Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Rastreo:  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 21540 veces
Tamaño 8.85 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Un nuevo método para introducir los perros al rastro

(c) 1996 - por Allison A. Platt


Titulo Original: Serpentine Tracks
Original en : http://siriusdog.com

PIE: Unidad de longitud anglosajona equivalente a 12 pulgadas, o sea 0,304 m.
PULGADA: Unidad de longitud, actualmente en uso en los paises anglosajones, equivalente a 2,54 cm.
El símbolo anglosajón del pie es ' (comilla simple) y el de la pulgada es " (comillas dobles)

Toda la literatura existente sobre rastreo comienza en un principio trazando pistas en línea recta con una recompensa y/u objeto al final. Algunos métodos usan la comida sobre la huella, otros no lo hacen; otros la dejan cada dos o tres huellas, o algo por el estilo, pero conseguir tras ponerlos en práctica que el perro se acostumbre a las líneas rectas es inherente a todos estos métodos. Una vez el perro domina la pista en línea recta, se introducen ángulos. Esto supone a menudo una de las primeras zonas problemáticas para perros y guías en el rastro. Los perros alcanzan el final de una pista recta, manteniéndose en ella, perdiendo el olor, confundiéndose, dando vueltas, y con esperanza de que eventualmente resuelva que la pista vaya en otra dirección. El guía también tiene que deducir qué hacer, ¿usted se detiene?, ¿frena al perro?, ¿le permite deambular? (¿hasta donde le permite usted abandonar la pista?) ¿o le muestra la huella siguiente? A cada momento se enreda con la correa, mientras se desconcierta usted mismo y por otro lado confunde al perro. A veces el perro se distraerá y decidirá hacer algo más, y entonces tiene que corregirlo por ello. Un típico patrón del movimiento del perro cuando es introducido en los ángulos se muestra debajo.




Durante esta clase, probaremos un nuevo método para introducir a los perros (y a los guías) en el rastreo, con el que esperamos evite el estrés y la confusión ocasionada tras aprender las pistas rectas y luego ser desconcertado por los ángulos. Aprendí este método en el foro de Internet Tracking-L, de Dori Painter, la cual lo utiliza para el rastro con sus perros de Schutzhund (en abreviatura, SchH) y obtuve su permiso para usarlo en esta clase. En SchH, es esencial que el perro rastree "la pisada", es decir, mantenga su nariz pegada a la huella y no ventee o huela fuera de ésta. Por consiguiente, los trazadores en SchH, al principio acostumbran a dejar comida sobre la huella para que el perro mantenga la nariz cerca de tierra. El uso de comida, junto con el de una pista trazada en forma de arco en lugar de en línea recta, anima al perro a usar la nariz y no los ojos para encontrar la huella (y la comida). A menudo se introduce al rastro usando líneas rectas, y dejando la comida cada dos o tres huellas, el olor es tan fuerte que el perro aprende enseguida que puede ventear, rastrear las cercanías, o desplazarse en línea recta para encontrar lo que quiere, en lugar de mantenerse cerca de la huella real. Cuando el perro aprende estos malos hábitos al principio, es más difícil "leer" cuando las huellas no se dibujan sobre el terreno.

Las primeras pistas.


Empezaremos con un arco sencillo, con un diámetro de aproximadamente 20'. La comida se dejará al principio sobre la huella con mucha frecuencia, para que el perro entre en una divertida caza del tesoro, dónde tras seguir la huella se vea recompensado con su premio. (El juguete se coloca al final al igual que en otros métodos.) La huella debe situarse con el viento en contra si es posible, para no proporcionar gran cantidad de olor al perro. La huella sólo debe pisarse una vez, no dos o tres veces (esto es importante, puesto que sería muy difícil de volver a pisar una huella que no esté en línea recta). Debe de situar cinco marcas por lo menos a lo largo del arco para que sepa exactamente donde usted pasó. La pista será parecida a la siguiente:



La huella debe ser "caliente" (es decir de transcurrir muy poco tiempo una vez pisada) al principio, aproximadamente de 10 a 15 minutos de antigüedad. Mantenga al perro a unos seis pies de distancia. No le señale la huella para ayudarlo. Anime al perro con tranquilidad, diciendo "buen rastro" o "buen perro" cuando progrese. No se preocupe si se salta algún pedazo de carne, sólo ignórelo. Cuando lleguen al final, tendrá comida junto con el juguete y juegue con él para que el perro aprenda que el juguete es una recompensa maravillosa.

Cuando el perro complete con éxito esta primera pista, debe continuar trazando pistas bastante a menudo (tres o cuatro veces por semana) durante las primeras semanas hasta que el/ella alcance la idea de lo que es rastrear. Las pistas deben ser cortas, y no muy antiguas. Permita que el perro le diga lo rápido que debe progresar. Si el perro comienza saltándose alguno de los pedazos, es acertado espaciar la comida un poco más. Si el perro corre hasta el final de la pista para jugar con el refuerzo final, trace la pista un poco más larga, o hágala un poco más antigua (pero no le de antigüedad y longitud al mismo tiempo). Una vez el perro puede completar un arco simple de aproximadamente 75-100 yardas con éxito con pequeños trozos de comida sobre la huella, podría probar a quitar la comida de la huella (déjelo sobre el juguete al final), o en lugar de eso pruebe a frotar algo de comida sobre la suela de sus botas.

Si todos esto se ha completado con éxito (esto podría llevar de una semana a un mes dependiendo del perro y de lo a menudo que lo practique). El perro puede confundirse un poco inicialmente cuando usted introduce un cambio en la dirección. Para ayudarle con esto, puede necesitar poner más comida en la huella en ese sitio. La pista se parecerá a:



Introducción al segundo arco
(Sepenteando)


Utilice los mismos métodos, y continúe rastreando por lo menos dos o tres veces por semana si es posible. Aumente la antigüedad y la longitud a medida que el perro gane confianza. No dude en trazar una pista más corta, más caliente o usar más comida en la huella si el perro tiene problemas. A medida que progrese, comience a hacer los arcos más pronunciados y los espacios entre ellos cada vez más rectos. Las pistas empezarán a parecerse a:



Tensando los arcos....
... hasta que se convierten en ángulos




Podría situar la comida después de los ángulos para premiar inmediatamente al perro por tomar la decisión correcta. Desde este momento continúe adelante con el método de rastreo "tradicional", utilizando ocasionalmente algunas pistas serpenteantes o arcos esparcidos con ángulos "normales" para estar seguro de que el perro no se mecaniza por hacer las pistas rectas y los ángulos.

Este método es increíblemente bueno. Comprobará que tiene un perro que rastrea seguro, feliz (y por ello, usted será un guía confiado y feliz). porque el perro tomará las decisiones correctas desde el principio, antes de lo que lo aprende con las pistas en línea recta al introducir ángulos para hacer que el perro se "equivoque", y luego tenga que aprender de nuevo que las pistas no siempre son rectas. También deben de aprender desde un principio que deben de usar sus narices y prestar atención porque la huella puedes estar en cualquier dirección, de esa manera pierden el ánimo por ventear y por rastrear a un lado de la pista.

¡Buena suerte!




AUTOR


    La información anterior está registrada por Allison Platt le gustaría tener noticias de cualquiera que use este método para ayudar a evaluar su efectividad o mejorar la técnica. Por favor comuníquese con ella en 2818 Westfield Avenue, Baltimore, MD 21214 o envía un e-mail a TDXWestie@compuserve.com


Traducido por : corby
E-Mail: corbycan@ya.com


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com