Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
: (1/2)  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 9588 veces
Tamaño 5.59 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

El trabajo con perros policías en Holanda

por Ed Frawley


Titulo Original: Police Service Dog Work in Holland
Original en : http://www.leerburg.com

En 1988 en una visita a Holanda (para producir un video documental sobre los Perros de la Real Policía Holandesa) me reuní con el Brigadier Jan de Bruin en el Departamento de la Policía Holandesa en Rotterdam. El brigadier de Briun es un supervisor de la Unión Canina de Rotterdam. Es un experto en discriminación de olores con perros y ha desarrollado un método para recolectar y almacenar olor humano de la escena de un crimen. Ha almacenado olor por tres años y luego ha usado los perros y el olor almacenado para identificar a un individuo. Los tribunales en Holanda han comenzado a aceptar los perros de identificación como prueba para condenar a delincuentes.

Cuando escuché por vez primera esta historia mi reacción incial fue de escepticismo, pera era un tema tan interesante que tenía que aprender más sobre él. Este artículo aborda los métodos y las técnicas que Jan de Bruin y el Dr. E.P. Koster han desarrollado para entrenar perros para identificar olor humano mediante la discriminación. El Dr. Koster es un renombrado experto mundial en olor humano. Es profesor de la Universidad del Estado de Utrecht (Holanda) y ha resuelto que un perro es capaz de reconocer un olor 10 millones de veces mejor que un ser humano.

Aquí está como el Brigadier de Bruin ha adiestrado las narices de sus perros policías para este trabajo. Si el perro localiza un objeto de la escena del crimen, está adiestrado para ladrar. No toca el objeto. Cuando es hallado un objeto, el agente de policía tiene que tomar la decisión de si el objeto se envía al laboratorio forense como prueba o si se usa también para guardarlo como olor humano.

Existen diferentes métodos de uso de los perros en la identificación de un sospechoso partiendo del olor almacenado:

Seleccionandolo a partir de una rueda de reconocimiento. Para ilustrar este método, digamos que una pistola es encontrada en la escena de un crimen. El arma se almacena cuidadosamente en un tarro de cristal esterilizado, parecido a los que usan nuestras madres para conservar vegetales.

Se permite a los perros policías que huelan la "CULATA" del arma y luego se les lleva a una hilera de personas para identificar el olor de la persona a la que pertenece el arma. El perro indica quien es el sospechoso ladrando. Para evitar influir en su perro, el guía no toca el arma y no se encuentra en la sala mientras tiene lugar la búsqueda.

Se pudo observar que algunos eran afectados por el perro y se llegaban a asustar. Para eliminar esta respuesta, la rueda de reconocimiento de hombres (o mujeres), se puso detrás de una pantalla de tipo persiana veneciana. Cuando el perro olía al sospechoso se sentaba y ladraba en frente de la persiana, justo donde el hombre se hallaba.

Estas pruebas son repetidas dos veces después de que el sospechoso cambie de lugar con otros de la rueda de reconocimiento y no se da ningún refuerzo positivo al perro entre pruebas.

Seleccionando pedazos pequeños de tubo. Este es el método que el Brigadier de Bruin señala como el mejor. Es parecido a nuestra discriminación en el AKC (American Kennel Club) para trabajo de utilidad.

En él, dieciocho pedazos de tubo de acero inoxidable de 5 pulgadas son limpiados en una máquina limpiadora con agua a presión. Después de limpiar cada pedazo de tubo son almacenados en su propio recipiente de vidrio. Se seleccionan cinco personas para una rueda de reconocimiento (además del sospechoso) y a cada una se le asignan 3 botellas con sus tubos.

Cada persona de la rueda ha lavado sus manos con jabón neutro (para eliminar todos los olores extraños). El olor del jabón y las toallas es el mismo para cada miembro de la rueda de reconocimiento. La 6 personas se sientan en una mesa grande y abren todas sus tres botellas al mismo tiempo. Cada individuo retiene sus tres pedazos de tubo en sus manos durante 5 minutos y luego los pone detras de los tarros. Cada conjunto de tarros tiene una tapa de diferente color para que no haya manera de que los sospechosos puedan conseguir mezclar unos con otros.

Los tubos son colocados después en el suelo (a unos 50 cm aparte) y la botella se retira para que el guía no pueda saber que el tubo procede de una u otra. La persona que retira los tubos sale de la sala antes de que el equipo canino entre en ella. De esta manera no hay manera de influir en el perro con respecto a que tubo pertenece al sospechoso.

El perro se introduce en la sala y se le permite que olfatee el arma. El guía abandona la sala antes de que el perro se encamine a los tubos. El perro indica el tubo que tiene el mismo olor que la pistola y el sospechoso, sentado y ladrando.

Esta prueba se repite otras 2 más veces en diferentes áreas de la sala. Los tubos no pueden colocarse en la misma situación. Durante cada búsqueda no hay manera de que el perro pueda ser influido por el guía porque éste no está en la sala. Esta prueba definitivamente muestra que hay una conexión en tre el olor del arma y el olor del sospechosos.


 Página: 1 2 Pág. Siguiente
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com