Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Conducta:  
Autor minimum
Publicado: 10/6/2004
Leídas 6425 veces
Tamaño 5.36 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 


La imitación en los perros

por Isabel Herrán Calzado



Científicamente no existe, dado que un perro es incapaz de reconocerse a sí mismo, cualidad imprescindible para que pueda producirse la imitación.
Ejemplo:
- Un perro no se reconoce a sí mismo frente a un espejo, por lo tanto, no puede imitar.

- Un chimpancé es capaz de reconocerse a sí mismo en un espejo. Un chimpancé es capaz de imitar.
Por otro lado, sí puede hablarse de Aprendizaje Vicario, o aprendizaje por observación, pero no es una imitación en sí, sino que depende de muchos factores.

Estudiemos varios ejemplos curiosos:


1.- Perla
Durante un curso sobre perros de asistencia, mientras trabajaba un perro, el resto se encontraba presente (y muy cerca) y podía ver y oir todo lo que se hacía. El ejercicio en cuestión consistía en el rechazo de alimentos que estaban en el suelo (salchichas). El alumno caminaba en círculos con el perro y cada vez que éste hacía un intento por coger la comida del suelo recibía un refuerzo negativo intenso (¡NO! + tirón) y continuaba caminando.

Cuando le tocó el turno a Perla, una labradora absolutamente "basurera", no hizo falta ni una sola corrección: la perra pasó al lado de las salchichas sin siquiera mirarlas.

La cuestión es si Perla imitaba el comportamiento de los perros anteriores. Ésto no es posible por lo anteriormente expuesto. La explicación de su conducta radica en los siguientes puntos:
a) el lugar donde se practicaba el ejercicio era conocido para ella como un lugar donde recibía refuerzos (+ ó -) y en el que debía "comportarse".

b) la perra pudo observar cómo frente a un estímulo (las salchichas) común, se aplicaba un refuerzo negativo a los perros que intentaban conseguirlo.
Por consiguiente, podemos decir que la perra pudo intuir que si intentaba comerse la salchicha recibiría un refuerzo negativo.

Ésto queda demostrado cuando a los pocos minutos, en el pasillo que se encontraba justo a la salida del aula, la perra intentó coger restos de comida que se encontraban en el suelo; ya habían cambiado los factores del aula (entorno, estímulo, guía,...).

2.- Border Collie (pastoreo)
Los pastores que trabajan con esta raza, suelen llevar a los cachorros a trabajar con los padres para que aprendan su trabajo de una manera natural. Ésto no significa que los cachorros estén imitando el comportamiento de sus padres. Los perros aprenden porque:
a) Por un lado, se repiten siempre los mismos condicionamientos. El pastor coge a los cachorros desde muy pequeños y les lleva al redil, donde realizan una serie de conductas que se repiten sin cesar. Es decir, aprenden por habituación.

b) Por otro lado, tanto el pastor como sus padres, están continuamente reforzando a los cachorros, por tanto, esa es la razón por la que se produce el aprendizaje.

c) Se podría decir que éstos perros poseen una conducta de pastoreo instintiva, el pastor y los padres se encargan sólo de reforzarla y desarrollarla. Un ejemplo: la madre del cachorro puede enseñarle a no morder demasiado fuerte, a mantenerse alejado en ciertos momentos, a cazar, pero nunca podrá enseñarle a sentarse.
Si realmente un perro fuera capaz de aprender por imitación, no sería necesario entrenar a los perros de asistencia, o de salvamento, o a los perros de narcóticos y explosivos, bastaría con llevarles desde cachorros al lado de un adulto que realizara perfectamente el trabajo. La razón es obvia, el perro no recibiría ningún tipo de refuerzo y, como todos sabemos, EL APRENDIZAJE DEL PERRO ESTÁ BASADO EN LOS REFUERZOS (y en la imitación no existe el refuerzo).

3.- Incitar al juego:
Todos hemos comprobado cómo a un perro podemos sacarle el juego si nos colocamos a cuatro patas en el suelo e imitamos la conducta de un perro incitando a otro a jugar. Si el perro comienza a jugar con nosotros, no es porque nos imite, sino que nosotros estamos elicitando una conducta que, por otro lado, el perro ya aprendió cuando era un cachorro.

Un ejemplo muy claro de ésta cuestión lo encontramos en que si nos situamos frente a un perro y levantamos el brazo, o nos tocamos la nariz, el perro nunca hará lo mismo.

Fuente de información consultada: Eva Campos

AUTOR


Isabel Herrán
Adiestradora canina
Entrenadora de perros de asistencia
Guía de perros de salvamento
6 años en el Grupo de Perros de Salvamento de Protección Civil Getafe
Actualmente forma parte del Grupo de Intervención con Perros de Rescate de Madrid
Grupo de Rescate:
E-Mail: isabelherran@hotmail.com
Foro: http://es.groups.yahoo.com/group/elperrodesalvamento
web: http://www.perrosdebusqueda.com/

 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com