Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 5/5/2004
Leídas 5925 veces
Tamaño 5.58 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Adiestramiento Científico

por Alberto Zafra, marzo 2004


Hoy por hoy, la formación canina es más una ciencia que unas simples pautas para conseguir un objetivo fijo. Existe una gran diversidad de metodologías disponibles que hacen posible que casi cada perro tenga la suya propia. Si además tenemos en cuenta la hibridación de dichas metodologías, nos encontraremos manejando una cantidad enorme de formas de trabajar, las cuales habrá que estudiar en profundidad y relacionar con cada tipo concreto de perro. Tan es así, que el adiestramiento casi se ha convertido a partes iguales en un trabajo de campo y de laboratorio. El uso del método científico debe ser una constante, tanto para la resolución de problemas como para la elección del camino formativo a seguir.

Dentro del adiestramiento científico podemos diferenciar dos grandes campos.

Adiestramiento científico terapéutico


Es el que se encarga de poner remedio a los problemas de conducta. Generalmente se aplica al perro de casa. Como perro de casa entenderemos al ejemplar propiedad de una persona sin conocimientos, unas veces fruto de un cruce sin ningún tipo de selección y otras apartado de los planes de cría por motivos diversos. Estos perros tienden a presentar patologías que van desde una simple ansiedad por separación hasta toda la complejidad de la hiperquinesis o la emocionalidad.

Este campo también ocupa los problemas que presentan los perros de alto rendimiento a lo largo del periodo formativo, pequeñas "pegas" que enturbiarían el resultado final de no ponerles solución (nerviosismo, falta de concentración, desmotivación, etc.).

Según el origen del problema, podemos dividir este campo en tres subgrupos:
Ambiental: afirma que los problemas de comportamiento aparecen a tenor de un ambiente erróneo. Entendemos ambiente como todo lo que rodea al perro, tanto vivo como inerte, de tal modo que los propietarios y su forma de actuar también sería parte de ese ambiente.

Genético: Las patologías conductuales tienen un origen hereditario, de modo que nada se puede hacer por ponerle solución en los primeros meses de vida. El desarrollo de la enfermedad será imparable. También la afirmación de que un perro nace con unos determinados "instintos" que le harán mejor o peor para un determinado trabajo lo incluiremos en este grupo.

Mixto: Cada perro nace con una predisposición a sufrir unas determinadas patologías, pero será el ambiente quien determine el grado de la misma. Afirma que en el comportamiento final influyen tanto los ya mencionados "instintos" como el ambiente, de modo que podemos modificar el carácter dentro de unos parámetros prefijados por los genes. Esta es la opción más seguida por los profesionales.

Adiestramiento científico formativo


Es el encargado de obtener perros para tareas de alto rendimiento (rescate, antidrogas, antiexplosivos, asistencia, deportivo, etc). La mayoría de las veces, el trabajo se hace en base a perros seleccionados y cribados, además de criados en un ambiente óptimo desde la más tierna infancia para el desarrollo de dicha actividad, tanto que en algunos casos estos ejemplares sólo se sienten seguros dentro del lugar de trabajo, ya que saben lo que pueden esperar. No pretende cambiar la forma de ser del perro, al contrario que en el caso anterior, sólo pretende sacar el máximo partido a cualidades que mostraba desde cachorro.

En este caso, las diferencias metodológicas vendrán determinadas por la forma de aplicar el refuerzo, que a su vez variará en función del resultado final que estemos buscando.

¿Adiestrador o científico?


En esta forma de entender el adiestramiento, el adiestrador es una figura dinámica, activa, resolutiva, voluble y siempre abierta a nuevos conocimientos. Deberá intentar dominar todas las especialidades del trabajo canino y ser capaz de aplicar distintos tipos de métodos, aunque no estén agrupados en esa especialidad, en función del tipo de perro que esté trabajando. Usará el método científico para seleccionar la forma más correcta de desenvolver la instrucción para un perro determinado, de modo que optimizará el resultado final. Estudiará en profundidad tanto todo lo relacionado con el adiestramiento como las demás ciencias que tengan que ver y puedan ayudar en el trabajo diario (etología, psicología del aprendizaje, psicología humana, veterinaria, genética, etc), de modo que tenga nociones básicas y se pueda valer de ellas y usarlas para ser mejor profesional. No dudará en pedir ayuda a otros profesionales si la situación lo requiriera, tanto adiestradores como expertos en otros campos (veterinario, etólogo, psicólogo), de hecho, el adiestrador excelente estará velado por estos profesionales continuamente, de modo que le asesoren a la más mínima duda.

Concluyendo, el adiestramiento debe ser un proceso dinámico que se ajuste a la perfección a cada caso y que sea llevado por un profesional cualificado y con conocimientos suficientes para superar todas las dificultades que pudieran surgir paralelas al adiestramiento.

AUTOR


Alberto Zafra
E-Mail: alberto@ischadia.info
Web: http://www.ischadia.info/

 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com