Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Menú
Páginas Amarillas
Día Europeo de la Víctimas Terrorismo
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Estadísticas
Educación Básica: Entrenamiento para Cachorros  
Autor minimum
Publicado: 28/5/2007
Leídas 35243 veces
Tamaño 15.38 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

ENTRENAMIENTO PARA CACHORROS


por Ian Dumbar, 1999



Cuando observamos las clases de entrenamiento para cachorros, es facilísimo que seamos seducidos por el panorama de cachorros que felices y de manera obediente, responden sin la correa, o a ordenes verbales y señales corporales para venir, sentarse, caminar junto, o echarse y estarse quietos , que uno tiende a olvidar la razón principal para tomar las clases.

Un programa integral para cachorros comprende ambos, tanto el entrenamiento para comportamiento y temperamento , como el trabajo de obediencia, a elección del entrenador.

El ingrediente vital es el entrenamiento del temperamento (proveyendo un foro educativo para que lo cachorros aprendan esquemas sociales y para desarrollar la confianza y capacidades sociales, para una interacción amistosa con otros perros y especialmente con otras personas). Los cachorros pueden ser preparados para jugar con otros cachorros y perros, y disfrutar de múltiples interacciones positivas con una extensa variedad de gente, especialmente niños y hombres. La socialización debería ser siempre el eje de un programa para cachorros, ya sea que se componga de un grupo de propietarios formando un círculo en el piso con los cachorros en el centro jugando amistosamente o si le apetece, la práctica de destreza sin correa a media sesión de juego.

ENTRENAMIENTO DE OBEDIENCIA


El entrenamiento de obediencia es necesario para que los propietarios tengan control sobre la posición corporal de sus perros en sus hogares y durante actividades. Algunas formas de entrenamiento de obediencia práctica es necesaria para todos los perros., no importa cual sea su situación. Ciertamente todos los aspectos del entrenamiento de obediencia pueden ser efectivamente llevado a cabo a cualquier momento de la vida del perro, pero suele ser mucho más fácil, rápido y más placentero cuando es apenas un cachorro. Como sea, sin importar la facilidad del entrenamiento temprano, no olvidemos nunca que la obediencia es únicamente la tercera razón para las clases de cachorros. Aún así , la perspectiva de un control temprano de la mascota mediante órdenes verbales y sin correa , es una motivación válida para inscribir a los cachorros en clases que adicionalmente ofrecen una urgente modificación de comportamiento y todo el importante entrenamiento de temperamento. Es francamente improbable que los propietarios lleven a sus cachorros a toda prisa a un programa de entrenamiento especializado en anti agresión e inhibidor de mordidas .

ENTRENAMIENTO DE COMPORTAMIENTO


El comportamiento del un perro puede ser modificado en cualquier etapa de la vida del perro, de cualquier manera entre mas viejos, más difíciles. Generalmente es mejor lidiar con problemas de comportamiento antes de que afloren; para modificar el comportamiento del perro antes de que los problemas potenciales muestren sus “feas cabezas", o antes que problemas incipientes se conviertan en catástrofes. Sin una guía suficiente (modificación de comportamiento) , el perro sería dejado a improvisar y a buscar por si solo, una terapia ocupacional que tomarían largas horas, cuando es dejado invariablemente solo en casa. No hay duda que algunos propietarios catalogarían las improvisaciones del perro como inaceptables . En poco tiempo, las expresiones inapropiadas del perro de su comportamiento, se convertirán en parte integral de su rutina diaria. Por ejemplo, los comportamientos se convertirán en hábitos..... malos hábitos.

Esto es injusto tanto para el perro como para el propietario, debido a que por el resto de la vida del perro, sin duda, el primero frecuentemente se irritará por el mal comportamiento del segundo y por lo tanto este será también frecuentemente castigado. Mas aún, para reeducar un perro con malos y muy arraigados hábitos, de inicio es necesario romper el mal hábito, antes de reentrenar al perro. Por ejemplo, para hacer que un perro renuncie al habito de ladrar después de 10 años de hacerlo, es como tratar convencer a una persona que fuma desde hace 40 años, de que abandone el mal hábito.

Es razonable educar a un perro desde cachorro de tal manera que se habitúe a no ladrar excesivamente. Un ingrediente vital en el entrenamiento de cachorros es el involucrar a los propietarios preparándolos en como prevenir problemas comunes de mal comportamiento (como enseñar a su perros de manera apropiada y alternativas aceptables parra el comportamiento normal canino). Por ejemplo, qué masticar, en donde defecar, donde cavar, cuando ladrar, cuando saltar , cuando estar activo, etc. En particular, es esencial detectar cualquier problema incipiente de mal comportamiento , que aflore en la clase, aun a expensas en retardar la enseñanza de los comandos “heel" y “sit".

