Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Obediencia: El aport forzado con afecto  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 10441 veces
Tamaño 10.12 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

El aport forzado con afecto

por Pascual Boronat, 2001



Generalidades:


El aport es un ejercicio crucial en el adiestramiento del perro de utilidad, tanto en los trabajos deportivos como en las habilidades de los perros de asistencia a discapacitados.

El perro puede ejecutar este ejercicio valiéndonos de su instintos naturales, caza y presa, o forzándole que haga esa actividad en mayor o menor grado.

Los profesionales del adiestramiento, en general, consideran que si un aport no es forzado, nunca será un aport. El método natural, con el cual empiezan la mayoría de los adiestradores, se convierte en forzado para garantizar al 100% el cumplimiento de la orden cuando es requerida.

Dos Sistemas: El natural y el forzado.


El natural es un sistema sobre el que no existe bibliografía, al menos yo la desconozco, con lo cual no hay un desarrollo de cómo realizar los juegos con el perro para reforzar la tendencia a que vaya y vuelva con rapidez, alegría y garantía de ejecución permanente y constante.Los sistemas del aport forzado son varios: Forzado con collar de púas, con collar eléctrico, semiforzado y el método de Kofner. Todos ellos fuerzan al perro causándole dolor físico, del cual se podrá aliviar si realiza el ejercicio. El forzado con cariño, fuerza al perro tan a tope, como el afecto que exista entre dueño y guía. A más afecto del perro al dueño, mayores posibilidades de crear el forzado necesario para que desee coger cualquier cosa, que indique su dueño. Incluso se llega a crearse el hábito de resolver cualquier situación conflictiva teniendo "algo", lo que sea, en la boca.

Principios elementales:


El perro tiene saber realizar el ejercicio de forma natural y con una alta motivación. Hasta entonces no se puede exigir el aport tanto en el método de aport forzado físico como el psíquico, el de afecto.

APORT NATURAL



Objetivos


  • Que el perro traiga cualquier objeto lanzado por nosotros como juego y nos lo traiga con alegría y rapidez.

    • Factores que intervienen:
    • El perro: edad y experiencias anteriores.
    • El lugar.
    • El tiempo.
    • La forma de actuar del dueño.
    • Los juguetes.



Tipo de perro.


Cualquier raza cuando empieza las clases de cachorro: Todas las razas, realizan en Misana este ejercicio como deleite: Afganos, Huskys, Collies.

Como reseña tenemos de ejemplo a Neska, una alaska malamute que aprobó sus exámenes de homologación en la Escuela de USA, Handy Dog. En una conferencia - exhibición ante profesionales del adiestramiento, en Madrid, ante la pregunta de qué cosas podía recoger del suelo a la orden, su guía indicó que cualquier cosa. Así pues le lanzaron en primer lugar un bolígrafo y ante la facilidad que realizó el ejercicio, le lanzaron una grapadora de oficina que también retornó a su dueño con presteza y alegría. Le preguntaron ¿qué método se ha utilizado para el cobro? Dijo no sé como se llama pero lo aprendí de Pascual Boronat.

Cuando el perro es joven o adulto, si no ha aprendido la técnica natural de Misana, también se le aplica el método natural al principio, antes de forzarlo, aunque realice los juegos de ir a por las pelotas. Aunque puede presentar variables, al analizar en cada caso en particular, según los vicios o defectos adquiridos en el transcurso del tiempo son solucionables con motivación, sin presión.

El lugar de trabajo.


En interior: Casa, terraza, chalet en la zona de cemento etc. Un lugar sin ningún tipo de distracción, sin olores ni perros. Utilizamos el lugar, interior, para el aprendizaje y el perfeccionamiento. Casa es un lugar positivo donde nunca se deberán de romper las relaciones. Guía sentado en una silla al principio de cada sesión y en pié, según lo positiva que sea la actitud del perro, en ese momento, para el trabajo.

En exterior sin distracciones: 15 días después de iniciar las prácticas en interior saldremos a un campo libre de perros y ruidos. Realizaremos los ejercicios sentado y de pié.

El tiempo.


Las prácticas serán breves en duración.

Es mejor muchas veces, 5 al día, y poco tiempo 5 minutos.

El perro habrá aprendido la lección cuando venga a buscarnos con algún objeto que se encuentre por ahí, invitándonos a jugar.

El perro tiene que quedarse con ganas. Sabremos que no quiere jugar cuando no la devuelva (la pelota o juguete) o se dedique a roerla, después de haber estado practicando los juegos de forma correcta en los minutos anteriores

La forma de actuar del dueño.


