Hide/show left column Hide/show left column Hide/show left column
Hide/show right column
Hemeroteca
Sitios Asociados
Visitantes
:  
Autor minimum
Publicado: 29/6/2004
Leídas 32867 veces
Tamaño 47.88 KB
Página de impresion amigable Avisar a un amigo
PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share
 


Diplomado Internacional K-Sar 2002
Marco Teórico y Fuentes Basicas de la Especialidad K-Sar

por Engels Germán Cortés Trujillo, 2002



Este escrito presenta la base conceptual del adiestramiento canino necesaria para la Especialidad K-SAR, junto con sus líneas básicas de documentación y un amplio listado de referencias bibliográficas.

1. INTRODUCCIÓN:


Para acometer el adiestramiento de un perro de trabajo es conveniente conocer previamente los estudios y modelos del comportamiento animal, con énfasis en lo canino, que permiten aprovechar sus potencialidades, así como evitar o manejar sus limitaciones. Los perros K-SAR son animales de trabajo, y por lo mismo es importante para su formación contar con una orientación teórica respecto a la materia, que disminuirá el riesgo de caer en el empirismo simple, y sumará ampliamente las posibilidades de rendimiento positivo. Además, como todo cuerpo de conocimiento con fundamento científico, sus postulados y propuestas son dinámicos, evolucionan permanente. Consecuentemente, es pertinente contar los términos comportamentales y técnicos a los que se echa mano usualmente, y que ayudan a sostener un hilo conductor en el sostenimiento y desarrollo de la disciplina.

2. MARCO DE REFERENCIA CONCEPTUAL:


Como primera medida presentaré las áreas principales de las ciencias del comportamiento que aportan herramientas útiles al respecto:

PSICOLOGÍA DEL APRENDIZAJE:
Es la metodología utilizada para hallar y aplicar los principios del aprendizaje animal en general. Sólo que por sí misma ha alcanzado tanta importancia, que se ve como un área de trabajo fundamental y casi con identidad propia frente a la Psicología.

Sus supuestos teóricos giran alrededor del funcionalismo, es decir, el enunciado sobre las relaciones funcionales entre los cambios del ambiente y los cambios del comportamiento. Ahora bien, no se buscan las causas de la conducta únicamente en éste.

Sus supuestos metodológicos contemplan el paradigma clásico y el instrumental, detallados posteriormente. Su método de investigación es convencional, el mismo utilizado en las ciencias naturales. Básicamente, sus estudios se centran en los aspectos de la conducta observables desde el exterior y contrastables experimentalmente.

PSICOLOGÍA EXPERIMENTAL:
En pocas palabras es también más una metodología de trabajo, dirigida hacia la consecución confiable de información para el establecimiento de enunciados científicos relacionados con la Psicología. Pretende identificar las variables que intervienen en los procesos psicológicos y descubrir la magnitud de su incidencia e interrelación en la producción de conducta. Por ende, hace uso del método científico, en busca del rigor de la investigación (relacionado con su confiabilidad estadística), pero también del vigor de sus resultados (es decir, su capacidad dinámica de aplicación a la vida real).

Por lo general se entiende desarrollada en un laboratorio, en el que se trata de controlar al máximo las variables intervinientes y obtener una mayor pureza en la información. Sin embargo, no está obligatoriamente circunscrita a este ambiente, y de hecho no difiere de la Psicología del Aprendizaje, pues usan el mismo método.

PSICOLOGÍA COMPARADA, PSICOLOGÍA ANIMAL Y TEOLOGÍA:
“Se refieren al mismo objeto de estudio, el comportamiento animal, pero con algunas diferencias no sustanciales. La Psicología animal fue un concepto usado en algunos países de Europa en el siglo XIX y comienzos del siglo XX. Sus propósitos eran los de servir a la comprensión de la Psicología humana y ampliar aún más las bases de estas comparaciones para situar a la evolución humana dentro de la evolución general de la vida psíquica. Estudiaban la conducta adaptativa e inteligente de los animales más conocidos, en situaciones experimentales. La Psicología Comparada (o Comparativa), se desarrolló en Norteamérica por la misma época.

Dewsbury (1.984), sitúa sus inicios entre 1.894 y 1.899, lapso en el que ocurrió un número de hechos buenos y notorios entre los Psicólogos norteamericanos y algunos europeos, tales que fue escogido como la época del natalicio de la Psicología Comparada. Y mientras estudiaba, en términos generales, las especies domésticas (palomas, gatos, peros, ratas, caballos, monos, gallinas, etc.), en lo relativo a la inteligencia y el aprendizaje en escenarios de laboratorio y eran los Psicólogos sus principales promotores, la Etología nacía y se desarrollaba en Europa utilizando principalmente especies silvestres (y algunas domésticas) en escenarios naturales y eligiendo como objeto de estudio el instinto. Los promotores de la Etología provenían de las ciencias biológicas.

Hoy en día no se habla de la Psicología Animal o de Zoopsicología como ciencias. Estas denominaciones han sido absorbidas por la de Psicología Comparada (Ardila, 1.986), la cual tampoco se limita al estudio de las especies domésticas en las áreas de la inteligencia y el aprendizaje, sino que sus alcances llegan a cualquier especie en la que pueda estudiarse su comportamiento aprendido e innato. En este aspecto, sus intereses de estudio se solapan con los de la Etología que, a su vez, se ha interesado últimamente por los componentes aprendidos del comportamiento animal en relación con los considerados tradicionalmente como de origen genético” (Pérez, 1.994).