En efecto, la maestría de obediencia puede esperar, mientras que en los problemas de comportamiento, “las arenas del tiempo ya están corriendo". Por ejemplo, en lugar de permitir a un cachorro ladrador deje sordos a todo el mundo en la clase que durará 6 semanas (asentando un precedente para el perro que crónicamente irrita a sus amos y engendra el rechazo de los vecinos de manera perpetua), durante la primer semana de clase , enséñele al cachorro ladrador a “sush" por lapsos de tiempo progresivamente más largos. Adiestre al propietario para que le enseñe al perro el “sush" en su máxima expresión.

De manera similar los problemas de defecación dentro de la casa, en la clase debería ser tratado de forma inmediata; no pierda el tiempo limpiando el excremento, el propietario debe aprender a empujarlo (mientras le indica al perro que cometió un error con una reprimenda:"fuera" , “out side", etc.) todo en menos de un segundo. Con una simple palabra lo puede reconvenir, ciertamente lo está asustando, pero puede rectificarse posteriormente sacando al perro y diciéndole:" good dog" o “buen perro". Ahora sí , limpie el excremento. Este tipo de problemas presentan de manera especial una posibilidad a la que hay que temerle. No por el pequeño cachorro, sino porque si un pequeño cachorro defeca en el entrenamiento , generalmente es únicamente la muestra de un sin número de defecaciones de proporciones adultas en el hogar. Si el perro se ensucia en casa, tiene muchas probabilidades de ser relegado afuera, en donde por supuesto, empezara a masticar objetos, a cavar en el jardín, a ladrar y a escaparse para aliviar el aburrimiento de un solitario confinamiento, para que después el propietario se canse y le busque otra casa.

Es de mucha ayuda tener en mente que los problemas de comportamiento, aún los más simples como la defecación dentro de la casa, matan mas perros que los virus y bacterias. Si el perro presenta problemas de comportamiento y no se resuelven pronto , el perro no estará preparado para enseñarle el comando de “sentado" y el “ heel".

ENTRENAMIENTO DEL TEMPERAMENTO


A diferencia del entrenamiento de obediencia y las modificaciones de conducta, el entrenamiento de temperamento tiene que ser visto en un contexto de desarrollo y debe ser realizado durante la etapa de cachorro. La intervención preventiva es clave; retardarlo, es por así decirlo, una locura. Las medidas preventivas son fáciles , eficientes, efectivas, virtualmente no requieren esfuerzo y pueden disfrutarse en la mayoría de los casos, el tratamiento de los problemas de temperamento en los perros adultos consumen mucho tiempo, son difíciles y generalmente peligrosos.

Simplemente es imposible criar un perro que consiga un 300 de puntuación en el ring y que nunca quebranta el comando de “estate sentado" (sit – stay)., es imposible criar un perro con un temperamento perfecto (un perro que nunca muerde o pelea). Ciertamente la buena crianza es esencial pero por si misma, la cría selectiva no es suficiente. Las marcas perfectas y los comandos con alto rendimiento son el producto de un largo, extenso y buen entrenamiento. Similarmente, los perros tienen que ser entrenados para no pelear y entrenados para nunca morder a las personas.

El temperamento de cada perro debe ser modificado de algún modo (moldeado para que se adapte a la vida del propietario) . todos los perros son diferentes: algunos perros son desconfiados, en donde otros son muy decididos, algunos son flojos y otros muy activos, algunos tímidos y otros reservados, distantes, antisociales, otros demasiado amigables. La gente tiende a olvidar que el perro doméstico, no es tan doméstico, hasta que no ha sido entrenado y socializado adecuadamente. Si el perro no ha sido socializado y no se ha inhibido su tendencia a morder , entonces el llamado perro domesticado (de cualquier raza) es mucho peor que un animal salvaje.

Los programas para cachorros que promueven la socialización temprana , un contenido social enriquecido y un entrenamiento de temperamento, con la utilización liberal de juegos mas comida , juguetes y atractivos sociales, así como recompensas en el entrenamiento, son la única solución práctica para los problemas de temperamento. Si los propietarios permiten a sus perros suficientes oportunidades para jugar con otros cachorros y perros , los problemas potenciales más frecuentes se solucionan por si mismos. Los cachorros virtualmente se entrenan solos para ser amigables y llevaderos.

Un perro socializado juega con otros perros, en vez de pelear o esconderse. Incluso, el temor generalizado que prevalece en la mayoría de los perros adultos es virtualmente inexistente si se aplica previamente el entrenamiento y la socialización para cachorros , así como el entrenamiento sin correa. Ciertamente, aún los perros adultos bien socializados tendrán sus bemoles. En este aspecto no son muy diferentes a las personas. Existen muy pocas personas que pueden decir que nunca han perdido la calma, nunca han discutido y que nunca han agredido físicamente a otra persona (generalmente un niño o un cónyuge) estando enojado. Por otro lado existen muy pocas persona que han lesionado seriamente o asesinado a alguien. Sin embargo, es absolutamente falso esperar que un perro (sobre todo los machos) nunca riñan, pero también es absolutamente razonable, esperar que los perros sepan como resolver sus diferencias sin lesionar a sus adversarios, de igual a igual, de echo, aún sin ningún contacto dental o derramamiento de sangre.

