Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Conducta: Trato con el perro dominante  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 40185 veces
Tamaño 23.56 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Trato con el perro dominante

por Ed Frawley


Titulo Original: Dealing with the Dominant Dog
Original en : http://www.leerburg.com


cachorro dominante


Mucha gente, incluyendo los entrenadores experimentados de perro, entiende mal el predominio en los perros. Esta gente piensa que esa predominio siempre necesita ser tratada mediante la fuerza. Decir simplemente "es un perro líder" es un enfoque común. En la mayoría de los casos este es también el enfoque equivocado.

Además, mucha gente piensa que deberíamos únicamente preocuparnos con el predominio en un perro grande y no en un perro pequeño - esta gente está también equivocada. Mientras un perro grande (como el de la foto de arriba) puede llevarle a usted al hospital, un perro pequeño a quien puede llevar al hospital es a su hijo. El predominio de cualquier género necesita ser tratado y sino eliminado, sí por lo menos controlado en todos los perros.

Durante los últimos 25 años he tenido gran número de perros machos sumamente dominantes. Por ello, me he esforzado en estudiar el predominio simplemente para vivir con algunos de los perros que he criado. Yo veo el predominio de una manera diferente hoy de lo que lo hacía hace 20 años. He aprendido que es controlable usando el cerebro y controlando el ambiente en el que el perro vive.

A nadie le gusta ser mordido. Cuando miro las cicatrices sobre los brazos de muchos de mis amigos me considero afortunado. Nunca he tenido una mordedura seria de perro aún y he manejado algunos animales agresivos muy dominantes. Cuando pregunto sobre estas cicatrices, siempre consigo la misma respuesta "cometí una equivocación con este perro." Recibiendo "el mordisco" se demuestra como nosotros cometemos equivocaciones en el manejo de nuestros perros en una situación determinada.

Los perros son unos animales de manada y la mejor manera para aprender sobre el predominio está en el estudio del comportamiento de la manada. Observar las investigaciones hechas en manadas de lobos es una buena manera de comenzar a aprender. Una manada de lobos siempre tiene un par de animales dominantes. Los lobos no mantienen su posición dominante peleando con los miembros de la manada todos los días, sino que lo hacen mediante medios más sutiles. La actitud y posición de cuerpo juega un factor importante en mantener una posición dominante dentro de la manada.

El entrenamiento de la obediencia


Controlar el predominio quiere decir que usted mismo debe colocarse como el líder de la manada. El resto de este artículo va para ofrecer ideas sobre como realizar esto en aspectos diferentes de la vida de los perros. La manera más fácil para comenzar este proceso es mediante el entrenamiento de la obediencia. La comprensión de la alabanza y la corrección sirve para a largo plazo establecer una relación de trabajo y una obligación entre usted y su perro.

Yo he sido un admirador del deporte del Schutzhund desde 1974. Desgraciadamente a través de los años muchos recién llegados al schutzhund han oído que "no se debe entrenar a su perro en la obediencia hasta que tenga un año de edad." Nada podría estar más lejos de la verdad. En los años de comienzo los alemanes que vinieron a impartir seminarios dijeron "Nada de obediencia durante el primer año." Lo que se perdió en la traducción es que ellos lo único que significaron es que un entrenador no debería hacer los saltos, los apport forzados y los ejercicios de presión hasta que el perro madure más. Esto no significa que usted no entrene la obediencia durante el primer año pero desdichadamente mucha gente ha tomado esa primera traducción y ha tratado de vivir con ella.

Tanta espera para entrenar la obediencia ha creado algunos problemas de predominio para algunos y sus perros. Hay una gran cantidad de ejercicios de obediencia que pueden aprenderse durante el primer año de vida de un perro, mirando los videos que yo he hecho titulados "Entrenamiento de competición orientado a los perros" y "obediencia básica del perro" para conseguir una idea de qué puede hacerse.

El comando donde concentrarse en cuando tratamos con perros dominantes es el "down". Todos los perros dominantes se quieren resistir al comando "down". Cuando consigo un nuevo macho que tiene entrenada una parte del trabajo de mordedura y veo que es un caso duro, comenzaré siempre mi trabajo de control con los "down ." Casi todos los perros dominantes van a resistirse al DOWN. Inicialmente usaré comida simplemente como con un cachorro. Pero (no todos) los perros adultos responderán a esto.