Tal vez la diferencia más notoria entre la Psicología Comparada y la Etología consiste en que la primera intenta estudiar comportamientos aislados de manera artificial en medios controlados, excluyendo otras variables. La segunda observa la conducta como un conjunto en su medio natural.

MARCO ESPECIFICO DE LA ESPECIALIDAD K-SAR:
El espíritu de este trabajo se basa en los principios y las técnicas de la Psicología del Aprendizaje y la Experimental, con claras bases de la Etología y pertenencia a la Psicología Comparada.

En todo caso, el trasfondo de la propuesta es de carácter social, en cuanto prestación de un servicio de utilidad pública.

3. DEFINICIÓN DE TÉRMINOS:


CONDUCTA:
En principio, todo cuanto hace un organismo, “con las características de ser fenotípica (de origen biológico, observable y a partir de la cual se puede establecer la clasificación y pertenencia de un sujeto a una especie); ser una actividad interactiva con los eventos del ambiente; y ser continua como relación con el medio.” (Pérez, 1.994).

CONDICIONAMIENTO:
Siguiendo con Pérez (1.994), “el condicionamiento es una de las varias formas de aprender. Otras formas son, por ejemplo, la experiencia, la práctica, la observación. Todos son procedimientos (ordenados y sistemáticos o no), cuyo producto final es un proceso llamado aprendizaje”, Para concretar, “el condicionamiento se pude definir como un procedimiento ordenado y sistemático mediante el cual se establece un arreglo espacio-temporal de las condiciones del ambiente y del organismo, dispuesto...con el fin de producir una relación funcional, confiable y predictiva, entre un clase de estímulos antecedentes -a la clase pertinente de respuestas –(paradigma pavloviano) o entre una clase de respuestas y sus estímulos consecuentes (paradigma operante). Se dice que es un arreglo espacio-temporal de las condiciones por cuanto se debe establecer una disposición ordenada o interrelacionada en tiempo y espacio de las condiciones del sujeto experimental, tales como el estado de motivación (variables intercurrentes), salud, edad, sexo, y de las condiciones del ambiente, tales como las variables independientes de estímulos (color, olor, intensidad, calor, sonido, etc.), según un horario y un lugar determinados”.

CONDICIONAMIENTO CLÁSICO:
“En un experimento típico de condicionamiento clásico (reflejo o pavloviano), un sujeto es repetidamente expuesto a una secuencia de dos eventos. El evento inicial es un estímulo relativamente neutral que no causa respuesta, referido como el estímulo condicionado. El otro elemento es un estímulo relativamente fuerte capaz de elicitar una o varias respuestas (por ejemplo, movimientos o reacciones autonómicas), referido como estímulo incondicionado o reforzador, y la respuesta que elicita es llamada la respuesta incondicional. Ambos estímulos son presentados al sujeto varias veces en una sesión y, eventualmente, el estímulo condicionado comienza a controlar la ocurrencia de la respuesta como el resultado de los apareamientos, llamada la respuesta condicionada” (Panini, en prensa).

En otras palabras, el estímulo inicialmente neutral o condicionado termina produciendo en el sujeto la respuesta antes solo correspondiente al estímulo incondicionado o reforzador, siempre y cuando ambos se le presenten simultáneamente (o con un intervalo muy corto). Con el tiempo, la sola presentación del condicionado (antes sin respuesta), provoca la respuesta del incondicionado, también llamada respuesta condicionada.

Es de anotar que en el proceso no media ejecución previa alguna del sujeto. Simplemente es expuesto a unos estímulos, y su respuesta carece por lo general de control sobre los mismos.

CONDICIONAMIENTO INSTRUMENTAL:
Spreat y Spreat (1.982), lo expresan en torno a la “Ley del Efecto” de Thorndike, que establece que “el comportamiento es influenciado primariamente por sus efectos. Un acto seguido por un efecto satisfactorio será repetido”. Luego relatan que “a partir de esta base, Skinner definió el paradigma instrumental como consistente de tres componentes básicos: La situación de estímulo en la que ocurre una respuesta, la respuesta por sí misma y las consecuencias reforzantes. En la presencia de una señal ambiental (como la orden de “sentado”), una respuesta instrumental particular producirá un evento llamado el reforzador. Si es un reforzador positivo, como comida o un premio, incrementará la posibilidad de que el perro se siente cuando se le dé la orden. Si por el contrario, un efecto aversivo sigue a la ejecución de sentarse, el perro estará menos propenso a hacerlo cuando se le dé la orden. La generalización de estímulos ocurre en los paradigmas instrumentales así como en los del condicionamiento clásico.” En contraste con el condicionamiento clásico, en el instrumental sí media la respuesta del sujeto al estímulo, y esta respuesta puede controlar el resultado del proceso. Si el resultado es el esperado, el segundo estímulo o reforzador propiciará nuevas ejecuciones adaptativas. Aún si el reforzador no se presenta, su expectativa de aparición puede elicitar algunas ejecuciones convenientes, siempre a la espera de la gratificación.

