Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
: Pauta vital para poder salvar  
Autor minimum
Publicado: 5/1/2004
Leídas 2943 veces
Tamaño 10.74 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Pauta vital para poder salvar

por Jaime Parejo García, enero 2004


En el comienzo del libro "Perro de Salvamento" indico, que si bien el olfato canino es potencialmente un extraordinario instrumento para conseguir localizar a la víctima sepultada en un siniestro, hay que tener muy presente que diversas causas, más o menos directas, pueden mermar o incluso anular su posible efectividad o rendimiento en las operaciones de búsqueda.

Un inadecuado nivel de motivación, concentración débil, deficiente formación, estrés o fatiga del perro así como la falta de destreza del Guía o del Jefe de la Unidad son algunas de estas causas.

Primeramente haré unas referencias, aunque muy someramente, sobre uno de los eslabones operativos esenciales , anteriormente citados, el Jefe de la Unidad, cualificación idónea y cometidos que consecuentemente habría de asumir.

Obviamente la persona en cuestión, en esta área del rescate, ha de manejar holgadamente, un alto nivel de conocimientos técnicos, equiparable al de Instructor de la especialidad, que le permita por una parte, afrontar adecuadamente la continua formación teórico-práctica de los Guías de la Unidad así como la de sus respectivos ejemplares caninos y por otro lado dirigir técnica y operativamente, con real eficacia, las operaciones de intervención de los equipos caninos de rescate de la U.C.R. (Unidad Canina de Rescate) a su cargo, diseñando estrategias de búsqueda adaptadas (en el caso de la metodología Arcón, dosificar selectivamente, tarea nada fácil, las técnicas Arcón, que son aplicables en la intervención, y que han de interrelacionarse como si de un dinámico puzzle se tratase), según circunstancias y analizando los diversos matices conductuales del conjunto de ejemplares intervinientes en el desarrollo de la operación.

Respecto a este último aspecto, el de la intervención, he de puntualizar, que internacionalmente, existen unas Unidades, donde el Jefe interviene con perro y otras donde técnicamente optan porque la intervención del mismo se ejecute sin ejemplar, con el objeto, en ciertos casos, de que sus necesarios cometidos específicos no se vean recortados en absoluto, por una labor que ya es asumida por los Guías.

Personalmente soy firmemente partidario de que el Jefe de una Unidad Canina de Rescate ha de intervenir siempre sin perro.

Este convencimiento nace de nuestra experiencia en Armenia, ciudad colombiana que fue afectada por un destructivo seísmo en enero de 1999 , y en la cual intervine como Jefe de la Unidad Canina de Rescate del Cuerpo de Bomberos del Consorcio de Huelva, España.

En el protocolo de intervención básico que personalmente había establecido de forma oficial , sería como Jefe de Unidad la persona que técnicamente había de inspeccionar y analizar previamente las posibles áreas a batir, ya fuese en exterior o interior de los posibles espacios confinados, para rápidamente diseñar la estrategia de búsqueda inicial con los equipos y seguidamente sobre la marcha y según lo observado, establecer también sin pausa, los puntos de suelta canina sucesivos entre otras pautas de ejecución.

En las operaciones de la citada intervención en Colombia, yo alternaba estos cometidos inherentes a mi cargo, con el hecho de intervenir además con mi compañero canino Arcón dedicándole además la ineludible atención complementaria.

Ello suponía una obvia y nociva ralentización e interferencia en las específicas funciones que me competían, teniendo en cuenta que la operación de búsqueda de Arcón podía ser suplida igualmente por cualquiera de los equipos (Guía/ Perro) intervinientes de la Unidad, sin embargo, han de ser los mandos de la Unidad (Jefe o Subjefe) supuestamente con un elevado nivel de conocimientos técnicos respecto a rescate canino (entre otras aptitudes)los que mayor rendimiento operativo podrá aportar en el desarrollo de las tareas de inspección continuas, a contra reloj, de espacios confinados o exterior en estructuras colapsadas, diseño técnico de operación de búsqueda a realizar, metódica coordinación del conjunto de equipos, análisis técnico de los comportamientos caninos y decisión operativa final al respecto.

En el citado siniestro catastrófico constatamos que dichos cometidos exigen de la máxima disponibilidad específica por parte del Mando de la U.C.R., disponibilidad que de cualquier forma resultará inevitablemente desbordada.

En uno de esos juicios técnicos posteriores a las intervenciones, que oficialmente suelen desarrollarse en los Cuerpos de Bomberos, como pauta generalizada y vinculante de avance y perfeccionamiento, expresé que el hecho de haber intentado compatibilizar inicialmente en Armenia, mis funciones operativas de Jefe de Unidad con las propias del Guía interviniendo con perro y que a pesar de la alta efectividad del mismo, nos sirvió para descubrir unánimemente, que supuso un error por mi parte, en base obviamente, al protocolo básico específico de intervención establecido redefiniendo este desde ese momento, indicando que la persona que intervenga como Jefe de Unidad centrará su acción en sus cometidos específicos, no interviniendo con perro, para procurar en todo momento el máximo rendimiento durante las operaciones del conjunto de los equipos caninos de rescate que se encuentren bajo su dirección.

