Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 28133 veces
Tamaño 13.05 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Perspectiva del adiestramiento defensivo en perros jóvenes y cachorros

por Jerry Bradshaw


Mucha gente interesada en adiestramiento civil o deportivo están confundidos o no saben como empezar el adiestramiento de protección en perros jóvenes o cachorros. Se preguntan "Debo entrenar en defensa o en presa?". La respuesta a esta pregunta es a menudo ardientemente debatida, con algunos que argumentan que solo se debe trabajar la presa en jóvenes perros, y dejar la defensa para cuando el perro sea mucho mas maduro. Hay alguna verdad en esta idea, ya que el entrenamiento en defensa es muy estresante para los cachorros, y es muy fácil llevarlos a la evitación y su estrés es muy alto. Los perros jóvenes tienen un muy bajo umbral para la evitación.

En mi opinión, sin embargo, contestando que impulso se debe entrenar primero, actualmente depende del temperamento del perro en cuestión. EL entrenamiento a la presa es mucho más fácil realizarlo correctamente, y raramente resulta que se pueda empujar al perro a un estado de evitación. Con el fin de entrenar defensa correctamente, el ayudante (decoy, figurante, agitador), debe tener un fundamental conocimiento de los impulsos. (véase mi articulo destreza en la protección: Bases para la explicación de los impulsos y sus manifestaciones). Para mi el concepto más critico en adiestramiento de protección es el concepto de encauzamiento. El encauzamiento es el proceso por el cual desarrollamos la interacción entre los impulsos de presa y de defensa, y enseñamos al perro a pasar cómodamente de un impulso al otro. El impulso de defensa produce estrés, y mucho estrés dará como resultado evitación. El impulso de presa es calmado, confiado, el perro se siente fuerte y controlado. Pero la defensa es esencial, provee el poder y la violencia necesarios para que el perro luche exitosamente contra un hombre. La firmeza en la mordida, el enfoque en la presa, todo ese poder que rodea la trabajo viene de la defensa que esta construida y encauzada correctamente. Nuestra meta es desarrollar un umbral de evitación, que tenga un nivel tan alto, que sea lo que sea que vea el perro en el campo de trabajo o en la calle no le empuje nunca hacia la evitación.

Nuestra meta entonces es subir ese umbral o comienzo para la evitación. Como podremos lograr esto?. Deberemos trabajar al perro en defensa y enseñar al perro cuando está presionado con amenazas, su correcta respuesta debería ser enfrentar esa amenaza con agresión, y seguramente ganará. Podemos realizar esto con un perro joven?, Si, pero debe ser hecho correctamente y con cuidado. Por mi experiencia, algunos perros jóvenes muestran defensa a edad muy temprana. Si el criador ha realizado su trabajo con cuidado, usted empezará con un perro sociable y confiado. Si su perro no es sociable ni confiado con la gente en circunstancias normales, su perro joven o cachorro tendrá un umbral muy bajo para la evitación, y cualquier amenaza le empujará hacia la evitación. No se puede trabajar un impulso si el perro no lo posee. La falta de confianza no le dará ninguna posibilidad para trabajar el impulso de defensa sin empujar el umbral de evitación, por lo que no podrá trabajar ese perro en defensa. Su objetivo será primeramente construir confianza a través de la socialización, y en parte ello puede hacerse por un simple entrenamiento en presa.

Algunos perros no mostrarán su impulso de defensa del todo hasta que sean más adultos, y de nuevo no podrá trabajar este impulso hasta que sea evidente. Si tiene la posibilidad de trabajar con un figurante experimentado y este prueba la defensa de su perro y la amenaza no da signos de pre-evitación o estrés, y el perro le mira con confusión o simplemente intenta jugar, de nuevo no debe trabajarlo.

Con que clase de cachorro se puede trabajar?, si su cachorro muestra comportamiento defensivo, ladrando defensivamente a la gente en un lugar oscuro, por ejemplo, o reacciona a posturas del cuerpo de una persona que comunica amenazas, entonces si tiene algo con lo que trabajar. Precaución: en un perro joven no tenemos mucho material para trabajar en defensa. Las amenazas que traen consigo una clara reacción defensiva, y no pueden ser muy utilizadas en un principio, y el perro debe ser trabajado correctamente hacia nuestra meta, haciendo que el perro trabaje cómodamente en defensa. Esto se hace por el encauzamiento de la defensa hacia la presa.