Aún más, estos destrezas sociales deben adquirirse a una edad temprana , cuando son cachorros. La razón principal para los juegos es para que aprendan a inhibir la fuerza de sus mordidas y desarrollen hocicos dóciles, antes de que sus maxilares alcancen la fuerza suficiente para infligir serios daños. Los juegos además permiten que los más jóvenes aprendan el contexto apropiado de elementos individuales en la totalidad de su repertorio conductual. Con una socialización inadecuada , tanto la falta de confianza como de interacción social, se ven evidenciadas cuando se esconden o se quedan quietos , o cuando tienen actitudes de “mucho macho" ladrando y gruñendo; en encuentros sexuales se evidencia con problemas de convivencia, camadas de pequeño tamaño o problemas maternales, etc.

Las clases para cachorros son esenciales para preparar a los propietarios de estos, a que les enseñen para inhibir la costumbre de morder: para inhibir primeramente y de manera sistemática, la fuerza de la mordida , hasta que la presión de la misma es eliminada; en segundo lugar la incidencia de mordidas (que por ahora son solo mordiscos). Cuando se trata con problemas potenciales tan serios como la agresión a humanos, es prudente tener varias líneas de defensa por lo menos, un par de programas:

1. INTENTAR DESENSIBILIZAR AL CACHORRO A CUALQUIER POSIBLE PROVOCACION .
2. ENSEÑAR AL CACHORRO A INHIBIR TANTO LA FUERZA COMO LA FRECUENCIA DE SUS MORDIDAS.


Así , si alguna situación surgiera, para lo cuales no hemos probado el perro, (por ejemplo, si un niño vestido de Batman brinca en el tórax del perro, o le prensa la cola con la puerta del auto) , el perro por lo menos ha sido socializado con niños, ha sido expuesto a una gran variedad de situaciones raras, ha sido desensibilizado a un manejo doloroso, por lo que sabe perfectamente que no debe morder , pero si lo hace .... una buen inhibición de la mordida, traerá como consecuencia apenas una raspadura en la piel, eso si es que hace contacto con la piel después de todo.

Existen muchos tipos de desensibilizaciones y ejercicios de afirmación de la confianza (algunos se describen en mi manual “Preventing Aggression" (Prevención de Agresiones) y otras son mostradas en mi video “SIRIUS Puppy Training" (Entrenamiento de Cachorros SIRIUS). La mayoría de los ejercicios utilizan la recompensa con alimento en el entrenamiento, siendo el método de elección cuando se trabaja con perros temerosos o agresivos. Desafortunadamente , durante el inicio del entrenamiento del temperamento es contraproducente felicitar y/o acariciar al perro, tomando en cuenta que el perro o cachorro se encuentra temeroso o irritado por la voz y el contacto manual de un extraño. Irónicamente , esta fue básicamente, la causa más frecuente del problema.

Para describir únicamente un ejercicio: la alimentación con la mano. En la primera etapa de la alimentación con la mano al “súper perro", el perro aprende a disfrutar de la compañía humana cerca del plato de comida. Aprende a tomar la comida gentilmente (inhibición de la mordida) y el “Off" (fuera) o “Wait" (espera), ambos útiles en la enseñanza de la inhibición de la mordida, y el “Take it" (tomalo) . “Off" significa : no toques la comida a menos que se te indique; “Take it" : inicialmente al perro se le entrenó que si no toca la comida por un período de tiempo progresivamente alargado, siempre llegará un momento en que lo podrá tomar. Una vez enseñado, el propietario tiene la opción de no vetar el comando “Off" , el cual significa ahora: no lo toques, para nada.

Existen numerosas aplicaciones de estos comandos: “Take it" incita al perro temeroso a tomar el alimento o juguete de un extraño. ( y al mismo tiempo, enseña al Malamut y al Akitas, como tomar un objeto con el hocico) “Gentilmente" instruye al perro como tomar comida de un niño que no le es familiar, y como jugar con el gato o con un perro tímido. “Off" es útil para instruir al cachorro en parar de mordisquear así como a no tocar una gran variedad de objetos como los pañales del niño, al niño, el traje dominical, el conejo de Pascua del vecino, el pájaro muerto, depósitos fecales de origen desconocido, serpientes , perros temerosos o un gran perro agresivo.

Ian Dunbar PhD, BVetMed, MRCVS
SIRIUS Puppy Training
copyright 1999 Ian Dunbar

Traducido y Reproducido con permiso de su autor


TRADUCIDO POR:
Dr. Ricardo Aldana Salcido
E-Mail: dr_aldana_s@yahoo.com.mx

AUTOR


Dr. Ian Dunbar
Web: Dog Star Daily




 
Volver a Sección | Volver al Indice principal