Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 27/10/2004
Leídas 6131 veces
Tamaño 14.84 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Utilizando perros como recurso de búsqueda


por Ken Hill
Waverly Ground Search and Rescue, Nova Scotia



Titulo Original: Using Dogs as Ground Search Resources
Original en : http://www.sarbc.org/waverly.html
Traducción con permiso del autor :

E-Mail: isabelherran@hotmail.com
Foro: http://es.groups.yahoo.com/group/elperrodesalvamento
web: http://www.perrosdebusqueda.com/ :


Introducción


Este artículo presenta una breve guía para la persona que dirige la búsqueda sobre cómo emplear equipos caninos en la búsqueda de una persona perdida. Por lo tanto está escrito más desde la perspectiva de dirección (organizador de la búsqueda) que de la de un guía canino. Se dará mayor énfasis al estimar las probabilidades de detección (POD 1) y en integrar al equipo canino en el esfuerzo de búsqueda conjunto.

Dos Tipos de Perros de Búsqueda


Básicamente se emplean dos tipos de perros en búsqueda y rescate: (1) el perro de venteo, por lo general un Pastor Alemán (pero se puede utilizar cualquier raza para este trabajo), y (2) el perro de rastro, normalmente (pero de nuevo no exclusivamente) un Bloodhound. Mientras que los perros de búsqueda son capaces, en principio, de ser entrenados en ambos tipos de búsqueda, la mayoría de los guías caninos entrenan a sus perros sólo para realizar uno de ellos, esto es: venteo o rastro. En cualquier caso, antes de utilizar un perro de búsqueda, debemos asegurarnos de saber para qué ha sido entrenado el perro.

En el mejor de los mundos posibles, el equipo canino más valioso, en términos de obtener una alta POD, es un perro que sea capaz de cambiar con facilidad entre el venteo y el rastro dependiendo de las condiciones, con un guía canino que sea un hábil rastreador de personas.

Perros de Venteo


El perro de venteo es el que nos encontraremos normalmente. Este perro encuentra personas perdidas recogiendo rastros de olor humano que se encuentran en el aire, y buscando el "cono" del olor donde éste está mas concentrado. Normalmente el perro no discriminará olores, por lo que hay posibilidad de "falsas alarmas" si hay otras personas cerca (ej: buscadores), o si recientemente ha habido gente en la zona (un segmento debería ser "ventilado" de olor humano como mínimo durante 30 minutos antes de que un equipo canino entre en él). El éxito del perro de venteo estará afectado por varios factores, incluidas las condiciones del viento (dirección y velocidad), temperatura del aire, hora del día, terreno, y presencia o ausencia de contaminación (ej: gases de escape, humo de fábrica). Las mejores condiciones para que trabaje un perro de venteo son por la mañana temprano o al final de la tarde en días fríos y nublados, cuando hay un ligero viento. (Los perros de venteo pueden trabajar bien por la noche, aunque es un gran riesgo para el guía canino).

Cómo se utilizan. A los perros de venteo se les debería asignar un segmento sólo para ellos, por más que se envíe a los buscadores de cuadrícula a un segmento para cubrirlo con una determinada POD. Dada la alta eficacia de un equipo canino (gran superficie cubierta, comparado con personas-horas utilizados), deberían ser considerados como equipos de primera intervención, cuando sea posible, aunque los perros de venteo podrían ser útiles durante todas las fases de la búsqueda. Por ejemplo, considerar la utilización de un perro de venteo alrededor del PLS2, sobre todo si la dirección del recorrido aún no ha sido determinada. Sin embargo, si no se dispone de un perro de venteo fiable en ese momento, sino que está "de camino", no hay que tardar en utilizar rastreadores u otros buscadores cualificados para esta tarea.

Cuando se asigne su tarea al equipo de venteo, seleccione un segmento que no tenga demasiadas barreras internas, como acantilados. Por otro lado, los perros pueden ser ideales para zonas donde los rastros sean escasos, pero donde haya zonas de matorrales, ya que los perros pueden moverse alrededor de los matorrales con más facilidad que los buscadores del terreno, y se quejarán menos.

Cuando se informe al guía canino, sea específico sobre lo que quiere que realicen. Normalmente, le pedirá al equipo canino de venteo que cuadriculen un segmento determinado con un grado concreto de minuciosidad (dependiendo del POD deseado). Un guía canino experto comprenderá esta solicitud, uno inexperto no lo hará, sino que se moverá por el segmento de manera aleatoria y no sistemática.

