Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Clicker: Condicionamiento Instrumental: Hablemos del Target  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 9246 veces
Tamaño 6.79 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Hablemos del Target

por Carlos S. Osácar de Urquiza, 2002


Original en : http://personales.ciudad.com.ar/clickerargentina/

A menudo, la complejidad de los ejercicios requiere de la utilización de técnicas que posibiliten la enseñanza en forma precisa y en el menor tiempo posible. El moldeado es un aliado poderoso a la hora de instruir a nuestro animal; pero ¿qué hacer cuando esto no alcanza?


Hace unos años, mientras miraba un documental sobre conservación de jirafas en Africa Oriental, vi que una de ellas entraba a una manga* para ser asistida por un veterinario. El profesional revisó minuciosamente sus patas, tórax, cuello y cabeza; no contento con ello le extrajo una muestra de sangre y acto seguido la vacunó. Yo no podía dar crédito a lo que veía. El haber trabajado en un Zoo durante algunos años me hacía conocer el proverbial temor de las Jirafas a cualquier forma móvil y este buen señor, no solamente la tocaba sino que también ¡la inyectaba!. Observando con más detenimiento me percaté que uno de sus acompañantes portaba una larga vara con una especie de flotador en su extremo y que el cuellilargo animal lo seguía mansamente hacia donde éste se moviera.

¡Tenía que averiguar de qué se trataba el asunto del "palo y el flotador"!

Aprendí que eso era un "target" y desde entonces se convirtió en una gran ayuda cada vez que entreno a un nuevo animal. Lógicamente, al no adiestrar jirafas no utilizo un palo tan largo ni un flotador tan grande pero en su lugar empleo un pequeño círculo de plástico rojo o una gran boya de pesca; según instruya perros o caballos, respectivamente.

Y ese "target" ¿cómo funciona? Fácil, se enseña primero al animal a tocar un objeto con el hocico,y después a seguirlo.

En mi artículo: "Mi perro me enseña a usar el clicker", detallo la imposibilidad real de nuestras mascotas de saber a priori las intenciones de su amo a la hora de enseñarles un nuevo ejercicio. Esta dificultad hace imposible instruir rápida y simplemente cualquier conducta que requiera de un esfuerzo "intelectual" considerable por parte del can. Claro está, que siempre nos queda la alternativa de poner la traílla y hacer pasar al perro por todo el recorrido que queramos imponer o, acalambrar nuestras manos y brazos para dirigirlo en la dirección deseada. Después de incontables repeticiones y semanas de adiestramiento, la pobre bestia tal vez comprenda que lo que hemos estado tratando de que asimile es a caminar junto a nosotros, o saltar una valla o recoger las llaves del automóvil. Vaya a uno a saber que pueda interpretar.

Pero amigos míos, nosotros no hacemos eso. Nos armamos de paciencia y echamos mano de la técnica a nuestro alcance.

Los norteamericanos utilizan la palabra "target" (del inglés = blanco, diana, objetivo) y "bridge" (= puente) para nombrar un sub-sistema dentro del adiestramiento con el clicker. Éste se basa, como lo mencioné anteriormente, en enseñar al animal a seguir un objeto de cualquier naturaleza y adicionar una palabra para identificar la orden mediante la cual deberá ejecutar el contacto con el "target". Habitualmente se usa la palma de la mano, el puño cerrado o, una pequeña boya o flotador. Yo enseño a seguir un círculo de plástico rojo de unos siete cm de diámetro (al que fijo a la pierna mediante una correa con belcro) cuando enseño a caminar junto a mí.. De esta manera, puedo llevar al perro hacia donde quiera sin necesidad de dar tirones de correa ni gritar hasta quedarme sin voz.

Ocurre que el "target" enfoca la atención del animal y el "bridge" (estímulo condicionado, la orden) funciona como un puente intermedio. Muestro el blanco y digo "toca", "aquí"; como siempre la palabra elegida queda a criterio del adiestrador.

Un perro que solamente está enfocado en el alimento, difícilmente tenga ganas de aprender. Esta metodología elimina el ensayo y error tan común en la sesiones de adiestramiento. Se ahorra tiempo y esfuerzo, pues le estamos dando a nuestra querida mascota una muestra clara de lo queremos que haga. Una vez que aprenda a tomar contacto con el blanco, lo hará siempre. De eso no tengan dudas. He visto a perros hacer verdaderas proezas físicas por llegar a tocarlo. Si no lo creen, piensen en las veces que inconscientemente usan el "target" en sus vidas. Palmeamos nuestra pierna para llamar a un cachorro; en la carretera, seguimos al auto que marcha delante de nosotros y con ello sabemos que estamos centrados en el carril; los regimientos marchan detrás de su estandarte, etc.

Para terminar, estoy adiestrando una paloma como parte de mi investigación en la técnica del clicker, entre las cosas que le he enseñado está la de tomar contacto con "el pequeño circulo de plástico rojo". Hace unos días uno de mis hijos fue a alimentarla y accidentalmente escapó. Al intentar atraparla, salió volando por la ventana con rumbo desconocido. Mi niño vino corriendo y me avisó de lo ocurrido, tomé el "target", salí a la calle y comencé a gritar "aquí". Podía sentir las miradas de los vecinos e imaginado sus comentarios. Hoy nuestro alado escapista duerme en su jaula mientras concluyo este artículo.

Carlos S. Osácar de Urquiza

* Manga: Pasillo estrecho de madera usado para conducir el ganado

Fuentes:


Karen PrYor
Melissa Alexander
PYSETA


AUTOR


Carlos S. Osácar de Urquiza
E-Mail: carlososacar@yahoo.com.ar
Web: Clicker Argentina


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com