Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 6283 veces
Tamaño 8.76 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Las mordeduras accidentales y la conducción deficiente en el adiestramiento K-9

por Ed Frawley


Titulo Original: Accidental Bites & Poor Handling in Protection Training
Original en : http://www.leerburg.com



Si a usted le gustase aprender más sobre el manejo de perros en el trabajo de la mordedura, acuda a nuestros videos titulados:

  • El adiestramiento de los perros de protección personal.

  • El adiestramiento de los perros para el servicio policial.

  • Los primeros pasos en el entrenamiento de la mordida.



Me acerqué a la escuela que enseña paracaidismo. Mis amigos y yo fuimos a conocer como "esos tontos locos beben toda la noche y saltan fuera de aviones cada sábado y domingo". Era una buena manera para "ligar". Nosotros vivíamos para la fama hasta que un sábado el paracaídas de Bob Jessas no-se abrió, entró en pánico y no tiró de su paracaídas de emergencia. Era un veterano del Vietnam con dos estrellas de bronce, no había considerado entrar en pánico. Su muerte nos cambió a todos, y desde ese momento, tomamos una actitud diferente en nuestro deporte.

La primera vez usted sea testigo de una mordedura accidental seria, cambiará su actitud sobre las sesiones de entrenamiento con sus perros policía.

Hay tres únicas razones para una mordedura accidental:

  • El fallo del equipo

  • El error del figurante,

  • Una conducción deficiente.

  • El fallo del equipo

  • El error del figurante,

  • Una conducción deficiente.



En este artículo me referiré a la conducción pobre y discutiré el error del figurante en futuros artículos.

La buena conducción (por parte del guía) llega a ser de gran interés cuando empieza el adiestramiento de la mordedura al cuerpo. Los riesgos de su ayudante aumentaran diez veces.

La buena conducción es en gran medida un arte como el trabajo de figurancia bien hecho. Lo triste es que la mayoría de los adiestradores no piensan lo suficiente en ello hasta que ven el daño que puede causarse en una fracción de segundo cuando alguien se equivoca.

Para comenzar, el guía y el figurante deben tener una óptima comunicación. Esto debería ir hasta a considerar señales manuales preconcebidas para las acometidas y los momentos de quedarse quietos, y las MORDIDURAS REALES.

Pero antes que esto, el guía debe aprender el manejo correcto de la traílla durante las mordeduras al cuerpo y el procedimiento adecuado para soltar y recoger correa, mientras el perro está todavía sobre el figurante.

Lo primera que cada guía debe aprender durante el trabajo de mordedura es plantar sus pies y NO MOVERSE, a menos que el ayudante sepa que va a hacerlo. El ayudante debe saber donde está el fin de la traílla, donde comienza su zona de seguridad. Si el guía deja que su perro tire de él hacia el figurante, se pierde la comunicación y tenemos una situación potencialmente peligrosa. Vemos esto demasiado frecuentemente en los guías noveles.

No es una mala idea poner a cada nuevo adiestrador en un departamento y hacerlo caminar en círculos alrededor de un perro bravucón, que sea nuevo en el deporte, comenzarán rápidamente a implorar al guía que no se mueva y que no deje que el perro les muerda.

En la mordida al cuerpo, el próximo paso que el guía debe aprender es retener la traílla para poder controlar su perro. Esto significa las dos manos sobre la traílla, una cerca del collar y la otra sobre el final de la correa.

Cuando trabaje cerca del ayudante, el guía cierra el codo de la mano que está cerca del collar y retiene al perro. Esto impide al perro saltar alto y cerca de la cara del figurante. Con este control, el guía puede trabajar con el figurante y apuntar al perro a la parte del cuerpo que ellos deseen.

Cuando esté haciendo trabajo de mordida con correa y lleve a su perro lejos del figurante al final de la mordedura, agarre siempre la correa muy cerca del collar antes de que el perro libere la mordida, de esta manera controla que el figurante se pueda alejar del perro y no se preocupará de una mordida posterior.

Las mordeduras accidentales suceden cuando el perro está mordiendo la parte superior del cuerpo y el guía lo rectifica cuando sólo tiene sujeta la parte final de la traílla. Si hay flojedad en la línea, el perro puede morder una pierna o peor una mano.

La siguiente área de verdadera importancia, es el procedimiento apropiado de recoger al perro de la correa en el trabajo de la mordida. Esto se hace de una manera cuando el ayudante está de pie y de otra cuando está en el suelo.

Con el ayudante de pie, y el perro todavía mordiendo, me gusta acercarme tanto al perro para que me pueda ver. Le doy aliento y le digo que hace un buen trabajo.

Esto hace dos cosas: le da confianza y pone su atención en el ayudante. Tomo la traílla corta (por el collar), me muevo detrás el perro, constantemente dándole alabanzas y repetiéndole la orden de morder. Quiero que se sienta cómodo conmigo estando cerca de su trabajo. Si mi charla lo distrae, me callaré y simplemente le golpearé en los flancos.

Cuando usted lo saca de la mordedura, usted todavía lo tiene corto y sin flojedad en la correa y el ayudante puede marcharse lejos del perro.

Nunca suelte al perro cuando el figurante esté entre usted y el perro, en este punto ha perdido el control.

La última área que discutiré, es la recogida de traílla con el ayudante en el suelo. El trabajo del GUIA en este caso, está en proteger la cara del figurante antes de que él se aleje del perro.

El problema de esto, es cuando el GUÍA se acerca desde detrás, la mayoría de los perros se subirán en lo alto del figurante porque ellos no quieren ser soltados. Esta acción empuja al perro a la cara del figurante.

La solución para el GUÍA es ir por detrás del figurante y acercarse al perro por la parte delantera

El GUÍA se arrodilla abajo, encima del figurante y pone su pierna entre la cabeza del perro y la cara del figurante (ver la foto). Toma su perro muy corto por el collar y se asegura de que tiene el control del perro antes de sacarlo fuera.

Una mordedura accidental aquí podría ser muy seria.

Ahora veamos un resumen de los procedimientos seguros del guía en el trabajo de mordida al cuerpo.

  • Paso 1. Plante sus pies y no deje al perro tirar de usted hacia el figurante.

  • Paso 2. Siempre usar las dos manos sobre la traílla, uno al final y la otra cerca del perro, sosténgalo abajo y deténgalo en la ida a la cara del figurante.

  • Paso 3. Cuando se lleve al perro fuera del figurante, siempre agárrelo corto y prevenga las mordeduras posteriores.

  • Paso 4. En el trabajo de correa con el figurante de pie, aproxímese al perro para que pueda verle, y hágale sentirse cómodo y no lo saque del figurante hasta que no lo tenga controlado.

  • Paso 5. En la mordedura con el figurante en el suelo, aproxímese de frente y póngase entre el figurante y la cara del perro. Asegúrese de tener controlado al perro antes de llevárselo del figurante.



Este nuevo interés que estamos viendo a lo ancho de América por los K-9 de la Policía servirá para aumentar las mordeduras accidentales en el entrenamiento. La conducción apropiada reducirá sus probabilidades de tener una.


AUTOR


    Ed Frawley Es adiestrador profesional que realiza vídeos caninos desde hace 30 años.
    frawley@leerburg.com
    Leerburg Video Production
    No sabe español, toda correspondecia debe ser mantenida en Inglés


Traducido por : corby
E-Mail: corbycan@ya.com


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com