primero, nos ayuda a entendernos mucho mejor. En el uso diario, las palabras bueno se usa para  'positivo' y malo para  'negativa'. Sin embargo, en el condicionamiento instrumental  y el entrenamiento del clicker, refieren  a algo agregado o a algo quitado. El 'castigo' es otra palabra que lleva connotaciones fuertes en  la lengua diaria, pero en el contexto del condicionamiento, el castigo significa solamente la supresión de un comportamiento.

En segundo lugar, si no se entiende la metodología;  hace que este tipo de entrenamiento se transforme nada más que un libro de cocina lleno de recetas que sirvan o no para trabajar con  su perro. ¿Por qué? Porque si usted no entiende los principios del comportamiento subyacente,  no puede examinar una situación de entrenamiento, determinar porque está trabajando, y adaptarse a su perro en particular.

Subconjunto, No es sinónimo


El condicionamiento instrumental se basa en cinco principios fundamentales, y estos son métodos legítimos para cambiar un  comportamiento. El entrenamiento del Clicker, sin embargo, no hace uso de los cinco principios.

Karen Pryor, que acuñó el término 'entrenamiento del clicker', define a este como  un subconjunto del condicionamiento instrumental, incluyendo solamente el refuerzo positivo,  la extinción, y en menor medida, el castigo negativo. Marian Breland Bailey, que, con su primer marido, Keller Breland, llevó el condicionamiento instrumental fuera del laboratorio e inició y perfeccionó el uso de los marcadores de acontecimientos en el entrenamiento, apoya esta definición.

El refuerzo negativo y el castigo positivo, aunque a veces eficaces para cambiar comportamientos indeseables, tienen varias desventajas posibles. 

  • Son difíciles de aplicar correctamente.
  • Pueden tener efectos secundarios inesperados, incluyendo miedo y  agresión.
  • Generalizan fácilmente, pero a menudo inadecuadamente.
  • Confían generalmente en el miedo, el dolor, o la intimidación.
  • Inhiben la buena voluntad del animal de ofrecer libremente el comportamiento.


Esto última  -inhibe la buena voluntad del animal de ofrecer  el comportamiento- son las razones que más lo vuelven incompatible  con el entrenamiento del clicker.

El entrenamiento de Clicker puede producir comportamientos increíblemente exactos, pero formar estos comportamientos depende de la buena voluntad del perro para experimentar, para ofrecer una variedad de respuestas. Un perro que se castiga por errores no va a estar impaciente por intentar cualquier cosa nueva.

Los entrenadores que se oponen al entrenamiento del clicker a menudo son los que utilizan el castigo positivo y el refuerzo negativo. Comparan la carencia de estímulos aversivos físicos con la carencia de consecuencias. Es importante decir que ningún estudio realizado, ha determinado que siempre el castigo positivo (o el refuerzo) es intrínsecamente más eficaz que el castigo negativo. Por  definición, todos son eficaces.  La confiabilidad no es nada mas que una estadística. La confiabilidad no se relaciona con el método, es un número, datos fríos, un porcentaje de ensayos correctos. En ediciones próximas explicaré más sobre cómo aplicar el entrenamiento del clicker según lo definido en este artículo para conseguir comportamientos exactos, confiables, pero primero, en la edición siguiente, aclararé algunos mitos comunes sobre el entrenamiento del clicker.

Melissa Alexander
mcalex@clickersolutions.com


AUTOR


Melissa Alexander
E-Mail: mcalex@clickersolutions.com
Web: Clicker Solutions

Traducido por : ClickerArgentina
E-Mail: clickerargentina@ciudad.com.ar
Web: ClickerArgentina


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com