Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Conocer al Perro: Nuevos oficios caninos (1/2)  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 11488 veces
Tamaño 7.97 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Nuevos oficios caninos

por Sergio Grodsinsky, 1994



Nuevos oficios caninos (parte I)



En la antigüedad, el perro secundó a los cazadores, fue bestia de carga, pastor de ganado, custodia de viviendas y hasta solitario guardián de pueblos -función del mastín tibetano mientras los moradores cosechaban-; durante las conquistas se convirtió en arma de guerra, celador de esclavos, verdugo del vencido y cortesano palaciego. Hoy, nuevas actividades le aseguran su continuidad en la historia de los hombres.

Actualmente el perro es, ante todo, un animal de compañía. Al que también se le pide cuidar la casa. En algún sentido, la especie canina trabaja menos que antaño. Oficios como el de perro pastor, salvo excepciones (Australia, Armenia y Kurdistán), van desapareciendo poco a poco.

El perro de trineo, debido a legislaciones con erróneos axiomas ecologistas -caso, su reciente prohibición en la Antártida-, ha sido erradicado de los lugares donde todavía era útil. Y la caza, que lo tuvo por eficiente colaborador del hombre, como medio de subsistencia ya no existe. Si bien muchas razas caninas son devueltas al ambiente de origen y se redescubren las funciones desempeñadas en el pasado, su ejecución adquiere forma de juego, de competencias recreativas, apareciendo la noción de "perro deportivo": carreras de galgos, de trineos clásicos y también sobre ruedas (a fines de febrero se corrió en las arenas de Villa Gesell el premio Verano de la Costa), además de pruebas de rastreo, caza -por simple entrenamiento-, certámenes de adiestramiento y, la novedad, "Agility", competición de destreza en vías de constituir el deporte canino número uno, tal está sucediendo en Europa y que, al desarrollarse en Argentina la última exposición mundial (junio 1993), atrajo a numeroso público y participantes.

Pero, dado que no todo es inquietud deportiva en el signo de nuestra época, el perro, con increíble poder de adaptación a las necesidades humanas, continúa agregándose profesiones y al servicio del hombre moderno, demostrando su enorme habilidad, resolución y virtudes naturales en labores muy diversas, he aquí algunas

Fuerzas Armadas, de seguridad e institutos penales


El Ejército, al igual que la Marina y Aeronáutica Militar, Gendarmería, Prefectura Naval, policías oficiales y privadas, aduaneras, bomberos y el sistema carcelario vienen utilizando perros auxiliares desde hace muchas décadas. Son destinados a misiones de vigilancia, como rastreadores, en secciones antimotines y antidisturbios, en unidades de paracaidistas, represión de contrabando, custodia de delincuentes, etcétera. Por la diversidad de funciones que cumplen, estos perros son merecedores de una nota aparte y detallando sus cualidades mal conocidas. Entre las razas de más frecuente empleo se encuentran el ovejero alemán, el dogo alemán, el boxer y, de reciente incorporación, el rottweiler y el schnauzer. No resulta raro que al cabo de 8 a 10 años de servicio, por el fuerte vínculo y el apego mutuo de los guías o instructores y sus canes, concluyan como perros de la casa del funcionario; dicha práctica se observa a nivel mundial, y a veces exige sortear los reglamentos y disposiciones burocráticas, prueba de la incondicional unión interespecies.

Detectores de minas y tracas deflagrantes


Entrenados para reconocer y memorizar el olor de los explosivos, los perros militares y de las brigadas específicas aprenden a señalar su presencia sin tocar el artefacto, por lo general echándose al suelo o girando alrededor. Es un trabajo perro-guía, donde se debe percibir la más sutil modificación del comportamiento del animal. Estos perros están acostumbrados a trabajar en ambientes de gran variación de luz, sonido y características atmosféricas.

