Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Menú
Páginas Amarillas
Día Europeo de la Víctimas Terrorismo
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Estadísticas
Herramientas: El Collar Electrónico  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 30434 veces
Tamaño 9.93 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

El Collar Electrónico

por Lou Castle


Titulo Original: The Electronic Collar
Original en : http://www.uwsp.edu/psych/dog

A menos que usted observe los resultados al usar el collar con un perro, es simplemente difícil aceptar lo rápido que aprenden. Ninguno de nosotros tiene tanto tiempo como nos gustaría para trabajar a nuestros perros así que esto realmente saca el máximo provecho del tiempo que gastamos.

Los collares electrónicos no son tan sólo para resolver problemas.

No son tan sólo para "perros difíciles". Con la mentalidad adecuada por parte del guía, hasta el perro más blando puede adiestrarse con ellos.

Esto es cuestión para muchos días de clase. Permítame darle una versión reducida aquí.

Antes de que empiece, permítame decir que si decide usar lo que recomiendo no se refiera a él como un "collar eléctrico". El propio nombre remite a algunas personas a una crisis de terror. "¡Cómo puede ser taaaaaaan cruel de electrocutar a su perro!!!"

Llámelo en cambio collar de adiestramiento remoto o incluso collar electrónico. Sí sé que es un eufemismo pero también puede ayudarle a pensar en él de otra manera. Hay una antigua historia de H. L. Mencken sobre como influye el idioma en la manera en que pensamos aunque es demasiado largo de contar.

La mayoría de los adiestradores usan el collar electrónico (también conocido como un collar de impulsos, collar electrónico de adiestramiento y entrenador o adiestrador remoto) como refuerzo negativo. El perro caza ciervos así que colocan el collar en el perro y cuando realiza el primer paso hacia los próximos ciervos, ellos lo dinamitan con una sacudida eléctrica de alto nivel. Él aprende que la persecución de ese ciervo lleva a una experiencia desagradable, no importa lo lejos que se encuentre de su guía, y la conducta se extingue.

En otra situación un perro asalta los cubos de la basura y se come ésta. El guía le coloca un collar y la próxima vez que él se acerque al cubo de la basura le suelta una descarga eléctrica de alta energía al perro. En este caso yo creo que el perro se condiciona a que el cubo de la basura está caliente y se asusta cuando se acerca. Aprende que los siguientes cubos de basura son una experiencia desagradable.

Estas conductas cesan con o sin la presencia del guía porque el perro cree que la corrección vino de su conducta, no del guía. Cree que su acción de cazar al ciervo o de acercarse al cubo de la basura causó el estímulo electrónico.

Éstos son ejemplos de simples comportamientos de evitación. Ésta es el alcance de la mayoría de los usos que dan los adiestradores a estos collares. Un problema que ocurre con este uso del collar es que la mayoría de los adiestradores estimula el perro unas pocas veces y luego guardan el collar. El perro aprende rápidamente que el estímulo va unido al collar y que puede cazar al ciervo o comer de la basura cuando no lleve puesto éste.

A propósito, antes de que entremos más profundamente en este tema y alguno de cuenta de mí a los Derechos Humanos, permítame explicar a que se parece el estímulo. Si usted ha arrastrado alguna vez sus zapatos por una alfombra y luego quiso tocar el tirador de una puerta y recibió una descarga, ha probado la misma clase de estímulo que proviene de los collares electrónicos. Es desagradable, pero no hace daño físico. Yo he comprobado en mi mismo miles de descargas de los collares electrónicos para probarlos e insisto en que mis clientes reciban también los estímulos de éstos, antes de usarlos en sus perros.

Haré uso para esta ilustración de una maniobra obediencia; el sentado. En mi teoría sobre el uso del collar como refuerzo positivo, el perro debe saber ya la maniobra (cómo sentarse) y debe condicionarse a que puede escapar de la corrección, un tirón en la traílla, realizando la maniobra.

Para lograr esto, normalmente sujeto el mando a distancia (qué tiene el botón en "on") mientras que el guía se ocupa del perro. (Es demasiado para un guía principiante hacerlo al principio.) Le hago una señal al guía y éste da una orden a su perro para sentarse junto con una corrección automática con la traílla. Cuando el guía haga esto, yo doy también un estímulo electrónico al perro que comienza cuando el guía da la orden verbal y cesa tan pronto como el "sentado" ha terminado..

Después de hacer esto unas veces, el guía da una orden verbal pero ninguna corrección al perro con la traílla. Yo le doy un estímulo electrónico que empieza con la orden verbal del guía y finaliza tan pronto como la parte trasera del perro se pega a tierra.

