Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
: El comportamiento de defensa (1/2)  
Autor minimum
Publicado: 31/5/2003
Leídas 14515 veces
Tamaño 7.62 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 

El comportamiento de defensa

por Gary Patterson


Titulo Original: Defense Behavior
Original en : http://siriusdog.com

A diferencia de la mayoría de los eventos caninos, las competiciones de perros de trabajo no son un test en el que un buen perro puede realizar un ejercicio en particular, sino más bien un examen básico del temperamento del perro. Tanto si se trata de Schutzhund, Ring, Pastoreo o Pruebas para perros de utilidad, la puntuación puede ser definida por lo correctamente que realiza el perro cada ejercicio, pero la realización de series de ejercicios no relacionados entre si es un test de temperamento y comportamiento canino. En las competiciones del AKC, se cuenta con que un perro realice una serie de ejercicios sin relación entre ellos en una única disciplina (p. e. obediencia, rastreo o agility). En las competiciones de perros de trabajo, los ejercicios cruzan muchas disciplinas y son a menudo colocados en un orden designado para identificar a la perfección el perro desprovisto de temperamento.

El adiestramiento canino, por definición, debe ser acientífico. Nosotros, como adiestradores, nos encargamos de cientos de variables que ningún científico que se precie toleraría. Las formas de ser, las vivencias y las relaciones ya sea con humanos o con otros perros son a menudo exclusivas de un perro en particular y no están controladas por ningún protocolo abstracto que esté diseñado para traer a colación realidades finales. Los adiestradores caninos sólo se ocupan de verdades relativas: Lo que funciona para un perro, funciona, pero puede no funcionar con cualquier otro perro. Esta es una característica del adiestramiento canino que lo hace emocionante y desafiante, pero sirve de perdición para algunos adiestradores que creen que con cada perro, reinventan la rueda. La realidad existe desde los anales de la historia de los perros -hace ahora aproximadamente doce mil años - lo que nos ayuda a definir su comportamiento. El adiestrador que no comprende esta historia del desarrollo del perro moderno verdaderamente reinventa la rueda, lo que significa que está llamado a repetir los fracasos del pasado. Hace cien años, el investigador inglés, Lloyd Morgan, advirtió: "Nunca atribuya la conducta animal a una función mental elevada, si el comportamiento puede ser explicado por un procedimiento más sencillo" El adiestrador canino que no posee una buena base teórica para su adiestramiento es a menudo culpable de exactamente este error. Entra en la rutina constante de tratar de explicar los procesos mentales del perro o, aun peor, forzar al perro a amoldarse a los deseos del entrenador. Éste es el adiestrador que explica el comportamiento del perro en términos humanos ("El perro me desafía") O es completamente indiferente al comportamiento que en realidad mueve al perro.

Por otra parte, al adiestrador que entiende el comportamiento parece hacer las cosas más fácilmente; Una leve corrección y una palabra suave son prolongaciones de una mente activa que realmente entienden que es lo que procede durante el adiestramiento. Un error en el adiestramiento es inferior a un reto para este adiestrador que, en la reflexión y buscando en su fuente de conocimientos sobre el comportamiento, encuentra soluciones que a otros le resultaría algo imposible de encontrar.

Teoría de la defensa


En esta sección, se examina una de las características más difíciles del comportamiento animal. La teoría de la defensa no sería tan difícil, si no fuera porque las reacciones defensivas en el mundo animal pueden tomar muchas formas, en muchos niveles. Por otro lado, virtualmente se entremezclan con otros tipos de comportamientos que un animal despliega. No importa qué comportamiento exhiba un animal, siempre es instantáneamente capaz de saltar a la defensa y esto es algo bueno. La defensa es una característica básica de supervivencia incorporada en cada animal superior. Es la manera por la cual todos pueden sobrevivir y procrear. En general, puede tomar muchas formas que están perfectamente adaptadas para proteger una especie particular en un determinado ambiente. La defensa puede ir incluida en la forma física del animal como ocurre con una tortuga o un puerco espín o, en el caso de los perros, mediante la exhibición activa de un comportamiento que mejora las oportunidades de vida un día más. Son estos tipos de defensas comportamentales las que nos atañen, e incluso las que pueden tomar muchas formas.

Retirada. Un animal no se escapa, pero se desplaza a un lugar seguro, como un conejo a su agujero.

Huída. Aunque erróneamente incluida junto con la sumisión y el aplacamiento dentro de la evitación, estas características reflejan comportamiento social, no defensa. La huída simplemente consiste en escapar corriendo y empleando engaños.

Alardear. Este comportamiento hace a los atacados enfrentarse a su adversario, mediante exhibiciones y adoptando una postura exagerada, hace que a menudo el atacante abandone la lucha. Con frecuencia es una guerra de nervios. La defensa es más a menudo mostrada por la presa a los depredadores y deberíamos recordar que la regla principal del depredador es evitar una lesión seria; un depredador herido es un depredador muerto. Por consiguiente, estas exhibiciones son a menudo importantes para poner fin a una batalla donde el atacante y no la presa teme salir herido.

El comportamiento pasivo o paralización. Es muy a menudo observada en mamíferos jóvenes y en aves, este comportamiento requiere que el animal simplemente se quede sin moverse con esperanza de que la amenaza se marche o no consiga verlo. Es también un comportamiento que veremos en el inicio del adiestramiento en protección, donde el temperamento del perro no nos proporciona ni motivación para huir ni para atacar.

Agresión. A pesar de que no he podido encontrar una clara definición de la palabra agresión será definida como comportamiento hostil o de ataque contra animales de diferentes especies, además de la exhibición y adopción de una postura alardeante.

Más tarde, diferenciaré agresión de defensa, en esos casos implicando tipos diferentes de agresión social, donde el guía del perro u otro perro se incluyen, pero es importante distinguir entre los comportamientos citados anteriormente en defensa de comportamientos similares que podríamos ver durante la interacción social. Aunque las respuestas sociales pueden ser similares a esas que vemos en la defensa, la motivación que sigue al comportamiento es la que las hace diferentes. En la defensa, el comportamiento debe ser dirigido en contra de un depredador o un animal de una especie diferente (excepto la relación de un humano con su perro). En el comportamiento social, las respuestas son dirigidas por la posición social inherente entre animales de las mismas especies. El comportamiento social requiere que los actos del animal se controlen sin encaminar el comportamiento a la destrucción o lesión de importancia de cualquier miembro de la manada, aunque las cosas pueden salir mal dando como resultado una lesión seria. Cualquier alternativa conduciría a la destrucción del orden social de la manada y su capacidad para producir generaciones futuras. Por consiguiente, al observar a los perros, asegúrese de que usted entiende siempre esta importante diferencia entre defensa básica y comportamientos sociales, sin importar lo similares que puedan parecer.


 Página: 1 2 Pág. Siguiente
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com