Comprará 3 pelotas nuevas, con pito y/o campanilla.

Nunca dejará las pelotas al alcance del perro, al terminar las prácticas guardarlas.

Actuación:


    Sentado en una habitación, teniendo al lado una mesa donde dejar las pelotas, llamar al perro invitándole a jugar.

    Coger una pelota nueva levantarla en alto: el perro hará lo que sabe hacer y veremos que sabe hacer, que tendencias tiene. Nosotros no vamos a dar ordenes, él tiene que deducir lo que debe de hacer para conseguirla. La solución es Sitz, pero que la descubra él, paciencia porque saltará, retrocederá, ladrará, disimulará, pero si con nuestra motivación conseguimos que adopte la postura de sentado lanzársela de inmediato, a unos 4 metros y si va, cuando la coja llamarle con entusiasmo golpeando el suelo con otra pelota, sin soltarla de nuestra mano. El perro viene, llega y quiere conseguir la nueva pelota, invitar a sentar, ignorar la que ha traído, y cuando se siente volver a lanzar, mientras el perro va a buscarla recoger la que nos había traído. La tercera pelota la utilizaremos cuando al intentar el perro trae alguna de las anteriores se les ha quedado a mitad de camino.



Prohibido:


    ordenar a que vaya a por la pelota con ordenes, si motivando.

    Dejar las pelotas abandonadas.

    Invitarle a que vuelva a recoger alguna si se le cae por elcamino.

    Pedirle el aus, el debe soltar porque quiere coger la otra pelota no porque nosotros se lo ordenamos, si no quiere nos levantaremos de la silla y nos iremos jugando con la nuestra, sin hacerle caso hasta que venga, iremos en dirección contraria a la suya haciéndole crear que estamos muy entretenidos. Observar como un perro como provoca a otro en su persecución cuando el primero pilla algo.

Jugaremos cuando el perro nos lo pida, un dueño de perro tiene que saber cuándo su perro quiere jugar.

Si de las que hemos comprado nuevas hay alguna que no la quiere traer, cuando podamos se la quitaremos y la esconderemos. Jugaremos con las restantes y cuando se resista a traer alguna de éstas, reclamaremos su atención con la escondida incitándole con nuestra voz.

Juguetes y observaciones


Si el juego consiste en que yo tiro una pelota y si me la traes te tiro una nueva y más chula, no hay que perder de vista el hecho que queremos que parta de la posición de sentado, cuando trabajemos de pié será sentado a nuestro lado izquierdo. Ahora no vamos a pedir que la entregue en Sitz pero sí que parta de la postura de sitz discurrida por él, sin orden, yo hago un ruido que lo copié de una adiestradora que sale al principio de la película el Turista Accidental, la echan todos los años por TV.

A su regreso o para reclamar su atención para que vuelva, podemos utilizar comida o el mordedor, aunque hay que tener presente que algunos perros cuando huelen la comida y se les presenta el mordedor ya no quiere pelota quieren de lo otro.

También hay que tener en cuenta que una pelota o juguete no es una cosa de goma y redonda, sino cualquier objeto lanzable desde una zapatilla hasta el hueso de un jamón serrano. A medida que controles la situación de que vaya con ganas, tirándole cosas maravillosas y observando lo que más le gusta, utiliza algunos juguetes antiguos o sosos y llámala con nuevos e interesantes para reforzar la vuelta

FORZADO CON AFECTO.

Las dos palabras nos indican de que va el asunto, pero ciertos matices nos permitirán entender en toda su amplitud, este ejercicio.

FORZADO: El perro se ata. El querido amo se va y desaparece de la vista. El perro adopta un comportamiento de ansiedad (lloros, ladridos, saltos). El dueño vuelve y le pide algo que el perro sabe hacer, por el método natural. El perro realiza una conducta coger un mordedor, no por nuestras ordenes sino por motivación. El perro es liberado mientras su guía juega y se lo lleva lejos del anclaje. El perro se ve forzado a realizar una acción para poder conseguir su libertad, instinto de supervivencia, soluciona un conflicto, estar con su dueño, instinto gregario, juega con su dueño con el mordedor, instinto de caza y presa.

El hecho de conseguir la libertad de la atadura, a cambio de hacer algo, produce una huella indeleble en el comportamiento del perro. Más aun si en la construcción de su mordida es atado, si en el trazado de la pista de rastreo se le ata, si después de enseñarle las ordenes de obediencia también se las pedimos atándole.


AUTOR


Pascual Boronat [más sobre el Autor]
E-Mail: pascualboronat@hotmail.com
Web: Centro de Educación Canina Missana


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com