APRENDIZAJE:
Los mismos autores nuevamente intervienen definiéndolo como:

“Un proceso básico del comportamiento animal, que afecta virtualmente todos sus aspectos. Puede ser inferido de cualquier cambio relativamente permanente en el comportamiento que ocurre como el resultado de la experiencia o la práctica reforzada. Esta definición contiene tres componentes esenciales:

Primero, al aprendizaje es un proceso interno evidenciado por cambio en el comportamiento, que puede ser productivo, contraproducente o completamente irrelacionado con las necesidades de supervivencia del animal. Segundo, el cambio ocurre como resultado de la práctica o la experiencia. Por ende, cambios en el comportamiento causados por desnutrición, crecimiento, trauma o el instinto no se consideran como reflejos del aprendizaje. Finalmente, los cambios observados en el comportamiento deben ser relativamente permanentes. Esto es, cambios causados por factores como fatiga o nivel de motivación no son indicativos de aprendizaje”. ( Spreat y Spreat, 1.982).

Domjan y Burkhard (1.990) corroboran lo anterior, definiendo que “la mayoría de la gente asocia automáticamente el aprendizaje con la adquisición de una nueva conducta... como un proceso complejo que requiere una práctica especializada y que da lugar a formas de conducta sofisticadas y llamativas”. Agregan que “el aprendizaje es un cambio duradero en los mecanismos de conducta, resultado de la experiencia con los acontecimientos ambientales”. También distinguen entre aprendizaje y otras causas de cambio en la conducta, como la fatiga, la alteración de las condiciones estimulantes, el estado motivacional o fisiológico del organismo (por ejemplo hambre y sed), cambios en el nivel de las hormonas sexuales y la administración de drogas psicoactivas. Aunque estas causas inciden en el comportamiento, se diferencian del aprendizaje por cuanto no inducen cambios permanentes o porque son ontogénicos, endógenos o pertenecientes al proceso evolutivo de la especie. Claro está, aprendizaje, maduración y evolución se relacionan, pero son procesos hasta cierto punto independientes.

ADIESTRAMIENTO:
Para el efecto, lo defino como el conjunto sistemático de métodos provenientes de los condicionamientos clásico e instrumental, que propician en el animal un aprendizaje relacionado con un campo de acción determinado. En torno a los sujetos de este trabajo, perros para la búsqueda y el señalamiento de pacientes perdidos o sepultados, lo divido en cuatro etapas consecutivas, que son las de preparación, educación, entrenamiento y mantenimiento.

PREPARACIÓN:
Entre las 6 semanas y los 6 meses de vida del cachorro, aproximadamente. Contiene la impronta del guía, la estimulación natural del uso y temprano desarrollo del olfato, el ejercicio físico racional y multiforme, la solución autónoma de problemas, el juego, la socialización intra e interespecífica, y la tolerancia gradual de ambientes y situaciones moderadamente estresantes.

Se persigue la viabilización ontogénica de las características filogenéticas del animal favorables para el objetivo planteado. A través de la disponibilidad de un medio estimulante, variado, gratificante y saludable, se posibilita el afloramiento de las habilidades naturales del animal, propiciando su desarrollo y fortaleciendo su estado físico y psicológico. Cabe recordar que durante esta etapa se insiste poco en el aprendizaje de órdenes operativas, que además el cachorro difícilmente aprende, por inmadurez neurológica, sino que se posibilita su desarrollo, con algunas eventuales intervenciones operativas respecto a las normas básicas de convivencia con el hombre (higiene, alimentación, conducta doméstica).

En el proceso, el guía conoce las características físicas y comportamentales del animal, y decide su uso o exclusión para el servicio deseado. Lo importante aquí es, con la precaución debida a la inmadurez general del perro, la variedad de situaciones que posibiliten múltiples aprendizajes, ampliando el repertorio de respuestas y la adaptabilidad del sujeto.

EDUCACIÓN:
Entre los 6 y los 9 meses, también aproximadamente, correspondientes al paso de cachorro a juvenil. Se introducen las normas sociales del comportamiento del perro en el medio humano, imitando el modelo natural. Son las reglas instrumentales condicionadas para el control y manejo cotidiano del animal, básico para su permanencia en una familia y en la ciudad. Se fortalece la relación perro-guía y se intensifica la exigencia física, aún sin llegar al máximo.

Simultáneamente, a partir del conocimiento más profundo del sujeto, se concreta la decisión sobre la continuación o no de su adiestramiento. Normalmente, éste es el único adiestramiento necesario para un perro no destinado a un oficio especializado.

ENTRENAMIENTO:
Entre los 12 a 24 meses. Casi exclusivamente desde el condicionamiento instrumental, el perro aprende un oficio que va más allá de la cotidianidad familiar. Este es el objetivo final del adiestramiento, y lo pone a prestar un servicio ante las órdenes del guía, en espera de una gratificación. La exigencia física llega al máximo y se explotan las habilidades desarrolladas desde la preparación.

En el entrenamiento se somete al animal a las condiciones típicas del servicio ahora sí con plena intensidad, y se le prepara para que sortee eficientemente las variables que pueda encontrar. A diferencia de la educación, el control comportamental es compartido entre el guía y el perro. Es decir, el guía orienta el comportamiento, pero a partir de la orientación el animal decide qué ejecuciones hará. De obtener el resultado esperado, el guía reforzará al animal, o puede ocasionalmente reorientar su desempeño.