Lo más importante es enseñar al perro que debe tumbarse cuando se lo digan y debe permanecer tumbado hasta 30 minutos (nunca debería esperar tanto con un cachorro). Puede por ejemplo mandar que se tumbe a su perro durante las noticias. También recomiendo que usted actúe sobre la traílla si el perro se levanta sin permiso haga intención de agarrarle por el cuello sin comenzar una pelea.

Mientras la mayoría de perros solo requieren que se entrene la obediencia para conseguir que su predominio quede bajo control, otros perros necesitan un trabajo adicional que establezca a su conductor como el líder del grupo. Lo que he podido observar es que frecuente e inadvertidamente los conductores, permiten que sucedan cosas en su vida normal que ayudan a desarrollar un comportamiento dominante en sus perros. El resto de este artículo tratará de estos tipos de situaciones.

La comprensión de un sutil comportamiento dominante en nuestros perros ayudará a la gente a aprender como establecerse a sí mismo como el líder del grupo en su propio hogar. Aquí están solo unos pocos comportamientos que muchos perros mostrarán y que representan un seguro comportamiento dominante en el hogar:
  • Dormir en el lecho con el propietario

  • No permitir la entrada al esposo en la alcoba tras regresar de un viaje de negocios

  • Gruñir cerca de alimento o juguetes

  • No permitirle a usted coger juguetes alejándose mostrando agresión (o simplemente manteniéndose lejos)

  • Cruzar siempre el primero las puertas.

  • Forzarle a usted a acariciarlo cuando está ocupado haciendo otra cosa.

  • Siendo un perro extremadamente agresivo

  • Exhibiendo agresión a ciertos amigos de la familia y a otros no.





La alcoba



El control del predominio comienza en el hogar. Lo primero que nosotros necesitamos hacer es el control total sobre el perro desde el punto de vista de donde se le permite que duerma, coma y juegue. Al perro dominante nunca se le debería permitir que duerma en la alcoba. El mejor lugar para dormir se reserva siempre para el líder del grupo (usted). Haga dormir a su perro en una caja en otra sala de la casa. Por supuesto si vive en una perrera fuera esto no se puede aplicar.

Juguetes


Como los cachorros crecen, no debería permitirse que lleguen a ser posesivos con sus juguetes. El conductor debería ser capaz de quitarle un juguete al perro en cualquier momento sin que perro muestre agresión. Si el cachorro gruñe, el conductor debería sacudirlo firmemente por el dorso del cuello mientras lo regaña.

Si el perro es más viejo, debería ponerse una traílla al perro y debería corregírsele para que suelte el juguete. Si llegados a este punto hay cualquier gruñido, el conductor debería regañar al perro con voz profunda y firme. Una vez el perro ha soltado el juguete el conductor debería llevar al perro lejos de él antes de encaminarse a recogerlo. Hasta que la situación dominante no esté bajo control, el juguete no se debe dar nunca al perro nuevamente. El conductor conoce el mundo de los perros y el perro necesita aprender esto. Un de los factores en ese escenario es "Usted determina con cuales juguetes se juega y por cuánto tiempo."

Si el perro no abandonará un juguete cuando se le corrigió con la traílla y el conductor no se siente cómodo con su capacidad de retirar sin riesgo el juguete de la boca del perro, hay dos opciones disponibles.

Ignore la situación, Escoja solo una pelea en la que usted pueda ganar. Cuando el perro finalmente suelte el juguete, recójalo y póngalo lejos para siempre. El perro no juega nunca más con él.

Si usted ha decidido antes de tiempo forzar la solución y ganar la guerra del juguete con un perro fuerte, necesitará hacer alguna preplanificación. Lo primero ponga un segundo estrangulador al perro. Lo segundo, sujete una traílla a un objeto robusto y sólido (uno que no se moverá). Cuando el perro tenga el juguete, póngale la traílla y llévelo hasta la ubicación de la segunda traílla que está sujeta al poste. Sujete la segunda traílla al segundo collar estrangulador del perro. Así el perro tiene ahora las 2 traíllas puestas, cada una sujeta a diferente collar estrangulador.

Ahora ordene al perro que suelte el juguete y retroceda y tire del perro entre el poste y usted. Póngale la presión suficiente para que escupa el juguete. Tan pronto como el perro escupa el juguete "felicítelo verbalmente". Si puede acercarse sin recibir un mordisco, felicite serenamente al perro. Si él trata de recobrar el juguete cuando usted se acerca, no se ponga nervioso, simplemente retroceda y tire hacia arriba nuevamente. Este proceso no debería ser una operación salvaje y agitada desde el punto de vista del conductor. Guarde su osadía y permanezca en calma. Continúe con el perro sujeto tenso mientras él va a por el juguete cuando usted se aproxima. Si usted no siente cómodo sujetando el juguete arriba, entonces patéelo fuera de su alcance. Siempre recuerde que sólo debe empezar una pelea que usted pueda ganar.

Este proceso es necesario únicamente con perros grandes. Los perros pequeños simplemente se levantan colgados del suelo hasta que sueltan su juguete. A los conductores blandos esto les puede resultar horrible. Pero sin duda más horrible es que un perro muerda en la cara a un niño.

Si usted no tiene pensado entrenar a su perro en la protección no es una idea buena jugar al estirón con los cachorros. Esto lleva a que los perros sean posesivos con sus juguetes.

Si usted planea practicar el deporte del schutzhund o tiene planeado hacer de su cachorro un perro de defensa personal o perro policía debería jugar mucho al estirón con el cachorro. Queremos conducirlo hacia el saco (rodillo) y eventualmente a la manga de mordedura o traje de ataque. Lo que necesitamos encontrar a una edad temprana es el desarrollo de una relación con el perro que después de permitirle ganar el juego de estirón unas cuantas veces, el conductor pueda quitarle el rodillo. Yo he observado que dando al cachorro un pedazo de alimento después de quitarle el rodillo es una manera de premiar al perro para soltarlo. Este es también el comienzo para enseñar al perro la orden "SUELTA".

En un viaje reciente a Holanda vi un amigo holandés manejar su sumamente duro y dominante perro de KNPV (Royal Dutch Police Dog). Este perro pasó por numerosos guías antes de llegar a Yoop (mi amigo). El perro mordió a todos los otros guías, de hecho él mordió a Yoop en numerosas ocasiones hasta que éste dedujo como manejarlo. Ahora cuando él entrena el trabajo de mordida con el perro y le manda "SUELTA" siempre le da un pedazo de carne. Muchos entrenadores serios pueden meter sus narices en este asunto, pero yo los desafiaría a manejar este perro. El resultado final es que nosotros debemos usa la cabeza y realizar trabajos con estos perros para mostrarles quien es el líder.

Esta foto es un ejemplo de exactamente de lo que NO DEBES DEJAR HACER A TUS PERROS. Uno de los más grandes errores que los propietarios de perro es permitir a los perros duerman en sofás o camas. Esto es causa de peleas y aumenta el potencial para los problemas de dominación. En este caso el perro pequeño fue casi matado por los otros perros.

La hora de la cena


A un perro con problemas de predominio nunca se le permite que este en la cocina o comedor mientras la familia come y lo peor que puede ocurrir es dar comida a un perro dominante desde la mesa. Nuevamente, el líder del grupo siempre come primero y consigue los mejores pedazos de alimento. Si su perro es un perro de casa, póngalo siempre en su caseta u otra sala en la hora de la comida. Lo peor que usted puede hacer es dar comida a estos perros desde la mesa. Esto sólo aumenta sus problemas.



El alimento


Los perros dominantes por regla general son agresivos alrededor de su comida. Con un cachorro usted puede corregir los gruñidos y forzar al perro para dejarle a usted quitarle la comida o meter sus manos en el alimento mientras él come. Con perros más viejos yo no estoy seguro si merece luchar para ganar la batalla. Si compro un perro que es agresivo alrededor de su alimento normalmente no fuerzo la situación, pero también mis perros viven en una perrera.

Si tuviese que trabajar sobre esto con un perro que necesita comer en una casa con niños, alimentaría siempre el perro en una sala aparte. Yo nunca le dejaría alimento después que él ha comido, especialmente con niños en la casa. Yo no iría a retirarle el alimento cuando el perro esté cerca la escudilla, lo llamaría a otra sala (quizá le diera un agasajo para venir) entonces volvería y recobraría la escudilla sin que el perro esté presente. Si tuviese que conseguir que el perro comiese conmigo cerca de su alimento le daría de comer sólo mientras sostengo el plato alimentario. Si él rehusa comer mientras yo retengo la escudilla, por terco. Tarde o temprano comerá si acumuló hambre suficiente. El hecho es que yo no pienso que haya muchas razones que empujen la situación por este camino. Hay otras batallas que pueden lucharse y ganarlas es un poco más fácil que ésta

Acariciar su perro


Tener una buena relación con un perro dominante es vital. Estos perros viven y mueren por la orden de la manada. La única manera de mantener el control está en mantener una relación buena. Pero esto debe hacerse bajo sus condiciones. Un perro que viene y trata de forzarle a acariciarle cuando usted lee el periódico o trabaja en el ordenador podría mostrar un tipo de comportamiento dominante. No permita que esto suceda. Haga que el perro se tumbe. De hecho controlar su comportamiento mediante el uso de un "tumbado" largo es una de las mejores maneras de establecerse usted mismo como el líder.

Los guías noveles necesitan entender que la mayoría de los perros quieren ser acariciados. Pero hay una diferencia entre un perro amistoso feliz que simplemente quiere que una mascota y un perro dominante que quiere la atención de usted cuando está ocupado haciendo otra cosa. La comprensión de la diferencia entre estas dos situaciones puede llegar con la experiencia. Si su perro no muestra ningún otro síntoma de predominio exceptuando el querer ser acariciado, usted no tiene mayor problema.

Exhibición de agresión a amigos de la familia


Si un perro muestra agresión a ciertas visitas (y a otras no) a la casa que él ha visto antes y simplemente no le ha gustado, este es un tipo de predominio. La gente con perros pequeños piensa esto puede ser de astuto, mientras otros se complacen en decir que su perro actúa de manera protectora. Ambos están equivocados. Estos comportamientos, necesitan ser controlados. El perro necesita que se le enseñe que este comportamiento es inaceptable.

La manera más fácil es regañar verbalmente al perro y ponerlo en su caja (u otra sala). Cuando usted le muestra que controla su ambiente todo el tiempo, se establece usted mismo como el líder. En un grupo, el líder del mismo es el que determina quien pelea y cuando. Si nosotros permitimos a nuestros perros que determinen a quien atacar por si mismos, estamos permitiendo que su predominio se arraigue.

La gente que entrena la protección en los perros (en schutzhund o trabajo policial) puede pensar que esto es falso porque estos perros salen y a trabajar donde conocen. El hecho es que los perros Schutzhund, los perros de protección personal y/o los perros de servicio policial no trabajan sobre sitios conocidos. Mediante el entrenamiento el guía establece las reglas del compromiso. El perro aprende cuando es y no es aceptable morder. Cualquier entrenamiento de protección ayuda a establecer el orden de manada mientras que todo lo demás en la vida de los perros en lo relativo al predominio se haya hecho adecuadamente.

Puertas y escaleras


Vivir con el perro dominante requiere que un número de cosas sutiles pequeñas se hagan para hacer comprender al perro comprender que usted es su dueño, el líder de su vida, la persona que él busca y respeta. Una de las pequeñas cosas que usted puede hacer es que el perro siempre cruce las puertas después de usted o suba las escaleras detrás de usted. Esto puede parecer una simpleza, pero de hecho no lo es. Si usted pone en vigor cosas pequeñas como esta (que no requieren llevar a cabo una pelea) está situando el matiz de la relación.

Agresión canina


Esta es una situación difícil. He observado que es más fácil controlar esto a una edad temprana y se consigue un poder antes de que llegue a ser un problema serio. Yo no permito que mis cachorros peleen. Ellos rápidamente aprenden que soy yo el que determina si está permitido jugar y con cuanta dureza.

El control de la agresión canina en perros adultos es tema de un artículo completamente diferente. Implica usar bozales y collares eléctricos. El hecho es que con algunos perros adultos que no han tenido este entrenamiento temprano, cantidad de trabajo no va eliminar completamente la Agresión del perro.



El escalafón alfa y más


Cuando oigo a la de gente hablar acerca de someter a un perro adulto y su "escalafón alfa" sacudo mi cabeza y lo comparo con la Ruleta Rusa.

