Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 19/5/2004
Leídas 3625 veces
Tamaño 9.59 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 


037. En torno a la cría y selección

por Antonio Pozuelos Jiménez de Cisneros, abril 2004



Cuando escribía el capítulo en el que les aconsejaba como, dónde y a quién debíamos comprar al que luego fuese nuestro buen Truco, les decía que buscasen el asesoramiento de un experto en conducta y de un veterinario ya que, de esta forma, estaríamos a salvo de errores que, al paso del tiempo, enturbiarían nuestra convivencia con nuestro mejor amigo.

A petición de algunos de ustedes, expondré una breve reseña del concepto de cría y selección pero, no olvide el amable lector, que la selección a que me refiero no es la natural si no la impuesta al perro por la mano de Homo sapiens desde hace 15.000 años.

Razas
Por definición, las razas son grupos de animales relacionados, suficientemente similares en su bagaje genético y aspecto físico, como para producir descendientes físicamente similares cuando se cruzan entre ellos (Blood y Studdert, 1999).

Después del perro de las turberas, quizás la primera raza bien definida fue la del Saluki, un lebrel persa cuyo nombre significa "noble" y fue criado para ayudar en funciones de caza (Pugneti, G., 1980).

Desde ese momento, y a tenor de las necesidades vitales del hombre, de su grado de civilización y de sus problemas de adaptación, las razas se iban seleccionando a la vez que se hacían más numerosas, hasta llegar a una clasificación basada en las funciones a las que son destinadas: caza, pastoreo, guarda, utilidad y compañía (Pozuelos et al, 2000).

Corresponde a la cultura antigua romana la primera clasificación zootécnica en la que el politipismo apunta como factor racial selectivo. Así, encontramos dos tipos muy diferenciados en su aspecto funcional cinegético; el Nares sagaces y el Pedibus céleres. Esta clasificación, que se completa con perros de guardia, deporte, compañía y bélicos, sugiere una especialización acusada dentro de la actividad venatoria. (Pozuelos, A., 2003).

Los perros de guerra ayudan a Homo en la defensa territorial, conquista de territorios y recursos y en la ocupación del territorio vencido (Pozuelos, A. et al., 2000).

La aproximada definición de Pugneti, en cuanto a la morfología del perro de guarda, se refleja en el minucioso mosaico que advertía de su presencia.

Estos animales eran atados durante el día y sueltos por la noche para la defensa próxima de la vivienda y sus habitantes. El relieve en yeso de este perro de Pompeya demuestra que el animal fue sorprendido por el desastre cuando se encontraba todavía atado.

No obstante, la mayor parte de las razas modernas del perro tienen un origen reciente; los últimos 150 años (Dennis-Bryan & Clutton-Brock, 1988).

Fue antes de la Revolución industrial, y en Inglaterra, cuando comenzó la selección de ejemplares de trabajo en los que ya se buscaba, además de las habilidades propias de su actividad, un patrón de belleza y corrección física. El 1 de Abril de 1873, fue fundado en Londres el Kennel Club inglés iniciándose la confección del Stud-book. En 1884 se crea el American Kennel Club y en 1911 la Real Sociedad Central de Fomento de las Razas Caninas en España (Pugneti, G., 1980).

Nos encontramos pues en un siglo donde la cría del perro se convierte en una actividad de gran auge debido a la extraordinaria demanda de este animal como mascota, terapeuta y "antidepresivo". En los países desarrollados aumenta el censo de perros mientras desciende el índice de natalidad, se venden más mascotas que cochecitos para bebés y Homo descubre el verdadero papel que el perro desempeña en su vida.

Como no podía ser de otra forma, aparecen los criadores profesionales que hacen de esta actividad su principal fuente de lucro; unos muy bien formados, otros con mucha ilusión y poca técnica y otros sin ilusión, técnica ni formación. El buen consumidor se aproxima a ellos con la ilusión de poseer un buen animal y empeñar sus ahorros en ello.

Su hijo quiere un compañero de juegos; su mujer, una seguridad para el hogar y el dueño, un amigo. Desgraciadamente no siempre se obtiene el beneficio buscado a tenor del recurso empeñado y Homo se siente frustrado cuando compara a Truco con los ejemplares que aparecen en la TV.

Los clubes de raza, mencionados anteriormente, aparecen como respuesta a la necesidad de velar por la pureza del estándar psicomorfológico del perro al que avalan. Desgraciadamente en ellos también intervienen las manías, debilidades y afanes crematísticos de Homo.

No podría terminar el artículo sin hacer un llamamiento a los directivos responsables de la cría de Truco. Les ruego que se formen, que estudien al perro como especie y a la raza como variedad, que coloquen a científicos imparciales como asesores de veterinaria, genética o conducta en la cría y establecimiento de los patrones, que velen por el "producto final" que va a parar a las manos del amable dueño de un perro casero y que trasladen esos conocimientos a todos aquellos futuros profesionales de la producción de animales de compañía.

No hago este llamamiento como científico sino como humilde estudioso de la conducta canina al que ustedes, miles de suscriptores, honran con su asiduidad y amistad.

AUTOR


Antonio Pozuelos Jiménez de Cisneros E-mail : pacemvis@gmail.com
Web : www.etologiacanina.net , AEPE: Asociacion para el Estudio del Perro y su Entorno

Libros del Autor


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com