Si el perro duda, el estímulo continuará y el guía dará una corrección con la traílla al perro y tal vez un empujón en los cuartos traseros.

Tal cual el perro aprendió (fue condicionado) que puede evitar el desagrado de una segunda corrección con la traílla sentándose, aprende que el estímulo electrónico se detiene tan rápido como él se siente. Con los perros que he entrenado con este método, los cuartos traseros casi ni se ven debido a lo cada vez más rápido que el perro se sienta hasta que de repente el "sentado" es más rápido que el se ADELANTA A LA CORRECCIÓN. Desde ese día, con sólo poco frecuente recordatorios, intentará adelantarse a la corrección. Ha sido condicionado a que si se sienta muy rápido la corrección no llega.

Es asombroso mirar como los perros cambian de actitud cuando aciertan. Es como encender una bombilla.

Debido a la la brevedad, he mencionado aquí sólo los momentos culminantes, omitiendo la mayoría de los detalles.

Algo que sucede frecuentemente es que el perro intentará brincar fuera de lo que él percibe como "tierra caliente" exactamente dónde está situado. Impida que esto suceda realizando los primeros estímulos con el perro contra una pared para que él no pueda saltar lejos. El guía necesita ser informado de todos los posibles movimientos que el perro pueda hacer para saltar fuera de esta "tierra caliente" para que él pueda evitarlos considerando que el perro intenta escapar del estímulo. El perro debe aprender al primer o segundo intento que la única escapatoria es sentarse.

Pero un ejemplo más antes de terminar. Yo entreno perros policías y cuando el perro recibe la orden para dejar de morder, quiero que regrese tan rápidamente como le sea posible al guía. Esto es para que pueda cumplir su principal misión, la protección del guía. Considerando que el regreso del perro al guía permite que una patrulla pueda arrestar al sospechoso sin que el perro esté presente para que ninguno de ellos resulte mordido. El collar que uso tiene dos botones en el mando a distancia. El botón 1 suministra un bajo nivel de estímulo, mientras que apretando el 2 suministra un nivel intermedio, y apretando los dos al mismo tiempo da un nivel alto de estímulo.

Cuando el perro está mordiendo (recuerde que él ya sabe hacer este ejercicio completo, que debe dejar de morder, debe regresar al guía, y colocarse en "fuss".) la orden para regresar al guía es dada por éste al mismo tiempo que yo doy un "alto" estímulo. Tan pronto como el perro suelta la mordida, el estímulo cambia a "medio". Y tan pronto como el perro regresa hacia el guía el estímulo cambia a "bajo". Y en el momento en que el perro regresa a la posición base y se sienta, el estímulo cambia a "apagado".

Éste es un mensaje enérgico que no puede transmitirse al perro de cualquier otra manera.

El perro aprende (es condicionado) que el nivel del estímulo desciende a mediada que el ejercicio avanza y se detiene completamente cuando dicho ejercicio está completo. Mis perros prácticamente brincan de la mordedura en mitad de la lucha y regresan a la CARRERA hacia el guía porque han aprendido que a medida que lo hacen más rápido, antes se detendrá el estímulo.

Si quiere más información quizás podría llamar a Tri-Tronics, 800.456.4343. Pida su catálogo. Contiene muchas consejos.

Tri-Tronics tiene un excelente video llamado la "Introducción a la triple acción" en el que usted será dirigido paso a paso en una lección de como enseñar a un perro a Venir, Irse, y Permanecer quieto. La velocidad con que los perros aprenden estos ejercicios básicos es realmente asombrosa. Antes de que se gaste el dinero en un collar, le sugiero firmemente que se haga de este vídeo y lo visione varias veces. Verá perros "encabezonadamente duros" y perros "blanditos" que fueron adiestrados con el collar electrónico.

El único cambio que le haría al video es enseñar el "parado" antes de la llamada. Si usted lo hace a su manera, con la llamada primero, al perro le entra en la cabeza que el lugar "seguro" dónde nada malo ocurre está a su lado. Si le enseña primero el "parado", eso no sucede.

No obtengo beneficio alguno en absoluto con cualquiera de los productos del Dobbs Training Center, soy simplemente un cliente satisfecho que desea por otra parte mostrar como estos dispositivos y técnicas pueden funcionar.

Si puedo ser de mayor ayuda o si alguien tiene cualquier pregunta, por favor póngase en contacto conmigo con toda confianza.


AUTOR


Sgt. Lou Castle
E-Mail: uncllou@aol.com
Web: http://www.loucastle.com/

Traducido por : corby
E-Mail: corbycan@ya.com


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal