Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Raza: El Instinto de Guarda en el Presa Canario  
Autor
Publicado: 31/5/2003
Leídas 28431 veces
Tamaño 14.35 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

El Instinto de Guarda en el Presa Canario

por Manuel Curtó


Original en : http://www.irema-curto.com

Muchas veces se me ha preguntado por el carácter del Perro de Presa Canario, que si es cariñoso con los niños, con la familia, y guardián ¿es guardián el Presa Canario?, porque me han dicho..., bla, bla y bla. A lo que sin rodeos respondo que la uniformidad de comportamiento en el Presa Canario no existe, debería existir, pero no existe, y acto seguido procuro explicarle al interesado que hay presas y presas, ¿usted me entiende?, digamos que Perro de Presa Canario es la denominación de origen, como ocurre con los vinos, pero no se fabrican en serie; pero no, no me entiende, no me puede entender, porque a priori en su cabeza se aloja una idea completamente falsa del Presa Canario, la idea que le han vendido, claro está. Pero dígame cómo se comporta en familia, insiste, desde el otro lado del teléfono, mediante carta, o por e-mail. ¿Y es tan fiero como dicen?, ¿y es verdad que el Presa Canario ha sido incluído en la lista de perros peligrosos? Otros me dicen que quieren un Presa Canario para exposición, para ganar; éste lo quiere para la caza del jabalí, luego lo cruza con una perra Pitbull y vende los cachorros como alanos españoles, que son los mejores perros para el jabalí, dicen con más ánimo de lucro que deseos de ceñirse a la verdad; sí, Alfonso X el Sabio ya habla de ellos (el recurso a la historia que no falte para hacer más creíble el producto que se pretende vender; el otro lo quiere para un piso, pero que no me muerda los muebles, ¿usted cree que me morderá los muebles?, porque si el presa me muerde los muebles mi mujer me echa de casa, o se divorcia, o se va con su madre y me deja solo, y al gato ¿usted cree que le hará algo al gato?, porque tengo un gato en mi piso, bueno no es mío, es de mi mujer, a mí si le digo la verdad los gatos no me gustan, ni verlos; y este otro los quiere para criar, porque ahora se venden bien los presas canarios, voy a quitar los rottweilers porque la moda se está pasando, con esa campaña anti- perro peligroso que se ha desatado en España..., ¿me entiende?, los quiero con todas las garantías, de dos meses de edad y con todas las garantías, libres de displasia de cadera, masivos, eso es, masivos y con mucho hueso, sin pragmatismo y con mordida en tijera, de capa bardina si puede ser, y con mucho temperamento, como usted dice en sus artículos, los quiero puros, no de esos que tienen cruces. Y hay quien quiere un Presa Canario para el chalet, para que nadie le entre a robar, y como me han dicho que son la mar de tranquilos confío en que no me estropee el césped o me destroce las plantas, porque tenía un Pastor Belga de Malinas que me lo comía todo el muy hi... de pu... y lo he tenido que regalar, con todo el dolor de mi alma y la oposición de los niños que estaban con el perro..., bueno, para qué le digo. Y no falta el que ha tenido de todo y está decepcionado, muy decepcionado, y ahora se interesa por el Presa Canario porque dice que le han dicho que es el más rústico, primitivo, desconfiado, fiero, mordedor, resistente a las enfermedades, y de poco comer, ¿es cierto eso?, porque hay que ver lo que comen algunas razas, y lo delicadas que son, sí, el Presa Canario, que de ahí le viene el nombre a Canaria, de can, porque ya en tiempos de Juba II había perros de éstos en Canarias. ¿No es eso verdad, señor Curtó?, usted que ha estudiado el tema...

El Presa Canario Ideal


La raza canina ideal no existe (ni el perro hecho a medida), a no ser en las películas, el perro que sirve para todo, que lo entiende todo, adelantándose incluso a los deseos de su amo, salvando al niño del naufragio, al invidente de ser atropellado por el automóvil de un irresponsable conductor, evitando que nos roben cuanto de valor tenemos en la casa, las joyas, en fin, que nos trae las zapatillas al salón para evitarnos la molestia de ir a buscarlas al dormitorio, es un camelo cinematográfico que ha influido muchísimo en las mentes crédulas.

Por consiguiente de más está decir que el Perro de Presa Canario ideal no existe, contamos con un patrón racial en el que se describe al can, y en el apartado 2 leemos, "Su aspecto es de extraordinaria potencia. Mirada severa. Especialmente dotado para la función de guarda y defensa.. De temperamento firme. Ladrido grave y profundo. Es noble y manso en familia y desconfiado con los extraños". En esencia, aquí tenemos el retrato robot del can de presa canario. De más está decir que ése es el ideal a alcanzar, no el presa real, ¿cómo?, mediante la selección de los más aptos. ¿Pero es que no todos los presas canarios reúnen esas cualidades?, se preguntará el profano. Todos no, la mayoría no, y vamos a ver por qué. A principios de los años 70 iniciamos la reconstrucción de la raza, las ideas aparentemente estaban claras, había que criar un presa fuerte, rústico, masivo, funcional, con acusado instinto de guarda y fuerte temperamento, equilibrado, tranquilo pero arrogante, y muy territorial. Ése era el proyecto -ése sigue siendo mi proyecto del que procuro no apartarme un ápice-. Pero es que el Estándar de la Raza dice que así es el perro, podrán objetarme con razón. Y yo a mi vez le digo que sí, que eso es lo que se lee en el Estándar, pero la realidad, las cualidades psíquicas -el instinto de guarda es una cualidad psíquica- en la mayoría de los presas canarios está bastante ausente. Cuando se elaboró el estándar del Presa Canario había muy pocos ejemplares y de escaso valor desde cualquier punto de vista que los analizáramos, y ninguno que se ajustara a la descripción que del mismo se hace, por consiguiente se refiere a un ideal a alcanzar y no a un colectivo de presas uniforme real, con una constante genética que pasa de padres a hijos apenas sin variación. No, la diversidad de tipos y comportamientos en el Presa Canario era -y sigue siendo- grande, debido a los cruces que con razas diversas se han realizado en el transcurso de veinticinco años. En artículos precedentes me he referido de una forma pormenorizada a las distintas razas caninas que a lo largo de ese tiempo se han utilizado con el objeto de obtener presas canarios. Algunas de esas razas han aportado el tipo moloso, aunque adolecieran de la falta de temperamento e instinto de guarda deseados-. producto de esos cruces son la mayor parte de los individuos premiados en las exposiciones desde que se fundara el CEPPC hasta hoy mismo, lo cual contradice el fragmento del estándar más arriba transcrito-. Ha sido el Perro de Ganado Majorero el que le ha aportado a la raza el máximo de cualidades. Pero ojo, no todos los presas canarios hoy tienen en su herencia genética a esta raza genuinamente canaria. En los presas de gran canaria sí, en los de Tenerife, excluyendo los de IREMA CURTÓ, y alguno más, no. De ahí que muchos presas canarios con porcentaje importante de sangre de la raza majorera sean óptimos guardianes, con acusado instinto territorial. El mayor problema para estos presas es la oficialidad, o lo que es lo mismo, los jueces especialistas del Club, que en su totalidad son criadores y crían, valga la redundancia, el otro tipo, en el que predomina el Dogo Alemán, el Bullmastiff, el Bull- dog Inglés, etc. Y como las monográficas y las especiales de la raza las han venido juzgando dichos jueces... De ahí vienen los ganadores de las exposiciones especiales, de las monográficas, y los campeones de España, salvando una o dos excepciones.

El Perro de Ganado Majorero, el genuino, casi extinguido en nuestros días por el abandono y mestizaje producto del azar, es la base, la materia prima ideal para sacar adelante el Presa Canario como animal funcional, y en la medida que aquél predomina en éste, con la selección adecuada, generación tras generación, el instinto de guarda estará garantizado, si lo contrario se quedará en un mero y vulgar perro de exposición sin futuro alguno.

El Perro de Ganado Majorero lo tiene todo, constante genética, rusticidad, y por ende resistencia a las enfermedades e inclemencias climatológicas, instinto de guarda, no precisa de adiestramiento alguno para que defienda su territorio, y su valentía y seguridad en el ataque no tienen parangón.

¿Es así como usted dice?, me preguntaba un aficionado a los presas canarios de Madrid. Así es, no lo ponga en duda, le respondí. Entonces ¿por qué se han complicado la vida con los presas y no se centraron en la recuperación del Perro de Ganado Majorero? El madrileño me dejó mudo con su lógica. En aquel momento no supe qué responderle. No obstante desde hace algún tiempo tengo una idea formada al respecto, que si los dioses me dan vida les desgranaré en otro artículo.