MANTENIMIENTO:
Durante la vida útil del animal (en promedio hasta los 10 años), es necesario reforzar el adiestramiento mediante prácticas periódicas del oficio. Ya sea en situación real o simulada, es conveniente un seguimiento de las conductas obtenidas en las etapas anteriores, reforzar las conductas adecuadas y eventualmente corregir desviaciones no deseadas o impedir la extinción del aprendizaje. Para esto es suficiente, si el servicio no es cotidiano, una sesión mensual completa tanto de la educación como del servicio específico y, cuando se prevé la próxima necesidad del perro, una sesión preparatoria antes de la real.

3. FUENTES BIBLIOGRAFICAS:


Desde el punto de vista psicológico es escasa la información sobre el adiestramiento canino que posea las condiciones teóricas y metodológicas aceptadas por el método científico. Generalmente, hay descripciones y técnicas empíricas con un evidente conocimiento práctico del oficio, pero sin sustentos validados convencionalmente ni comprobaciones experimentales. Para la muestra, un rastreo bibliográfico en las bibliotecas públicas y universitarias más importantes de Bogotá sólo arrojó 12 títulos relacionados, 9 de ellos con esos vacíos. Esto dificulta la investigación y exige el uso de otras fuentes no directamente pertinentes o a veces diferentes a las bibliográficas, pero sí con las condiciones metodológicas esperadas, lo que conlleva a una rigurosa selección de lo obtenido, eliminando gran cantidad de material en el camino.

Sin embargo, tampoco es conveniente ignorar arrogantemente lo hasta ahora hecho por algunos adiestradores, especialmente en lo que a la educación de los cachorros se refiere. Circula gran cantidad de libros, revistas, artículos, manuales, folletos, videos y demás, que van desde lo excelente hasta lo desechable. Entre los primeros, traigo a colación producciones como las de Woodhouse (1.992) de Inglaterra, Klever (1.988) y PEDIGREE (1.991), de Alemania, Hallgren (1.991), de Suecia o National Geographic (1.990) y Long (1.995) y Coren (1.995, 2001) de los Estados Unidos, que como común denominador son producto del trabajo y la observación permanente con cientos o miles de perros a lo largo de muchos años, y que coinciden en varias directivas, reproducidas en este trabajo, por lo demás propias de las leyes básicas del condicionamiento. En el plano colombiano, desde hace años la Policía Nacional utiliza perros en varias especialidades (Carabineros, Antidrogas, Antibombas), por lo que es de esperar una literatura que fundamente su entrenamiento. Desafortunadamente, en general se repite lo ya dicho. Para la muestra, ver Chaparro y Alarcón (1.991). En cambio López (1.989), es uno de los pocos adiestradores nacionales que ha escrito sistemáticamente sobre el tema, aunque en su caso sí se destacan algunas diferencias notables con lo aquí desarrollado.

Reconocimiento aparte merece Konrad Lorenz (1.977), de Austria, que de una manera muy didáctica, profunda, amena, gráfica y sobretodo confiable, por su formación científica y sus antecedentes académicos, ilustra con gran suficiencia la interacción comportamental entre perros y seres humanos. La senda que abrió ha sido seguida por otros investigadores científicos, entre los que se destaca Zimen (1.988).

En el mismo sentido, una fuente no convencional pero que sí denota un vibrante conocimiento del perro (y su pariente cercano, el lobo), son las novelas de Jack London (Colmillo Blanco y El Llamado de la Selva), que además de hermosas, están empapadas de una sabiduría atávica sobre la especie y siguen vigentes para cualquiera que desee saber un poco más sobre la relación hombre-perro, sin importar que hayan sido escritas hace más de un siglo.

En cuanto al entrenamiento específico K-SAR, ya casi me limito a las fuentes especializadas, de las que sintetizo lo necesario con miras a la construcción de un plan de acción para las necesidades locales. Es por esto que la información utilizada en este trabajo proviene de orígenes muy diversos, muchos de ellos no convencionales (reportes verbales, correspondencia personal, videos y otros). Sin embargo, todos los datos usados pasaron por el filtro de la contrastación con las teorías del condicionamiento y los otros métodos, así como el de la experimentación en sujetos reales. Entre los anteriores, resalto las propuestas de Parejo (1998), Especialista español creador del Método ARCON, con un interesante desarrollo paralelo al nuestro, incluso con varias similitudes conceptuales y prácticas.

4. REFERENCIAS:


A continuación detallaré las referencias bibliográficas más importantes para la concepción general y la documentación del desarrollo de la propuesta K-SAR, presentes en todos los escritos de mi autoría expuestos en este Diplomado. Es decir, todas las referencias que menciono en cada escrito se sistematizan en la lista. Por consiguiente, su consulta es no solo conveniente sino casi obligatoria para alcanzar un dominio teórico aceptable, antes de pretender competencia práctica. Esta lista se complementa permanentemente con nuevos aportes.

  • ABA (Association for Behavior Analysis -1998). 24th Annual Convention Program. Kalamazoo: Western Michigan University. 104.

  • Acción de Urgencia Internacional (1990). Formación de Perros de Catástrofe. París: Autor.

  • Aguado, L. (1990). Cognición Comparada. Estudios experimentales sobre la mente animal. Bogotá: Alianza.

  • Andersson, Birger (1993). Swedish Rescue Team in Armenia. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Animal Planet (1997). La Guía Máxima: Perros. (Video).

  • APROVET (1995). Vademécum. Bogotá: Autor.