Por otra parte, considero obligado detenerme a lo que calificaría como "pauta vital" de ejecución, relacionada con este mismo punto (el rendimiento operativo en las intervenciones de los equipos caninos de rescate).

Cuando se genera un siniestro de proporciones catastróficas, donde se concentra un número indeterminado de grupos de rescate (caninos, desescombro, sanitarios...), suele existir una Comisión, generalmente denominada "Mesa de Crisis", que entre otras importantes funciones, asume una, tremendamente esencial, la distribución y asignación de las áreas urbanas afectadas entre los diversos grupos de rescatadores.

Independientemente de los parámetros que se barajen en un país u otro, en un experto u otro, para definir la citada planificación, sigue sucediendo en ocasiones que no se prioriza el envío del conjunto de equipos caninos de rescate a aquellos tipos de derrumbamientos cuyas características ofrecen más posibilidades de supervivencia, asignándoles sin embargo e inconcebiblemente, áreas donde la posibilidad de vida sepultada es prácticamente nula.

La posible existencia de supervivientes depende de varios factores entre los que están, el tipo de material constructivo de la edificación, si hace posible o no que al ceder las estructuras, puedan generarse espacios vitales que permitan la supervivencia siendo otro factor también determinante, el nivel de generación de polvo provocado por dichos materiales implicados en el derrumbamiento, pues la inhalación en exceso de partículas, provoca una rápida obstrucción de las vías respiratorias altas y consecuente muerte por asfixia en un plazo relativamente breve (causa de más del 90 % de fallecimientos).

Se trata de una circunstancia confirmada y universalmente difundida tras los reiterados estudios clínicos y forenses realizados sobre el terreno, en estas situaciones.

Lógicamente si en un área devastada por un terremoto se han localizado "x" supervivientes en "derrumbamientos de factible supervivencia" , es de suponer que de haberse contado con el máximo apoyo disponible de equipos caninos de rescate, dicho número de localizaciones y salvamentos, posiblemente se habrían incrementado debiéndose priorizar, la asignación a Unidades Caninas de dichos núcleos (edificaciones derrumbadas cuyos materiales y estructuración ofrecían posibilidades de vida) sobre áreas calificables como "vitalmente casi estériles" , así por ejemplo en casos como son el desplome de adobe o avalanchas de tierra habría que intervenir de forma imprescindible, en los primeros momentos del sepultamiento, con equipos caninos, de desescombro y sanitarios propios de los servicios de emergencia de la zona siniestrada.

Supongo que casi nadie ignora la diferencia entre el adobe (masa de barro secada al sol) en cuanto a resistencia, forma de desplome y generación de polvo y tierra, respecto a materiales como son por ejemplos, el hormigón (mezcla compuesta de piedras menudas, cemento y arena que se emplea en la construcción por su gran dureza y resistencia) o el hormigón armado (mezcla de hormigón reforzada con una armadura de barras de hierro o acero).

En el reciente terremoto que afectó principalmente a la ciudad de Bam (Irán), al igual que anteriormente, ha sido precisamente esta diferencia constructiva, la que ha permitido que existan algunos supervivientes y centrándome ahora en este caso concreto, me pregunto y se preguntarán ustedes:

¿Donde está la razón técnica y operativa, que transcurridas más de 72 horas tras los sepultamientos, pueda motivar la asignación prioritaria y nocivamente limitada, de forma estricta y exclusiva, del barrio antiguo de Bam, (totalmente construido por el típico aunque mortal adobe), al conjunto de 5 equipos caninos de rescate andaluces (BUSF) y dos ingleses, no destinando ni siquiera posteriormente tan importante potencial, a batir el área moderna de la periferia urbana donde sí existían derrumbamientos cuya configuración y materiales constructivos permitían altas posibilidades de supervivencia ?

Y que de hecho, algunos supervivientes, afortunadamente, han sido localizados fruto del simple azar prácticamente, durante las tareas del desescombro.

No es la primera vez que se produce esta grave, ilógica e inoperativa circunstancia, esperando que la publicación de este articulo, aporte al menos, un pequeño granito de arena más, en nuestro común objetivo e incesante lucha, incidiendo en todos los factores implicados, para incrementar en el futuro y al máximo posible, el número de rescates de supervivientes sepultados tras derrumbamientos por una u otra causa.

Jaime Parejo García
Jefe de la Unidad Canina de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Sevilla, España
www.rescatecanino.com

AUTOR


Jaime Parejo García
Jefe de la Unidad Canina de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Sevilla, España
Instructor oficial de Rescate Canino en Catástrofes
Juez Homologador de Rescate Canino en Catástrofes
Técnico de Rescate Canino en Catástrofes
jaimeparejo@rescatecanino.com


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com