Ejemplo: Mi mujer está trabajando a un Joven cachorro de Malinois. Este es muy valiente y confiado, pero no muestra mucho interés en jugar con el trapo o trozo de saco. Le gusta ladrar a la acción de otros perros trabajando en la pista mientras está atado. El tiene un ladrido defensivo mientras mira. También ladra defensivamente cuando la gente entra en el área de las perreras. La madre y el padre de este cachorro, ambos tienen un fuerte impulso de defensa, y un alto nivel de confianza. ¿Cómo lo trabajamos? Con el figurante a distancia, este empieza a ir lateralmente de un lado a otro, entonces se queda quieto y mira fijamente al cachorro. El cachorro se pone en estado de alerta estirando de la correa, y ladra. El figurante inmediatamente reacciona corriendo o bien lateralmente de nuevo o huyendo. El cachorro estirando de la correa lo sigue mostrando su impulso de presa y tomando experiencia en la confianza de no asustarse ante una amenaza. Este es el principio del encauzamiento, estimular la defensa y encauzarla hacia una victoria para el cachorro. No realizamos muy a menudo este ejercicio, el trabajo en defensa tiene un efecto acumulativo en el estrés del cachorro, tampoco invadimos su espacio, todo se hace a la máxima distancia necesaria solo para estimular ese impulso. Después de un tiempo, meses, lentamente iremos presionándolo más cerca, hasta alcanzar el umbral de evitación, pero solo cuando haya adquirido experiencia con victorias en esas pequeñas confrontaciones. ¿Cuál será su recompensa?, cuando después de esa pequeñas confrontaciones jugamos con el a morder y atrapar una presa (Mordedor, saco, etc...), el perro descargará su frustración en el suave trozo de saco o cuero, mordiendo fuerte y más intensamente que si empezáramos con el directamente trabajando en presa. Este ejercicio se hace cuidadosamente y reflexionando, pero solo por los figurantes más experimentados. Muchos nuevos figurantes, se acercan demasiado al perro no siendo capaces de leer el aumento del estrés en las posturas del perro o en los ladridos.

Si solo hubiéramos trabajado la presa con juego, el perro habría aprendido de esto que puede morder suavemente, ser distraído, y si lo condicionamos a trabajar de está manera, el aprenderá que está es la manera en que debe actuar cuando está mordiendo. Es una base muy pobre de adiestramiento.

Pero tener experiencia con el estrés es esencial. Fomenta en el perro la habilidad de manejar el estrés con confianza. Debo insistir en que se debe hacer gradualmente y con sesiones muy cortas. Solo hacemos este ejercicio una vez por semana, en las demás sesiones de entrenamiento lo sacamos para que vea a los perros mas adultos trabajando (Aprenden algo realmente mirando? Si, hay un termino científico para el comportamiento imitativo: Aprendizaje alelomimetico, véase Campbell, W.: Guía para mejores comportamientos en el perro, Alpines Press, 1996). Mi perro retirado de la competición Arrow of Tigerpaws, SchH3, BH fue entrenado en este mismo método. El tenia muy poca presa de cachorro, pero era fácilmente estimulado en defensa. Arrow fue muchas veces de los mejores en defensa, incluyendo dos puntuaciones de 99, y una de 97 en el Campeonato nacional de 1996. El jugaba shutzhund "en serio, de verdad". El trabajo de encauzamiento de la defensa a la presa, reforzó su impulso de presa con el tiempo a un nivel muy alto, ya que el perro aprendió a estar cómodo trabajando así. El aprendió a disfrutar de una confrontación, y también a disfrutar del poder que se siente después de neutralizar una amenaza. El aprendió que era un ganador.
Adiestrando un cachorro o un perro joven, debemos dirigir esa fuerza del perro hacia la presa o la defensa. En un perro orientado hacia la presa, con poca o ninguna defensa, nos concentramos en desarrollar una respuesta fuerte a la presa. Pero debemos siempre tener cuidado intentando despertar en el perro la defensa cuando este madure, así podremos empezar el proceso de encauzamiento. Cuando el impulso de defensa aparezca deberemos empezar a dirigir al perro a que aprenda a trabajar confiadamente en su impulso. Tenga cuidado de no trabajar demasiado y mucho tiempo solo en presa: Con ello obtendría en su perro un falso sentido de seguridad al enfrentarse a confrontaciones estresantes. Cuando este empiece a luchar y debamos trabajar con nuevos figurantes y nuevos sitios, fácilmente será empujado hacia la evitación, ya que no se le ha enseñado a manejar el estrés. Los nuevos figurantes y los viajes pondrán a su perro en una situación defensiva. El perro deberá trabajar confiado en diferentes lugares, o podrá llevarse una gran sorpresa durante una competición o durante un test de coraje. Todas las mordidas en schutzhund son defensivas, excepto para la huida en el II y III. El programa de schutzhund 1 es totalmente en mordidas defensivas.