Como la mayoría de los presas canarios, sin concentración genética importante de Perro Majorero, no daban el resultado apetecido en la guarda, la defensa y en el ataque, algunos criadores vieron el cielo abierto con los staffords y pitbulls americanos -algunos, pocos, también han utilizado el Bullterrier, y algún listillo de Gran Canaria el Fila Brasileiro, de los que hay mestizos en EE.UU. y en algún que otro punto de la tierra, y todos con papeles faltaba más oiga-. He observado detenidamente algunos de esos ejemplares, y a más de uno lo he probado. Por su comportamiento, al margen de su aspecto físico, puedo decir que nada tienen que ver con el ideal que uno persigue. Son, estos perros, mordedores obsesivos, incapaces de convivir con animales domésticos, muy activos, demasiado si los comparamos con el Presa Canario que con frecuencia nos han descrito los campesinos ancianos que los tuvieron en sus casas de campo. No olvidemos que los perros de presa de antaño eran polivalentes, guardaban, defendían, acompañaban al ganado vacuno hasta los pastizales y allí lo custodiaban, etc. "

Aquellos presas, los de la tierra, eran más serios, menos amigos de juegos, mucho más desconfiados con los extraños. Y eran silenciosos, de poco ladrar, y su ladrido era algo así como cavernoso, grave. Y no mordían sin verdadero motivo. Su simple presencia y su ronquido era más que suficiente para disuadir a cualquier extraño. Y con los perros no se andaba con bromas", escribía yo en 1985. La forma de criarlos, el entorno en el que se desenvolvían desde su nacimiento sin duda condicionarían de un modo particular su comportamiento.



La Uniformidad en el Comportamiento


De un tiempo a esta parte, se habla mucho, a todos los niveles, de la falta de uniformidad racial en el Perro de Presa Canario. Esta cuestión fui el primero en plantearla, y se me acusó de todo, y desde el primer momento denuncié los cruces indiscriminados con todo tipo de perros y la cosa se nos fue de las manos. Pero más grave, mucho más grave que la falta de uniformidad racial, en lo que se refiere a su apariencia externa, es la falta de uniformidad en el comportamiento. En relación directa con el perro que nos ocupa me agrada poner como ejemplo al caballo Pura Sangre Inglés. Hoy nadie cuestiona la pureza racial de ese caballo. ¿Cómo se llegó a ello?, mediante la selección de los más aptos para las carreras, ¿y cuáles eran los más aptos?, los más veloces, los que llegaban primero, punto. Hoy, y desde hace mucho tiempo, el Pura Sangre Inglés es el caballo de carreras por antonomasia, y no sólo eso, es uno de los mejores para la doma clásica, para el salto, etc., y como mejorante sólo el Pura Sangre Árabe se le puede comparar, del cual por sus orígenes en gran parte desciende. Al Pura Sangre Inglés nunca se le ha seleccionado por su apariencia externa valiéndose de una guía llamada estándar elaborada a priori, no, y ahí está el resultado. Respecto del Perro de Presa canario pienso que la única fórmula válida para su mejora como animal funcional es la observación minuciosa del comportamiento de los ejemplares que despierten mayor interés en nosotros pensando en la recría. De éstos demos por sentado que su morfofenotipia debe ser la más correcta, sus caderas sanas, su equilibrio psíquico el óptimo, lo mismo que su temperamento, y luego prestemos especial atención a su instinto de guarda. Desde cachorro (si se le cría adecuadamente, es decir, si desde pequeño vive en un medio abierto con el mínimo de cortapisas, barreras, muros, vallas aislantes, que a fin de cuentas juegan un papel protector para el cachorro dándole seguridad, impidiendo por consiguiente que su instinto de autoprotección despierte) hasta que cumpla el año o año y medio tendremos tiempo sobrado para valorar sus cualidades como perro de guarda y defensa y si vale o no y a partir de ahí nos plantearemos si conviene o no introducirlo en nuestro plan de cría. Muy a tener en cuenta es la calidad de sus ancestros en esa dirección, por lo menos en tres o cuatro generaciones. La herencia genética es la que manda. No esperemos buenos productos de progenitores mediocres o malos.

Conviene no pasar por alto algo que con frecuencia se confunde, y es temperamento con instinto de guarda. Son éstas dos cualidades, que se traducen en comportamientos, diferentes (en parte). Válganos un ejemplo, hay muchos American Pit Bull Terrier y American Staffordshire Terrier que responden muy bien en el adiestramiento de ataque, persecución, etc. a los que les falla el instinto de guarda, y eso tiene una explicación, a estos perros se les seleccionó en y para la pelea exclusivamente, jamás para la guarda y la defensa, lo cual no quiere decir que algunos individuos de estas dos razas (pocos) en determinadas circunstancias se comporten como excelentes guardianes. Hay perros de presa canarios que debidamente trabajados funcionan bien en adiestramiento civil, pero no sirven como perros de guarda, y a nosotros lo que más nos interesa en el Presa canario es el instinto de guarda, sin menosprecio del resto de las cualidades mencionadas, que sin ninguna duda son importantísimas.


AUTOR





 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com