Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Clicker: Condicionamiento Instrumental:  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 9231 veces
Tamaño 6.47 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Algunos ejercicios básicos con el clicker

por Carlos S. Osácar de Urquiza


Original en : http://personales.ciudad.com.ar/clickerargentina/

Muchas veces me preguntan cosas tales como: ¿Qué tengo que hacer para mi perro se siente? ¿Cómo logro que se eche?, etc. Preguntas, estas, que se relacionan con métodos o recetas; como si la técnica se pareciera a un libro de cocina o a un manual de bricolaje. Y, lamento ser yo el que rompa el encanto pero el clicker es mucho más que esto y precisamente ¡eso es lo mejor! Pues cada uno crea su propia forma, porque a la hora de enseñar, vale todo; eso sí, respetemos los principios básicos y no nos alejemos de esta filosofía de entrenamiento.

Para aquellos ansiosos que necesitan de premisas para arrancar, aquí van algunos consejos que hemos dado en llamar: ejercicios básicos.

Sentarse  


En el instante que decidas ponerte a trabajar con tu perro no olvides que ese momento es tuyo y de él. Encuentra el tiempo para que los dos estén tranquilos y libres de distracciones; sobre todo en estos primeros pasos que son los más importantes para aprender la técnica y, en la cual tu mascota fijará “la idea”.

Entonces bien, estamos tranquilos con nuestro perro, clicker en mano y premios en un recipiente cercano. Toma un trozo de alimento y acércalo a su cabeza, naturalmente él se acercará a oler tu mano. Si prefieres lo puedes llevar por encima de su cabeza e incluso tocarla. Haz click en el momento en que se esté sentando y no cuando lo haya hecho. Dale el premio. No olvides que el “click” marca y finaliza el comportamiento. Refuerza por sí mismo. Lo que ocurra a continuación no deberá importarte. Es muy probable que se pare para comerlo. No nos interesa. Si no responde al primer intento, no pierdas la paciencia e inténtalo nuevamente.

Importante, no lo ayudes; no le digas ni enseñes lo que tiene que hacer. Nosotros no damos órdenes de antemano al contrario de lo que ocurre en el entrenamiento tradicional. Primero el comportamiento, después vendrá el tiempo de ponerle un nombre a éste.

¿Qué  hacer si el perro realiza otro comportamiento como ladrar, saltar o trata de sacar el premio de nuestra mano? La respuesta es muy sencilla: LO IGNORAMOS.

Bien, nuestro perro ya realizó el comportamiento varias veces y lo recompensamos luego de hacer click. Ahora vamos a hacer que se quede en esta posición por más tiempo. Una vez que el perro se sienta lo que haremos es retrasar el instante de hacer sonar el clicker. Moveremos nuestra mano, con el premio en ella, delante de su cabeza y si permanece sentado haremos click. Es importante que permanezcas callado para no confundirlo y así aprenderá que el click finaliza el comportamiento.

Cuando lo creas conveniente deberás retirar tu mano con el premio de su cabeza y, por ejemplo, llevarla hacia tu espalda. Si permanece sentado “click” y premio.

No importa cuanto tiempo te lleve enseñar éste u otro comportamiento. Lo importante es mantener el interés del alumno; por eso las sesiones deben ser cortas, no más de cinco minutos.

Si sobrepasa tus expectativas, fantástico. Prémialo por ello. Si no las cumple, paciencia. Los tiempos son diferentes para cada individuo.

Introduciendo la orden 
Una vez que el perro este ofreciendo libremente el comportamiento, antes de hacer click deberás agregar la orden o nombre para éste. Puedes emplear el tradicional “sit”, “sienta”, “siéntate”, sentado, etc; o si prefieres - como decimos en esta parte del mundo- “sentate”. La premisa a cumplir es que debe ser una palabra corta, fácil de pronunciar, que no se confunda con otras y que pueda ser dicha rápidamente. Nombras la palabra, click, premio en este orden. Hasta que la orden desate el comportamiento por sí sola y ya no debas usar el clicker ni el premio para lograr que tu perro se siente.

Por término medio en tres o cuatro sesiones lograrás que tu perro logre este sencillo ejercicio. Si dura más, no desesperes y tenle paciencia.


Aprendiendo a echarse 


Con el perro en posición de sentado pon tu mano cerrada (en la que llevas el premio) delante de su nariz y llévala hacia abajo entre su patas delanteras. Su hocico seguirá el movimiento de tu mano y lo más probable es que se incline hacia atrás y abajo. Click y premio, cuando sus patas empiecen a doblarse. Luego lleva tu mano más abajo y si te sigue, click y premio. Se levanta, ya dijimos que no nos importa. Sigamos con estos ejercicios hasta lograr que se eche definitivamente. Él comprenderá que lo que logra el premio ahora, es el echarse y lo hará espontáneamente. Como en el ejemplo del sentado deberemos introducir la orden una vez que el comportamiento esté fijado. 

Hasta aquí he descrito dos ejercicios básicos para iniciarnos en esta modalidad de adiestramiento. Es obvio que no son más que dos “recetas” y que de ningún modo pretenden ser dogmas a seguir. Simplemente es nuestro humilde aporte al adiestrador novel que está haciendo sus primeras armas en este apasionante mundo. Nuestra página está abierta a cada inquietud y sugerencia que se plantee. Finalmente, piensen que nuestras mascotas se merecen nuestro afecto y paciencia, por lo tanto en estos primeros pasos es un material que no debe nunca faltar. Tomen su clickers y... ¡a trabajar! 

Fuentes:



AUTOR


Carlos S. Osácar de Urquiza
E-Mail: carlososacar@yahoo.com.ar
Web: Clicker Argentina


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com