  • Arak, Anthony. (1984). Jugar es algo muy serio. En G. Ferry: Conocimiento de los Animales. Madrid: Pirámide.

  • Ardila, Rubén (1986). Significado y necesidad de la Psicología Comparada. Revista Latinoamericana de Psicología, Vol. 18, No. 2. 158, 161, 163, 164, 168, 169.

  • Ardila, Rubén; López, Wilson; Pérez-Acosta, Manuel; Quiñones, René; Reyes, Fredy (1998). Manual de análisis experimental del comportamiento. Madrid: Biblioteca Nueva.

  • Barajas, Oscar Mauricio (1994). Búsqueda y Rescate con Tecnología. En Revista AIMUN, Vol. 15, 4. Trimestre de 1994. Bogotá: Asociación de Ingenieros Mecánicos de la Universidad Nacional.

  • Barrios Manuel (1990). Patrones de Búsqueda Terrestre. I Seminario Interamericano de Socorrismo y Rescate en Emergencias. Bogotá: Cruz Roja Colombiana.

  • Becerra Avellaneda, Javier J., Gómez Ramos Francisco J., (2001). Proceso de Generalización. Bogotá: RESCATE K-SAR.

  • Bekoff, Marc (1982). La comunicación social en los cánidos: Pruebas de la evolución de una exhibición estereotipada en mamíferos. En Ortega, J. E., Lecturas sobre comportamiento animal. Madrid: Siglo XXI. 7-13.

  • BlackHawk Software (1997). Canine Training Standards.

  • Boronat, Pascual (2001). Socialización y Motivación del Cachorro para Rescate en Catástrofes. I Simposio Nacional de la Real Sociedad Canina Española sobre el Perro de Salvamento en Catástrofes, www.voraus.com, Artículos 000063.

  • Breland, Keller, y Breland, Marian (1974). Las travesuras de los animales. En Catania,

  • A. C., Investigación Contemporánea en Conducta Operante. México: Trillas. 373-378.

  • Brisbin, I. Lehr, y Austad, Steven N. (1991). Testing the individual odour theory of canine olfaction. Review of Animal Behavior, Vol. 42, No. 1. 67, 68.

  • Brogden, W. J., Lipman, E. A., y Culler, E. (1938). The role of incentive in conditioning and extintion. Citado por Pérez, Aristóbulo (1994), en Psicología del Aprendizaje: Manual de Laboratorio. Bogotá: Fondo Nacional Universitario. 299.

  • Brown, John (1991). Search and Rescue Dog Association (S.A.R.D.A. -England) Incident Report 1/1/90 - 31/12/90. 1991 Yearbook. 5-11.

  • Bundesverband für das Rettungshundewesen (1991). Hunde retten Menschenleben! Mutterstadt: Autor.

  • Bundesverband für das Rettungshundewesen (1992). Prüfungsordnung der Internationalen Rettungshunde Organisationen (IRHO). Mutterstadt: Autor.

  • Bundesverband für das Rettungshundewesen (1993). GERDA - Mission North-Jemen December 1992. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Butler, William C. (1993). International Mantrailing -Bloodhound Network. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Caras, Roger (1995). Citado por Ponte, Lowell (1995), en Selecciones, Reader’s Digest, Enero de 1995, 92.

  • Castro, Germán (1983). Mi alma se la dejo al diablo. Bogotá: Plaza y Janés. 238­242.

  • Cerda, Hugo (1994). Cómo elaborar proyectos. Bogotá: Presencia.

  • Coren, Stanley (1995). The intelligence of dogs. New York: Bantam Books.

  • Coren, Stanley (2001). Converse con su perro. Buenos Aires: Javier Vergara Editor.

  • Collings, John (1977). Un Héroe llamado Mark. En Selecciones, Reader's Digest. Octubre de 1977. 49-58.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1992). Aspectos Comportamentales, Programa Nacional de Prevención y Atención de Desastres en Escenarios Deportivos y Recreativos. Bogotá: COLDEPORTES, 215-247.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1993). Cartilla Antibomba: Comportamiento ante un atentado terrorista, Diario La Prensa, Bogotá, No. 1626, Bogotá, 18 de Febrero de 1993,

  • 12. Reeditado por El Tiempo, 19 de Febrero de 1993, 1 - C.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1994). El estrés del desastre: Efectos de la Sensibilización Psicosensorial en Trabajadores del rescate, Avances en Psicología Clínica Latinoamericana, Vol. 12, 121-130.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1994). Primeros auxilios psicológicos en situaciones de emergencia, Revista de Psicología de la Universidad de Antioquia, “Psique”, No. 5, Medellín, 9-15.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1994). Tendencias comportamentales antes, durante y después de una situación de desastre, Desindex - Bibliografía sobre desastres, Centro de Documentación de Desastres, OMS/OPS, ID: 3687, 1994, San José, Costa Rica.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1994/2002). Guía Táctica para la solicitud y operación de RESCATE K-SAR. Bogotá: Fundación para la Gestión del Riesgo, FGR.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1995). Huit Ans pour Développer la Prévention et la Préparation aux Désastres Naturels en Colombie, Action S.U.D., Action d’Urgence Internationale, No. 9/10,París, 5-8.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1996). Les Leçons d’une Intervention d’Urgence Colombienne (en coautorìa con Oscar Mauricio Barajas), Action S.U.D., Action d’Urgence Internationale, No. 11/12, París.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1996). Tesis de grado: Programa K-SAR - Efectos de un programa de adiestramiento de perros para la búsqueda y el señalamiento de personas perdidas o sepultadas en emergencias (Condicionamiento clásico e instrumental en animales en beneficio del hombre) - Manual de Procedimientos para la selección, el adiestramiento y la operación de equipos K-SAR. Bogotá: Departamento de Psicología, Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de Colombia.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (1999/2000). Sobre el terremoto de Bogotá y preparativos para una emergencia sísmica. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias de la Alcaldía Mayor de Santafé de Bogotá, Subproyecto 4.5.2. de Capacitación Comunitaria, Preparativos para la Emergencia Sísmica.

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (2000). La enseñanza de la gestión del riesgo mediante el uso de ejemplos cotidianos, Conferencia Virtual Teoría y Práctica de las Ciencias Sociales en situaciones de riesgos y catástrofes, Area I: Teoría básica sobre el riesgo, la crisis y la catástrofe social. Dirección General de Protección Civil de España – Centro Europeo de Investigación Social en Situaciones de Emergencia, CEISE, 2000,

  • www.proteccioncivil.org/ceisevirtual/ceisev2000-menu.htm

  • Cortés Trujillo, Engels Germán (2000). Herramientas psicológicas para la formación del personal preventivo y operativo en gestión del riesgo, Conferencia Virtual Teoría y Práctica de las Ciencias Sociales en situaciones de riesgos y catástrofes, Area V: Psicología aplicada a la gestión de riesgos y catástrofes. Dirección General de Protección Civil de España – Centro Europeo de Investigación Social en Situaciones de Emergencia, CEISE, 2000, www.proteccioncivil.org/ceisevirtual/ceisev2000-menu.htm

  • Cortés Trujillo Engels Germán (2001). Algunos aspectos neuropsicológicos de la agresividad canina. Bogotá: Fundación para la Gestión del Riesgo, FGR.

  • Cortés Trujillo Engels Germán (2001). Protocolos Operativos Nacionales de Búsqueda y Rescate. Guía de Actuación del Alto Gobierno en caso de un Desastre Súbito de carácter nacional, Directiva Presidencial No. 005. Bogotá: Dirección General para la Prevención y Atención de Desastres.

  • Cruz Roja Colombiana (1995). Manual de Búsqueda y Rescate. Bogotá: Autor.

  • Chaparro, Gabriel J. y Alarcón, Marco A. (1992). Empleo de los Perros en Misiones de Orden Público. En Revista de las Fuerzas Armadas, Vol. 48, No. 146. Bogotá. 18-25.

  • Defensa Civil Colombiana, (1992). Manual de Búsqueda y Rescate, Bogotá, Autor. 1992

  • Delta Society (1996). Trauma rehabilitation in dogs (video). Autor.

  • Dewsbury, D. A. (1984). Comparative Psychology in The Twentieth Century. Stroudsburg: Hutchinson Ross. 141.

  • Díaz, William (1992). Los perros también tienen profesión. En El Espectador, 25 de Julio de 1992. 6-C.

  • Dickinson, Anthony (1987). Teorías Actuales de Aprendizaje Animal. Madrid: Debate. 45, 63.

  • Dodman, Nicholas (1997). The dog who loved too much. New York: Bantam Books

  • Domjan, Michael, y Burkhard, Barbara (1990). Principios de Aprendizaje y de Conducta. Madrid: Debate. 32, 33, 34, 35.

  • Domres, Bernd (1991). Einsatzproblematik bei Grosskatastrophen, Verletzungen, Verschütteter, Vorbereitung der Einsatzkräfte hinsichtlich medizinischer, psychologischer und hygienischer Anforderungen. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen e.V. 64.

  • Dröscher, Vitus B. (1982). Perro que ladra también muerde. Barcelona: Editorial Planeta. 70, 166-168.

  • Escuelas de Adiestramiento Canino del Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, Grupos K-SAR de las Seccionales Caldas y Valle del Cauca de la Cruz Roja Colombiana, RESCATE K-SAR (1998). Guía Colombiana de Evaluación K-SAR.

  • Fabrick, Peter R. (1991). Wilderness Area Search. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 70.

  • Fabrick, Peter R. (1993). Paths and Searches in the USA. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Fält, Lars (1993). The canine nose and the human odours. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Feltmann von Schroeder, Gudrun (1991). Die Lernfähigkeit der Welpen und Junghunde. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 76-77.

  • Fenton, Vikki J. (1993). Search and Rescue Dogs in the USA. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Filiatre, J. C., Millot. J. L., y Eckerlin, A. (1990). Relations intraespecifiques et interespecifiques chez le chien familier: aspects analogiques et differentiels des comportements d'exploration. En Behavioural Processes, Vol. 22, No. 1. 133-150.

  • Fogle, Bruce (1993). Manual del Cuidado del Perro. Londres: Dorling Kindersley. 18, 19.

  • Fox, M. W. (1976). Desarrollo normal y anormal de la conducta en el perro. En Kirk (1976), Terapéutica Veterinaria. 523-528.

  • Graham, Judy (1991). Search Briefs. En SAR DOG -ALERT...that others may live. Vol. 9, No. 4, Junio. Somerset, USA. 1-7.

  • Hallgren, Anders (1991). When things go wrong. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 88.