Los equipos con perros de venteo se pueden utilizar también para búsquedas "rápidas" (de nuevo, muy parecido a los buscadores de terreno). Se pueden preferir las técnicas rápidas cuando la búsqueda local es amplia y se sospecha que la persona perdida está en movimiento. Tales búsquedas rápidas tienen el beneficio añadido de llevar al guía a la zona rápidamente y darle la posibilidad de establecer contacto verbal con el (presunto) sujeto que responde, así como de proporcionar por radio la información sobre el terreno.

Por razones que implican seguridad y eficiencia de búsqueda, no deje al guía canino ir a los bosques sin estar acompañado al menos por otra persona. De hecho, tres personas es lo ideal. Una segunda persona puede manejar la radio, mientras que la tercera puede navegar (y por tanto informar con precisión sobre la cobertura). Ninguna de las tres personas deberá estar demasiado cargada con su respectiva tarea de tal modo que esté demasiado ocupada para buscar. Sea escéptico con los guías caninos que insisten en trabajar solos -especialmente con los que no conoce-.

La mayoría de los guías de perros de venteo, cuando dirigen una batida, lo hacen perpendicularmente al viento siguiendo un patrón que generalmente se acerca al viento (con cada turno de batida), no alejándose de él. Sin embargo, cuando asigne su tarea a los buscadores de terreno, consulte al guía canino antes de tomar decisiones que tengan que ver con el patrón de búsqueda. El guía canino experimentado conocerá los efectos de las condiciones del viento y del terreno sobre el rendimiento del perro, especialmente sobre el rendimiento de su propio perro.

Cuando los guías caninos presenten el informe, pídales que justifiquen su estimación de la POD, especialmente si es alto (70% o más), y por supuesto si el equipo canino ha regresado antes de lo esperado, considerando la dimensión e del segmento. Pregunte al guía qué condiciones eran favorables para lograr una POD tan alta. Asegúrese de tomar detalle, un informe escrito del guía canino (y sospeche del guía que es reacio a entregar uno). Subrayar que el informe debe mencionar si el perro alertó o no durante la búsqueda.

Debido a que los perros trabajan ante todo con el olfato, más que con la vista, es mucho más difícil establecer una estimación estandarizada o fórmulas para la POD. Con los buscadores de terreno sólo se necesita considerar espacio y visibilidad, pero con los equipos caninos hay que considerar (además de estos factores) cientos de variables diferentes relacionadas con corrientes de aire, temperaturas de aire, y terreno, que cambian continuamente mientras el equipo canino trabaja. El guía canino experimentado y fiable será capaz de explicar cómo contribuyen estos factores a su estimada probabilidad de detección. De cualquier modo hay que considerar la disminución de la POD reportada para los equipos caninos en los que el guía sea incapaz de describir, por ejemplo, los patrones de viento predominantes, dirección y velocidad.

Perros de Rastro


Los perros de rastro o "trailing dogs" ( a menudo llamados "tracking dogs", aunque "tracking" y "trailing" dogs para los puristas no son sinónimos) encuentran personas perdidas siguiendo diminutas partículas de tejido humano o células de la piel que caen de la persona mientras camina. Estas partículas, más pesadas que el aire, que contienen el olor de la persona, normalmente estarán cerca del suelo o en el follaje cercano, de manera que el perro de rastro tendrá frecuentemente su "nariz en el suelo" (al contrario que el perro de venteo). Esto tiene importantes implicaciones para la persona que dirige la búsqueda, ya que significa que el perro de rastro debe utilizarse de manera completamente distinta al perro de venteo.

Para empezar, el perro de rastro intentará normalmente seguir el mismo camino que recorrió la persona perdida, aún varios días después de que el sujeto haya dejado la pista. Esto significa que los perros de rastro se emplean mejor desde un PLS definido o última posición conocida, como el automóvil del sujeto. Y a la inversa, el perro de rastro será menos útil cuando no haya PLS identificado.

