Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
: (1/2)  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 13782 veces
Tamaño 7.82 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

El adiestramiento de perros que no muerden para que ladren tras la puerta o protejan a su guía

por Ed Frawley


Titulo Original: Training a Non-biting Dog to Bark at the Door
Original en : http://www.leerburg.com


Un Perro de Leerburg siendo adiestrado para ladrar a la orden


A menudo me preguntan nuevos clientes (que no quieren trabajar la mordedura con sus perros) como enseñar a su perro a ser más protector. Básicamente ellos quieren que el perro ladre y así los forasteros sepan que hay un perro presente. Si se detiene a pensarlo, esto es lo que el 99.9% de la gente que tiene perros de protección necesita. Siempre digo a la gente, que si usted observa que un intruso intenta cruzar por donde está su Pastor Alemán ladrando, necesita ¡¡¡SOLTARSELO!!!

Para comenzar pienso que esta gente que quiere hacer este adiestramiento del ladrido, todavía necesita comprender algo sobre el entrenamiento de los instintos de protección. Aún así esto son sólo los fundamentos. También lea el artículo que escribí sobre el tema después de que haya terminado con éste.

Algunos perros (debido a sus genes o a su temperamento) nunca van a ser capaces de hacer cualquier tipo de adiestramiento para protección. Carecen totalmente de instinto de defensa. Lo único que se le puede enseñar a hacer es ladrar a la orden. Discutiremos este primer método. Otros perros tienen los antecedentes genéticos para hacer trabajos de mordida pero los propietarios no desean

Perros que no tienen instinto de defensa


Hay varias maneras de enseñar a un perro a ladrar por un obsequio (o su juguete favorito), simplemente en su jardín trasero o cocina. Lo más importante en este adiestramiento está ser constante con la elección de las palabras que va a usar para "ladrar" y para elogiar con el primer ladrido o ruido. Yo uso la palabra alemana "GEBLOUT." No mucha gente sabe qué Geblout significa y suena mejor que decir "HABLA Fido o LADRA Fido".

Su también importante mostrar entusiasmo cuando se intenta conseguir que el perro "ladre.". En otras palabras, hacer un juego de ello. No piense que porque el propósito de este adiestramiento sea eventualmente hacer que el perro ladre tras la puerta usted deba mostrarse serio.

La parte más difícil de este entrenamiento está inicialmente en conseguir que el perro entienda lo qué usted quiere que haga, que es ladrar a la orden.

Una vez se ilumine la bombilla sobre su cabeza disfrutará del juego (a algunos le gusta demasiado.) Algunos perros no son ladradores por naturaleza. Especialmente si usted ha hecho un esfuerzo por controlar los ladridos indeseables. Una de las mejores maneras que he encontrado para conseguir que un perro se inicie en el ejercicio del ladrido está en añadir frustración con la recompensa. En otras palabras, atar al perro en la parte superior de la pata de la mesa de la cocina o en la valla del jardín posterior (inicialmente siempre en el mismo punto.) Motivarle con la recompensa y hacer como que se marcha lejos (salga de su vista si es necesario como cuando llama al perro). La parte más importante de este ejercicio está en reaccionar instantáneamente ante cualquier tipo de ruido del perro, incluso ante un gimoteo. Vuelva corriendo y elógielo con un " BIEN GEBLOUT, BIEN GEBLOUT". Dele la golosina y comience nuevamente. Parece que los cachorros reaccionan a esto más rápido que los perros más viejos. El único problema es que una vez ellos aprenden el juego es difícil cerrarles la boca..

Otro punto importante del tema es prever UN LADRIDO. Durante un largo período de tiempo de adiestramiento es necesario premiar un sólo ladrido. Tan pronto como el perro gane en experiencia y fiabilidad premiaremos dos o tres ladridos. Ésta es la única vía de llegar al .buen camino

Una vez el perro es constante a la orden de ladrar en el mismo lugar lo desatamos, el próximo paso del entrenador es enseñar al perro a ladrar en otros lugares. De esta manera, moveremos la cuerda a diferentes lugares alrededor de la casa y jardín. También hay que observar si el perro ladra a la orden cuando juega fuera o va paseando con él. Durante estas sesiones de juego, deténgase y mire rápidamente a los ojos del perro y dígale un entusiástico "GEBLOUT". Si él duda, muéstrele la golosina y repítale el comando. Lo único que el perro necesita para la ladrar es tiempo.

Usted habrá progresado cuando pueda dar la orden en una sesión de juego sin que el perro sepa que usted tiene el juguete o la golosina preparada para una gratificación.

El juego está avanzado en el momento en que el perro está dentro de la casa y el propietario camina por fuera de la puerta dándole la orden de ladrar. Mientras está afuera, debería llamar a la puerta o tocar el timbre. Cuando el perro ladra, el guía entra y juega. Trate de avanzar otro paso en el entrenamiento atando al perro, y caminando fuera sin dar la orden de ladrar y llamando a la puerta o tocando el timbre y el perro ladrará. Pase lo que pase, siempre llamar o tocar el timbre antes de dar la orden.

El próximo paso es que participe un miembro de la familia y camine por fuera para llamar a la puerta o tocar el timbre. El propietario permanece dentro para dar la orden de ladrar. Si hay un problema en este paso del adiestramiento, dar marcha atrás y que el ayudante ate al perro a un punto. Disponga que los miembros de la familia jueguen al juego y vea si pueden conseguir que el perro les ladre. Siempre recordar que hay que derrochar elogios con el perro. Descubrirá que contra mas alabanzas más divertido será el juego y más rápido aprenderá el perro.

Una vez el perro juega con los miembros de la familia (o amigos) entonces vuelva a la puerta. El objetivo en este paso del adiestramiento es intentar que el perro caiga en la cuenta que si ladra tras la puerta será recompensado con una golosina o un juguete para jugar.

A lo largo de todo este entrenamiento es importante no hacer demasiados ejercicios durante una sesión de adiestramiento. Consiga que el perro ladre 3 o 4 veces y abandone. Descanse durante unos 45 minutos y entonces inténtelo nuevamente 3 o 4 veces. Si lo hace demasiadas veces y consigue que el perro se canse o aburra del juego se habrá creado su propio problema.

También debe entrenar el trabajo durante la noche. Muchos perros con este tipo de temperamento están más nerviosos a lo largo de la noche. Si el juego se juega de noche (Cuando usted necesitará que el perro ladre probablemente sea de noche) se usará para ladrar la puerta cuando esté oscuro fuera, porque el perro debe aprender que este no es simplemente un "juego de día."

La última meta del adiestramiento está en conseguir que el perro ladre sin que vea a la persona salir de la casa con el juguete. Exponga esto a un miembro de la familia para que adquiera un juguete en la tienda. Cuando vuelva deberá tocar el timbre, el guía da la orden de ladrar para que el perro grite y consiga el agasajo. Nuevamente nosotros solo esperaremos UN LADRIDO al principio de cada nuevo paso en el adiestramiento. Como el perro gana experiencia con cada paso desarrollará 3 ó 4 ladridos.

La primera vez que usted intente esto, puede ser necesario que el miembro de familia deje un poco entreabierta la puerta para dejar que el perro lo vea a él y a la golosina. Recuerde que cada paso en el adiestramiento es algo nuevo para el perro. Puede asumir un poco de inventiva pensando en como hacer que luzca la bombilla sobre la cabeza del perro.


 Página: 1 2 Pág. Siguiente
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com