  • Hammond, David J. (1991). Earthquakes & other Effects that have caused Collapse of Estructures. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 94-96.

  • Hardy, Marian (1993). Water Search Fact Sheet. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Harler, Max (1991). Hunde als Helfer von Bergungs- und Rettungstrupps unter Tage.

  • 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 98.

  • Hebard, Caroline G. (1991a). The Use of Dogs in Searching for Drowned Victims. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 105.

  • Hebard, Caroline G. (1991b). Citada por Lang, Cristoph (1991), en Wie Hunde vermisste Menschen suchen. Berliner Morgenpost, 12 de Noviembre de 1991.

  • Ho, Ben T. (1991). Medical Safety during a Mission. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 109-110.

  • Katz, Jeremy Nicholl (1994). Los Perros de la Guerra. En Muy Interesante, Año 9, No. 101. 46-49.

  • Kelly, W.R. (1988). Diagnóstico clínico veterinario. México: Continental.

  • Klever, Ulrich (1988). Todo sobre tu perro. Madrid: Círculo de Lectores. 34, 35, 49, 51, 62, 71, 72.

  • Lang, Cristoph (1991). Wie Hunde vermisste Menschen suchen. Berliner Morgenpost, 12 de Noviembre de 1991.

  • Leitjens, van der Well, Henry (1993). Abrichte-und Testmethoden für Welpen. V

  • International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Lickliter, Robert, y Ness, James W. (1990). Domestication and Comparative Psychology: Status and Strategy. En Journal of Comparative Psychology, Vol. 104, No. 3. 211-218.

  • Linden, Eugene (1993). ¿Piensan los animales? En Selecciones, Reader´s Digest, Octubre de 1993.

  • Long, Suzanne (1995). So, your dog's not Lassie. En Dogfancy, Marzo de 1995, Vol. 26, No. 3. Irvine: Fancy Publications Inc. 62-63.

  • López, Bernardo (1989/90). Deporte Canino. Nos. 1 - 5. Bogotá.

  • Lorenz, Konrad (1977). Cuando el hombre encontró al perro. Barcelona: Tusquets.

  • Lux, Clemens (1991). Bedeutung des Gebrauchshundes für den Rettungseinsatz. 4.

  • Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 122-123.

  • Mackintosh, N. J. (1974). The psychology of animal learning. Londres: Academic Press.

  • Mathenson, Bruce y Beauchamp (1983). Psicología Experimental: Diseños y Análisis de Investigación. México: CECSA.

  • Mech, L. David (1987). At Home with the Arctic Wolf. National Geographic, Vol. 171, No. 5. Meyer, Helmut (1991). Fütterung von Rettungshunden. 4.Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 127.

  • Millenson, J. R., (1979). Principios de Análisis Conductual. México: Trillas. 23, 25, 30, 274- 300.

  • Miller, N. E., (1951). Learnable drives and rewards, en Stivens, Handbook of Experimental Psychology. New York: Wiles.

  • Moreno, Fredy (1992). K-SAR: Perros Salvavidas. En El Tiempo, 4 de Julio de 1992, 1-F.

  • Moreno, Jairo (1987). Asistencia Prehospitalaria: ¿Qué es, cómo se ejecuta? Boletín de Socorros, Cruz Roja Colombiana, Seccional Cundinamarca y Bogotá. No. 16, Septiembre. 2.

  • Morris, Adela; Martinez, Rita (1998). Residual Scent in Buiding. Institute for Canine Forensics, www.prusik.com/K9Forensic

  • Morton, David B. (1987). Animal Use in Education and Alternatives. En Alternatives to Laboratory Animals, Vol. 14, No. 4. Nottingham: Fund for the Replacement of Animals in Medical Experiments. 334-343.

  • National Geographic (1990). Los Perros. Video de la National Geographic Society. Autor.

  • Oesterreichische Rettungshundebrigade (1991). Ulrichsberg -Leninakan: 4.000 Km nonstop. En Hund im Einsatz, No. 1/1991. 15.

  • Oesterreichische Rettungshundebrigade (1991). 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen e.V. 35.

  • Oesterreichische Rettungshundebrigade (1993). Prüfungsordnung. Wien: Autor.

  • Oficina de la Naciones Unidas para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios, (2002). Cuestionario de Inscripción al Directorio para los Equipos Internacionales de Búsqueda y Rescate Urbano (SAR), INSARAG.

  • Oficina Lingüística y Audiovisual del Servicio Cultural de la Embajada de Francia en Colombia (1991). Video: Cooperación Internacional. Bogotá: Autor.

  • Olson, Pekka (1993). Nutrient Requirements for the Working Dog. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Pagnetti, Gino (1981). Guía de Perros. Barcelona: Grijalbo.

  • Papini, Giovanny (en prensa). Classical Conditioning.

  • Páramo, Pablo F., Burgos, Claudia Patricia y Ceballos, Adriana (1994). Transposición del aprendizaje de colocación de marcas en monos ardilla (Saimiri Sciureus). Revista Latinoamericana de Psicología, Vol. 26, No. 3. 485.

  • Parejo, Jaime (1998). El nuevo libro del perro de salvamento. Formación – El método ARCON. Madrid: Tikal Ediciones.

  • Pavlov, I. P. (1928). Conditioned reflexes. Londres: Oxford University Press.

