Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 30/8/2003
Leídas 2604 veces
Tamaño 5.58 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

¿Salvar o dejar fallecer bajo los escombros?

por Jaime Parejo García, agosto 2003



Las Unidades Caninas de Rescate (UCR) existentes en el mundo, independientemente del tipo de vinculación institucional (Bomberos, Policía, Ejército, Protección Civil...) pueden clasificarse, desgraciadamente, en dos bloques vitalmente diferenciados :
a)Las UCR cuyo nivel ético, técnico y disciplinario sólo permite adjudicar la condición de APTITUD OPERATIVA a aquellos equipos caninos (Guía + Perro) cuyo nivel de efectividad se ha verificado como realmente suficiente, para afrontar las diferentes operaciones de búsqueda, localizando y señalizando los supervivientes sepultados (cuyo grado de emisión odorífera está comprendido entre los valores factibles del umbral perceptivo canino).

b)Las UCRs, que incomprensiblemente y por causas nunca justificables, consideran "aptos para intervenir" a equipos caninos cuyo estado de efectividad real es nulo o muy deficiente, circunstancia esta visiblemente patente, ya sea en simulacros o intervenciones en siniestros.

¿Qué sucede cuando los derrumbamientos con posibles personas sepultadas, son inspeccionados por equipos caninos indebidamente utilizados como "aptos para la intervención"?

Obviamente, que en aquellos casos donde existan personas, aún con vida sepultadas, no serán señalizadas por dichos perros, cuyo insuficiente nivel de concentración, motivación u otro tipo de deficiencias, impedirán que capte y señalice los inherentes focos de flujo odorífero. Seguidamente el edificio siniestrado en cuestión, será desestimado y consecuentemente la persona/s atrapada, no visible ni audible, pasará a engrosar el número de víctimas mortales, ya sea por causas clínicas (traumatismos, deshidratación...) o finalmente presa de la indiscriminada y violenta remoción de escombros con la maquinaria pesada.

Resulta también obligado matizar que un destacado grado de respaldo institucional, difusión pública, experiencia en intervenciones etc. no ha de considerarse en absoluto, a priori, como indicativo de garantía operativa en una UCR.

Supongo que muchos de Ustedes, se preguntarán entonces que ¿cómo
se podría solucionar, erradicar progresivamente esta mortal sinrazón operativa?

Sólo existe una vía racional y firmemente sólida que describiré a continuación de la forma más breve y concisa posible.

Los Organismos competentes de los distintos Gobiernos, especialmente de aquellos países afectados por un alto grado de peligrosidad sísmica, habrían de interesarse, con la menor demora posible, por instaurar o consolidar un dispositivo oficial, con carácter permanente y suficientes garantías de eficacia, en lo que respecta a la detección con perros de supervivientes sepultados frente a cualquier tipo de siniestro (explosión, seísmo...).Y para llevar a efecto este avance de forma adecuada y segura, resultará fundamental :
- Aprobación de Homologación o Reconocimiento oficial de un método de formación e intervención, como línea definida a seguir por los equipos caninos de rescate en catástrofes. Un Método cuyo nivel de eficacia haya sido previamente verificado por responsables del Organismo competente y aquellos técnicos acreditados que designen.

- Implantación de un Reglamento oficial de formación, homologación y reciclaje, técnicamente riguroso ,exigente y estrictamente funcional para equipos caninos de rescate en catástrofes.

- Y por último inclusión coordinada en los respectivos Planes de Emergencia de un protocolo de activación-intervención, a nivel nacional e internacional para el dispositivo de equipos homologados operativos.

Prioritariamente en los paises afectados por un alto nivel de riesgo sísmico se debería disponer de un dispositivo de estas características que permita una respuesta casi instantánea, in situ, frente a la ocurrencia de estos tipos de siniestros, considerando que durante el periodo de tiempo transcurrido desde que se producen los sepultamientos hasta que se inician las intervenciones de equipos de apoyo extranjeros, suelen fallecer de forma inevitable, la mayoría de los supervivientes sepultados, principalmente por ignorarse las ubicaciones de los mismos.

Sigamos pues, trabajando con intensidad y sin pausa, para que en esta y generaciones venideras se multiplique el número de personas rescatadas, fortaleciendo este eslabón esencial, entre otros, de la cadena ligada a estos tipos de rescates,( detección, extracción, asistencia sanitaria...) y requiriendo el necesario apoyo ejecutante de las Delegaciones Gubernamentales implicadas, que adquiere carácter urgente en el caso de paises con alto riesgo de derrumbamientos, ya sea por causas naturales o provocadas por el hombre.

Jaime Parejo García
Jefe de la Unidad Canina de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Sevilla, España
www.rescatecanino.com

AUTOR


Jaime Parejo García
Jefe de la Unidad Canina de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Sevilla, España
Instructor oficial de Rescate Canino en Catástrofes
Juez Homologador de Rescate Canino en Catástrofes
Técnico de Rescate Canino en Catástrofes
jaimeparejo@rescatecanino.com

 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com