Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Menú
Páginas Amarillas
Día Europeo de la Víctimas Terrorismo
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
Estadísticas
Entrevistas: Perros adiestrados que cuidan y conducen al ganado  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 13546 veces
Tamaño 8.26 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

Perros adiestrados que cuidan y conducen al ganado

por Enrique Lastra, 2000



ACAECER dialogó con Alfredo Verón, quién junto a su esposa, Cristina Halaris, se dedican a adiestrar perros para trabajar en el campo. Su especialización es la ethología, la ethología es una rama de la biología que estudia e investiga la conducta y el comportamiento de los animales. Del conocimiento y aplicación de esta ciencia dependen, en gran medida, el manejo adecuado y racional que puede realizar el hombre sobre ellos al utilizarlos como auxiliares en el trabajo cotidiano.

La imagen de los canes corriendo a la hacienda de manera desordenada y hasta agresiva y el clásico perro perezoso de las estancias, acurrucado en el lugar más cálido o bien al amparo de la sombra de un árbol en las siestas interminables, no condicen en la actualidad con el aporte efectivo y útil que puede ofrecer el mejor amigo del hombre al productor pecuario.

Los primeros pasos


La decisión de adoptar perros como herramienta de trabajo en el campo, exige tomar ciertas decisiones mínimas. "El primer paso es encontrar una persona que se encargue de la educación del animal, la que estará orientada y supervisada por nosotros a través de visitas periódicas que efectuamos a los campos", expresó Verón.

Un médico veterinario constituye el apoyo ideal para cumplimentar el aspecto sanitario de los canes, el que incluye y un completo plan de vacunación. La alimentación adecuada, con un balance nutricional efectivo, completa esos primeros estadios de la llegada del cachorro al campo, donde comenzará la etapa de instrucción.

Los fieles guardianes


Se denomina "boyeros " a los perros que están educados y capacitados para cuidar la hacienda. Son ovejeros alemanes, pastores húngaros o rottweilers que conviven con el ganado, duermen con ellos y son fieles guardianes de los productores en caso de que manos extrañas decidan adueñarse de lo ajeno.

Alfredo Verón explicó a ACAECER que el adiestramiento de estos perros comienza a partir del destete y hasta los 7 meses, etapa en la cual el cachorrón está en condiciones de recibir un adiestramiento más preciso.

El instructor detalló algunas claves esenciales para la capacitación de los "boyeros". Por ejemplo, tienen que estar bien alimentados, porque los perros hambrientos suelen atacar el ganado o a otros animales para procurar el sustento.

"Otra condición -amplió el instructor-, es no dejarlos jugar con la hacienda y que no queden sueltos por el campo". Dos perros boyeros bien "afinados " pueden controlar hasta 500 animales.

El trabajo de conducción o arreo de vacunos y ovinos corresponde a otra raza canina de origen inglés: el "Border Collie". "Esta es la única raza que realiza de manera efectiva el trabajo de separación y conducción de la hacienda ", aclaró Verón.

Estos perros poseen características dignas de mencionar. Tienen que estar siempre bajo el liderazgo de una persona,, porque de lo contrario, juegan con el ganado y se desvirtúa su función. Son incansables en su trabajo y es necesario ponerles un límite porque pueden sufrir accidentes por agotamiento.

"Otra condición fundamental del Border Collie -destacó Verón- es que deben tener espacio propio, fuera del lugar donde trabajan con la hacienda".

Este fiel arriero tiene una vida útil de aproximadamente 8 años y lo que mejor sabe hacer durante su existencia es conducir el ganado.

¿Por qué los perros?


En el campo también "el tiempo es oro ". Los gritos, golpes y corridas para trasladar el ganado suelen ser moneda corriente. Estos factores estresan a los animales e inciden, sin dudas, en la calidad de la carne. En un mercado cada vez más competitivo, no puede soslayarse esta circunstancia.

"La conducción de la hacienda con perros especialmente entrenados hace uniforme y suaviza los desplazamientos", opinó Verón.

En el manejo del ganado, desde el campo a los corrales, e inclusive en "feed-lot", adquiere un papel relevante el hecho de que el movimiento de los animales no se vea afectado por golpes y sobresaltos que incidirán directamente en la calidad de la carne que llega al consumidor.

Alfredo Verón tiene 38 años y en cada idea expresa, transmite la pasión por los perros. Además de ser instructor interviene -junto con un grupo de investigadores del CONICET- ad honorem desde hace 6 años, en el Programa de Terapia Animal, que se lleva a cabo en la Casa Cuna y que, está destinado a niños autistas y con otras afecciones psicomotoras.

Disfruto haciendo docencia y transmitiendo mis conocimientos a la gente de campo, con la cual me siento muy identificado", expresó el adiestrador.

Los históricos cimarrones


La imagen de los perros en el campo no es la mejor. Desde hace muchos años, su presencia se relaciona más con las molestias que ocasiona que con los beneficios que brinda. Juan Manuel de Rosas, en su libro "Manual de Instrucción al Mayordomo y a la Gente de Campo", decía de los perros: "son molestos, agresivos y atacan a otros animales ". Claro está, se refería a los perros cimarrones.

Este es un tema de estudio e investigación para Alfredo Verón, quién junto a Raúl Carman, indagaron hace unos años en los vericuetos de la conducta de los canes y su relación con el medio en el que interactúan.

Las nuevas técnicas, la observación concienzuda, los datos comparativos y la experiencia obtenida en otros países han cambiado la vieja imagen del agresivo cimarrón por la del perro bien adiestrado, que se convierte en un valioso aliado del hombre de campo en sus tareas cotidianas.

Una demanda creciente


El auge que ha tenido el cuatrerismo durante los últimos años hizo que se convirtiera en una auténtica pesadilla para muchos productores pecuarios. En establecimientos de cierta magnitud, han entrado camiones para llevarse novillos. "La presencia de extraños en el rodeo hace que ladren los boyeros y alerte a los puesteros o encargados de la hacienda", enfatizó Verón.

El adiestrador hizo hincapié en lo que quizá valora más el productor como es el trabajo de arreo, en el que los Border Collies desempeñan un papel protagónico. En campos con difícil acceso para vehículos y caballos, la tarea de conducir el rodeo de una manera eficiente y con ahorro de tiempo, constituyen elementos fundamentales en el manejo cotidiano de la hacienda.

"En esas circunstancias -acotó Verón- se valoran la eficiencia, rapidez e inteligencia que emplean los perros en cumplir con la tarea de arreo de la hacienda" .

Establecimientos con ovejas patagónicas, cabras en el norte o novillos bonaerenses, son algunos ejemplos de los lugares donde los perros de este adiestrador, que tiene ejemplares en Pilar y Chascomús, demuestran sus habilidades en el campo.

La ciencia que estudia el comportamiento de los animales ha desplegado sus mejores armas para estar al servicio del hombre, potenciando la capacidad innata de los canes y ofreciéndoles la posibilidad de brindar lo mejor de cada raza para estar al servicio del hombre.

AUTOR


Enrique Lastra
ACAECER


Entrevista Realizada en la revista ACAECER -Agosto 2000- Nº 289


CONTACTAR CON: Alfredo Verón


Sergio Grodsinsky [más sobre el Autor]
E-Mail: sergiogrod@ciudad.com.ar
Web: http://personales.ciudad.com.ar/sergiogrod/


 
Volver a Sección | Volver al Indice principal