Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
: (1/4)  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 6598 veces
Tamaño 5.21 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Preparación temprana del perro de búsqueda y rescate urbano y rural de area

por Engels Germán Cortés Trujillo, 2002



Se proponen criterios y actividades para introducir gradual y racionalmente a los cachorros (entre los 2 y los 6 meses de edad) a los ambientes y las actividades relacionadas con el futuro adiestramiento y trabajo en la Especialidad K-SAR, con el fin de anticipar y optimizar su futura selección y desempeño.

1. INTRODUCCIÓN:


Aunque no siempre es posible disponer del futuro perro K-SAR urbano y rural de área cuando éste todavía es un cachorro, a veces sí se puede. Contando con esto, es interesante explorar la conveniencia de introducir al animal en su futuro ambiente de trabajo: ¿Esa introducción es útil? ¿Es conveniente? ¿Cómo podría y debería hacerse? A continuación se da respuesta a éstas y otras preguntas relacionadas.

2. ETAPAS DEL ADIESTRAMIENTO:


El adiestramiento K-SAR urbano y rural de área es un encadenamiento de procedimientos de Condicionamiento Clásico (CC), y Condicionamiento Instrumental (CI), a lo largo de las etapas consecutivas de Preparación, Educación, Entrenamiento y Mantenimiento, en el siguiente orden:

PREPARACIÓN:
Alrededor de las 8 semanas y los 6 meses de vida del cachorro. Contiene la impronta del guía, la estimulación natural del uso y temprano desarrollo del olfato, el ejercicio físico racional y multiforme, la solución autónoma de problemas, el juego, la socialización intra e interespecífica, y la tolerancia gradual de ambientes y situaciones moderadamente estresantes.

Se persigue la viabilización ontogénica de las características filogenéticas del animal favorables para el objetivo planteado. A través de la disponibilidad de un medio estimulante, variado, gratificante y saludable se posibilita el afloramiento de las habilidades naturales del animal, propiciando su desarrollo y fortaleciendo su estado físico y psicológico. Durante esta etapa se insiste poco en el aprendizaje de órdenes operativas, que además el cachorro difícilmente aprende por inmadurez neurológica, sino que se posibilita su desarrollo, con algunas eventuales intervenciones operativas respecto a las normas básicas de convivencia con el hombre (higiene, alimentación, conducta doméstica).

En el proceso, el guía conoce las características físicas y comportamentales del animal, y decide su uso o exclusión para el servicio deseado. Lo importante aquí es, con la precaución debida a la inmadurez general del perro, la variedad de situaciones que posibiliten múltiples aprendizajes, ampliando el repertorio de respuestas y la adaptabilidad del sujeto.


EDUCACIÓN:
Entre los 6 y los 9 meses aproximadamente, correspondientes al paso de cachorro a juvenil. Se introducen las normas sociales del comportamiento del perro en el medio humano, imitando el modelo natural. Son las reglas instrumentales condicionadas para el control y manejo cotidiano del animal, básico para su permanencia en una familia y en la ciudad. Se fortalece la relación perro-guía y se intensifica la exigencia física, aún sin llegar al máximo.

Simultáneamente, a partir del conocimiento más profundo del sujeto se concreta la decisión sobre la continuación o no de su adiestramiento. Normalmente, éste es el único adiestramiento necesario para un perro no destinado a un oficio especializado.


ENTRENAMIENTO:
Alrededor de los 12 a los 20 meses. Casi exclusivamente desde el condicionamiento instrumental, el perro aprende un oficio que va más allá de la cotidianidad familiar.

Este es el objetivo final del adiestramiento, y lo pone a prestar un servicio ante las órdenes del guía, en espera de una gratificación. La exigencia física llega al máximo y se explotan las habilidades desarrolladas desde la preparación.

En el entrenamiento se somete al animal a las condiciones típicas del servicio, y se le prepara para que sortee eficientemente las variables que pueda encontrar. A diferencia de la educación, el control comportamental es compartido entre el guía y el pero. Es decir, el guía orienta el comportamiento, pero a partir de la orientación el animal decide qué ejecuciones hará. De obtener el resultado esperado, el guía reforzará al animal, o puede ocasionalmente reorientar su desempeño.


MANTENIMIENTO:
Durante la vida útil del animal (en promedio hasta los 10 años), es necesario reforzar el adiestramiento mediante prácticas periódicas del oficio. Ya sea en situación real o simulada, es conveniente un seguimiento de las conductas obtenidas en las etapas anteriores, reforzar las conductas adecuadas y eventualmente corregir desviaciones no deseadas o impedir la extinción del aprendizaje. Para esto es suficiente, si el servicio no es cotidiano, una sesión mensual completa tanto de la educación como del servicio específico y, cuando se prevé la próxima necesidad del perro, una sesión preparatoria antes de la real.

 Página: 1 2 3 4 Pág. Siguiente
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com