El hecho es que no todos lo perros tiene una fortaleza de nervios necesaria para trabajar en ataques. Trabajando a un perro solo en presa durante su adiestramiento inicial o de base e ignorando entrenar la defensa por miedo a no ser capaz de manejarla, le causará poner mucho esfuerzo, y al final, no tendrá la suficiente fortaleza que necesita un perro de protección. Un perro con poco nervio que parece trabajar bien en presa empezará a mostrar signos de fracaso cuando pongamos el control del trabajo en el perro. El ladrido y la mordida siempre será sucia ya que hay demasiado estrés en la confrontación, y las correcciones del guía (que ponen al perro en defensa) mostrarán mordidas nerviosas y poco llenas, pellizcos, y algunas veces evitación hacia el figurante. A tal perro no se le dio nunca la oportunidad al principio, ya que nunca se le enseño a manejar el estrés (léase defensa) en su adiestramiento inicial. Un perro adiestrado a través del encauzamiento de la defensa a la presa también trabajará mejor en obediencia, aprendiendo a manejar el estrés de las correcciones con confianza. Aquello s de ustedes que entrenan en obediencia y usan correcciones sin motivar al perro con un juguete, o cualquier otro motivador, construirán estrés todo el tiempo, y nunca enseñaran el perro que existe un escape para ese estrés. Resultado: Una obediencia muy lenta y estado de animo temeroso. Esto también ocurre en rastreo: El uso de la fuerza en el rastro fomenta estrés, sin enseñar al perro a escapar del estrés, su ejecución será agitada y nerviosa, con falta de concentración como resultado de la falta de confianza, todo a la vez. Para su perro no hay distintas fases de adiestramiento, solo hay trabajo. Se le debe enseñar como trabajar con confianza. ¡Empiece su adiestramiento en protección entendiendo el encauzamiento!.

Un apunte final: Se ha dicho que en Ring, por ejemplo a los perros solo se les enseña a trabajar en presa, y estos perros "bloqueados" en presa son buenos para el Ring. Creo que esto es un mal entendimiento. El perro es lo que es. Puede ser estimulado en defensa, seguramente así es cuando un figurante de Ring, aplica presión con su stick, y hay contacto corporal y posturas de defensa hacia el perro. Por lo que yo he visto, pienso que los adiestradores de Ring que tienen éxito hacen mucho uso del encauzamiento fomentando la confianza de esos perros a un nivel tan alto que no se ponen nerviosos bajo ninguna amenaza. Con el tiempo el proceso de encauzamiento vuelve al perro neutral a amenazas de cualquier clase, por lo que parece que el perro trabaja en presa, debido a los altos niveles de confianza en que se adiestro al perro.

Cuando los adiestradores de schutzhund trabajan al perro en presa y le presentan al perro el stick, el contacto corporal, tocándole la cabeza y bajo la mandíbula, se está usando el encauzamiento, ya que estas cosas provocan en el perro suaves sentimientos de defensa. Pero en mi opinión, es también importante estimular la defensa sin usar la manga, para obtener el efecto completo del impulso de defensa en el perro en una situación civil (sin traje ni manga). Aquí veremos realmente el impulso de defensa en su forma más pura, Veremos la habilidad del perro para enfrentarse a una confrontación real, y al estrés. Esto es lo que se debe fomentar para conseguir un perro de protección potente para el propósito que sea.Próximo artículo: ejercicios de encauzamiento.

AUTOR




Traducido por :



 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com