Para esos que no comprenden qué es un escalafón alfa, déjenme explicarlo. Cuando un perro muestra señales de predominio muchos entrenadores dirán a los guías noveles que agarren a su perro y lo fuercen a colocar su dorso sobre el terreno, entonces el guía (se supone que lo consigue) se coloca en lo alto del perro y le agarra por las mejillas le gira la cabeza hasta que lo somete y el perro retira la mirada..

Bien esto está bien para algún perro blando, pero usted mejor no lo intente con un perro grande que sea verdaderamente dominante. Precisamente recibí un E-mail de un amigo que me contaba acerca de un caso en su Club de Schutzhund de California, donde dos perros comenzaron una pelea. Después de que la lucha fue disuelta por las conductoras (que no eran muy grandes) fue sometido el gran macho de Pastor alemán (que no había sido entrenado en obediencia durante el primer año de vida porque ella había escuchado decir que usted no entrenaba sus perros de schutzhund). Bien, el perro las atacó y mordió gravemente en la cara y parte superior del cuerpo dejándole permanentes cicatrices desfigurantes. "El perro fue consecuentemente puesto a dormir".

La cosa desafortunada es que si las cosas se hubieran hecho de manera diferente esto no debería haber sucedido a estas pobres mujeres y el perro probablemente todavía estaría vivo hoy.

Yo no soy un aficionado del tema del "escalafón alfa". Puedo estar confundido en mi posición sobre éste y seguramente no sería la primera vez. Diré esto, si una persona va a intentar someter un perro grande, mejor es que tenga el perro un bozal y usted mejor sea lo suficientemente grande y fuerte para ganar la pelea. Siempre recordar que si usted va a comenzar una pelea con un perro dominante elija mejor una en la que sepa usted que puede ganar.

Mi sensación es que en la mayoría de los casos con perros dominantes sumamente duros y fuertes lo mejor es llevarlo a cabo como mucho mediante el idioma sutil del cuerpo y la expresión de comandos. En otras palabras, más que crear una situación donde tengo que colgar a un perro de una traílla (y dañar la relación con el perro) evitaré la situación regañando al perro con voz profunda.Yo llevo a cabo un sutil escalafonamiento regañando al perro y entonces lo conduzco lejos o lo llamando al lado y caminando lejos del lugar.

Aquí es donde nosotros necesitamos conocer a nuestros perros. Usted puede saber que el perro terco verdaderamente fuerte puede pelear usted si intenta forzarle a ocupar una posición inferior después de un enfrentamiento. Yo soy un firme creyente en no tener una pelea con mi perro (a menos que no pueda evitarse). Yo creo que usted pierde un poco de ventaja emprendiéndola a golpes con el animal. Es siempre mejor controlarlo de una manera diferente. Haga algo para mostrar el perro que usted es el único que le controla a él y a su ambiente.

Si un guía fuerza una situación hasta el punto donde el perro ataca, entonces es que el guía ha cometido una equivocación. El ha leído mal la situación y ahora tiene un problema. La meta está en ver la potencialidad de una pelea antes de que suceda y evitarla sin perderle la cara al perro.

Por ejemplo, Yo uso un collar eléctrico para conseguir que mi perro policía libere su juguete de droga. El collar ha dado resultado en el perro que espeta el juguete al oír el comando, pero él libera tal energía por ese juguete particular que lo protege. Puedo ser capaz de recogerlo, pero hay una buena posibilidad de llevarme un bocado si lo intento. ¿Así que por qué hacerlo? Le lanzo otro juguete lejos y cuando lo recoja con la traílla puesta y vuelva ya le he quitado el juguete original.

Antes de finalizar con este artículo hay un par de cosas que hay que recordar:

  1. Inicie siempre una pelea en la que pueda ganar.

  2. En la mayoría de los casos usted pierde más que gana en una pelea con su perro, incluso si usted es el vencedor.

  3. Use cuando sea posible su cabeza y piense sobre las causas que ocasionan los problemas y su solución




AUTOR


    Ed Frawley Es adiestrador profesional que realiza vídeos caninos desde hace 30 años.
    frawley@leerburg.com
    Leerburg Video Production
    No sabe español, toda correspondecia debe ser mantenida en Inglés

Traducido por : corby
E-Mail: corbycan@ya.com


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com