Detectores de drogas y estupefacientes


Complementan los servicios de búsqueda y detección de sustancias químicas ilegales, en tráfico o almacenadas. Las diferentes policías y autoridades aduaneras los emplean porque, hasta ahora, ninguna máquina detectora ha superado el olfato canino. En España se usan con esta finalidad ovejeros alemanes, labradores, bloodhounds, beagles e incluso mestizos; en Estados Unidos, y Europa, cocker spaniels, bassethounds, setters y sabuesos especialmente adaptados. Tales perros, además de buen olfato, deben poseer un carácter con gran equilibrio nervioso. El guía ha de poder interpretar el menor gesto de su ayudante canino.

De catástrofes


Estos perros intervienen en caso de terremotos, corrimientos de tierras o derrumbes de edificios, explosiones, incendios y cada vez que se precise localizar sobrevivientes y cadáveres sepultados bajo escombros. Son seleccionados por su mansedumbre, su inclinación natural a la búsqueda, resistencia, inteligencia y valor, además de fino olfato y oído. Se los entrena entre desechos de albañilería, en la oscuridad, a deslizarse por canalizaciones, a caminar sobre soportes inestables y a subir escaleras de asalto. Reemplazan a detectores de ruidos, que no servirían simultáneamente con el accionar de removedoras, martillos neumáticos, herramientas y voces del personal actuante.

El guía lo sigue en procura de cualquier señal: mueven la cola y ladran al ubicar sobrevivientes y bajan las orejas si localizan un fallecido. Se los conoció durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, en Gran Bretaña y Colonia, y actuaron en terremotos como el de México, Armenia e Irán, entre otros. La Sociedad Suiza de Perros de Catástrofe es la más avanzada en este campo; entrena sus equipos en Wangen, donde ideó una ciudad "destruida" a los efectos.

De alud y rescate de montaña


El perro de San Bernardo, con su barrilito de ron al cuello, pertenece a la leyenda, al ser superado por el ovejero alemán, pastor belga, beauceron y labradores. Se les efectúan controles periódicos de ritmo cardíaco y de ojos, para evitar la ceguera por la reverberación del sol sobre la nieve, y trabajan sólo hasta los 7 años de edad. El entrenamiento, de búsqueda y recompensa, consiste en hoyos -cada vez más profundos y en terrenos cada vez más extensos- donde se oculta el guía cubriéndose intencionalmente con nieve. El olfato, la intuición activada, el placer lúdico y afectivo del hallazgo, una golosina adicional, permiten el aprendizaje y el cobrar rastro y salvamento de desconocidos. Los equipos se destinan a estaciones de deportes de invierno o a bases de helicópteros. En 1986, el 30% de las víctimas de aludes en Suiza fue rescatada por perros.

Inundaciones y socorros náuticos


La especialidad, sin duda, la posee el terranova. Nadador espectacular, corpulento y resistente, este perro -dotado de un instinto de salvamento proverbial- está provisto de un pelaje impermeable que le permite soportar las aguas heladas. Su adiestramiento comienza en tierra y enseñándole a traer objetos; luego, en el mar, a recobrar pequeñas boyas, a "rescatar" al amo y a personas que simulan ahogarse. Las distancias se alargan paulatinamente, y se los anima a sumergirse desde alturas y terrenos escarpados.

Los ejemplares de su raza son capaces de tomar iniciativas, tienen en cuenta el sentido y potencial de las corrientes, dimensión de las olas y la posición de la víctima; poderosos, pueden llevar a dos personas mediante los anillos de su arnés o arrastrar un bote con diez hombres a bordo.

Los deportes náuticos y, particularmente, el windsurf pusieron de relieve la utilidad de estos canes; en 1985, en Francia, se creó la Federación Nacional de Perros Salvadores Náuticos, existiendo una veintena de equipos en las costas de ese país y que también secundan a los grupos de socorro en inundaciones, búsqueda de ahogados y temporales marítimos.


 Página: 1 2 Pág. Siguiente
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com