En segundo lugar, los perros de rastro discriminan olores: son capaces (se supone que lo son) de discriminar el único olor de la persona perdida de entre todos demás los olores humanos. El perro requerirá por tanto de un artículo para oler que pertenezca al sujeto, protegido de la contaminación de otros olores humanos o por otros olores fuertes, como perfume o químicos. Un tejido absorbente que ha estado en prolongado contacto con la piel del sujeto es lo mejor, como fundas de almohada, pijamas y otros artículos de vestir que el sujeto haya utilizado recientemente. Lo ideal es que estos artículos los obtenga el guía canino de la casa del sujeto. Sin embargo, como ésto normalmente es poco práctico, puede ser necesario que otra persona obtenga el artículo de olor. Si es así, esta persona deberá evitar tocar el artículo, si es posible, utilizando algún instrumento (ej: una percha) para recoger el artículo y colocarlo en una bolsa de plástico sellable (y sin olor), como Zip-Loc (algunos guías prefieren las bolsas comunes marrones; de cualquier modo, no utilice bolsas de basura de plástico, ya que pueden contaminar el olor). Si el artículo de olor ha sido ya contaminado por el propio olor de la persona, él o ella deberán ponerse a disposición del perro para que éste les olfatee y pueda tener la información de que ésta no es la persona a la que supuestamente está buscando.

En ocasiones no hay artículo de olor, como cuando la casa del sujeto está a cierta distancia del PLS. Si hay un automóvil abierto que pertenezca al sujeto, puede ser posible obtener un artículo de olor de una manera similar. Normalmente, el guía canino "refrescará" periódicamente el olor al perro de rastro, llevando el artículo de olor y colocándolo delante de la nariz del perro. Algunos perros de rastro pueden no necesitar este refresco y pueden continuar con éxito desde el olor inicial, como el obtenido de una pisada identificada como perteneciente al sujeto. En cualquier caso, es fundamental proteger el PLS y cualquier posible pista delimitando la zona y evitando que la gente toque posibles artículos de olor o que hagan funcionar los motores de sus coches en zonas cercanas.

Si comparamos lo perros de rastro con los de venteo, encontramos que ambos tienen ventajas y desventajas. En el lado positivo, el ser capaces de discriminar el olor (perros de rastro) hace que sea más fácil integrarles en una operación de búsqueda, ya que se verán menos afectados por la presencia de olores humanos que no pertenecen al sujeto perdido. Por ejemplo, no debería ser necesario "ventilar" una zona antes de desplegar a un equipo de Bloodhound. En realidad, los equipos que utilizan un perro de rastro normalmente serán mas independientes que aquellos que utilizan perros de venteo porque, una vez asignada la tarea, no van a estar volviendo para recibir nuevas asignaciones. Su tarea es casi siempre la misma: (1) obtener el artículo de olor, (2) dirigirse al PLS, (3) hacer que el perro huela el artículo de olor, (4) observar si el perro encuentra el rastro, y (5) mantener al puesto de mando informado sobre su situación o cualquier otra información pertinente.

Por desgracia, esta independencia tiene un precio. Lo que es mas importante, es muy difícil calcular la cobertura (esto es, la POD) de un equipo canino que utiliza un perro de rastro. Esto es debido a que no hay un patrón de búsqueda por sí mismo, sino que el guía sigue la dirección que le da el perro, que le puede llevar a un patrón muy errático e indescriptible que cruza cualquier número de segmentos. Un perro de venteo que no encuentra al sujeto en un segmento determinado, proporciona sin embargo al director de la búsqueda información que puede ser cuantificada en términos de POD acumulativo; sin embargo, un equipo de Bloodhound que vuelve del campo puede no ser capaz de proporcionar estimaciones útiles de cobertura de búsqueda. De hecho, a menudo el equipo canino de rastro puede no ser capaz de especificar exactamente dónde ha estado -lo que viene a ilustrar la importancia de disponer de un navegador competente en la utilización de mapa, brújula y en análisis del terreno. Por otra parte, y dado que el equipo atravesará varios segmentos durante su asignación -y puede que no siempre esté enterado de su situación exacta- hay un problema añadido de posible destrucción de pistas por parte del equipo canino de rastro o, casi igual de malo, dejar caer pistas falsas que puedan dar una mala información o retrasar a otros equipos de búsqueda que topen con ellas. Esto no sugiere que un perro de venteo sea de alguna manera "mejor" que un perro de rastro.

De hecho, bajo las condiciones en las que la búsqueda es especialmente urgente y la mano de obra es relativamente escasa, un fiable equipo canino de rastro puede ser el único recurso más importante que se pueda movilizar para encontrar a una persona perdida lo antes posible. Mejor dicho, como con cualquier otro recurso, el director de la búsqueda deberá ser consciente de las ventajas y desventajas asociadas al despliegue de un determinado tipo de equipo canino.

NOTAS


1 POD: Probability of detection = Probabilidad de detección
2 PLS: Point last seen = el último lugar en el que se vio al sujeto


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com