  • PEDIGREE (1990). Von Anfang ein Leben lang. Verden/Aller: Effem GmbH.

  • PEDIGREE (1991). Die Welpen Fibel. Verden/Aller: Effem GmbH.

  • Peña, Telmo Eduardo (1994). Guía para la elaboración de documentos escritos en Psicología. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia, Departamento de Psicología..

  • Pérez, Aristóbulo (1991). Modelo formal de monografía. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia, Departamento de Psicología.

  • Pérez, Aristóbulo (1994). Psicología del Aprendizaje: Manual de Laboratorio. Bogotá: Fondo Nacional Universitario. 35, 141-142, 150-152, 169-172, 245, 274, 275, 291, 299, 311-319.

  • Ponte, Lowell (1995). Nuestro Compañero más Fiel. En Selecciones, Reader's Digest, Enero de 1995, 89-94.

  • Pozuelos Jiménez de Cisneros, Antonio (2002). 1ª Ponencia Etología Aplicada, Diplomado Internacional K-SAR 2002. Bogotá: Fundación para la Gestión del Riesgo, FGR.

  • Ravary, Jean-Gabriel (1991). Aide d’Urgence Internationale. En Tour de France, Junio de 1991. Bogotá: Oficina Lingüística y Audiovisual del Servicio Cultural de la Embajada de Francia en Colombia. 15.

  • Rössler, Manfred (1991). Landesgruppe Wien: Vorrang für Trümmersuche. En Hund im Einsatz, No. 1/91, Oesterreichische Rettungshundebrigade. 5.

  • Saraza, Rafael (1963). Canicultura. Barcelona: Salvat.

  • Schliewinski, Hans - Ingo (1991). Ergänzung der Suchhunde durch technisches Gerät (Einsatztaktik). 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 134.

  • Secretaría Distrital de Salud (1998). Para cuidar un animal se necesita...ser humano. Bogotá: Autor.

  • Sessions, Jean (1991). Managing Stress in Dog Teams on Searches. En Response: The journal of search, rescue and emergency response. Vol. 10, No. 4.

  • Sharp, Neville (1992). Research into Dead Body Detection. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Sharp, Neville (1992). Searching Technique. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Sikora, Betsy (1995). AKC Recognition. En Dogfancy, Marzo de 1995, Vol. 26, No. 3. Irvine: Fancy Publications Inc. 53-61.

  • Skinner, B. F. (1931). The concept of the reflex in the description of behavior. Journal of Psychology, No. 5. 427-458.

  • Spreat, M. S. y Spreat S. R. (1982). Learning Principles. En Voith, Victoria L. y Borchelt Peter L. (Eds). Veterinary Clinics of North America: Small Animals Practice Vol. 12, No. 4. Philadelphia: W. B. Saunders Company. 593, 597.

  • Sundgren, P. E. (1993). Working Dogs -Testing and Breeding. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Swedish Working Dogs Association (1993). Instructions for mental testing of young working dogs. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Autor.

  • Taragano de Azar, Rosa (1984). El Pastor Alemán. Buenos Aires: Albatros.

  • Thorndike, E. L. (1898). Animal Intelligence. Citado por Millenson, J. R. (1979), en Principios de Análisis Conductual. México: Trillas. 25.

  • Tolman (1932). Purposive behavior in animals and men. Citado por Pérez, Aristóbulo (1994), en Psicología del Aprendizaje: Manual de Laboratorio. Bogotá: Fondo Nacional Universitario. 311.

  • Tolman (1948). Cognitive mass in rats and men. Citado por Pérez, Aristóbulo (1994), en Psicología del Aprendizaje: Manual de Laboratorio. Bogotá: Fondo Nacional Universitario. 311.

  • United Nations Disasters Relief Office, UNDRO (1991). Informe Final del Taller Internacional de Búsqueda y Rescate.

  • Valeri, Luisella (1987). Los perros de salvamento. Malga: Società Italiana Cani da Catastrofi.

  • Vaz-Ferreira, R. (1984). Etología: El estudio biológico del comportamiento animal. Washington: Organización de los Estados Americanos.

  • Veá, J. J. (1984). Aspectos Epistemológicos. En M. T. Anguera y J. J. Veá (Eds.): Conducta animal y representaciones mentales. Barcelona: Promociones publicaciones universitarias.

  • Verband der Rettungsbrigaden der Tcheschischen Republik (1991). Die Tchechoslowakische Rettungskynologie. 4. Internationales Rettungshundesymposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen.

  • Vigoya, J. (1994). El Juego en la Infancia. IV Congreso Nacional de Salud Mental del Niño y el Adolescente. Medellín: Universidad de Antioquia. 143-154.

  • Vines, Gail (1984). Lobos disfrazados de perros. En G. Ferry: Conocimiento de los Animales. Madrid: Pirámide.

  • Voith, Victoria y Borchelt, Peter (1982). Veterinary Clinics of North America: Small Animals Practice. Vol. 12. No. 4. Philadelphia: W. B. Saunders Company.

  • Wegmann, Angela (1991). Von Barry bis zum Wassersuchhund. Die geschichtliche Entwicklung des Rettungshundewesens. 4. Internationales Rettungshunde-Symposium. Berlin: Bundesverband für das Rettungshundewesen. 146-147.

  • Wetterholm, Lennart (1993). Die Sinne des Hundes. V International Symposium on Rescue Dogs. Rosersberg: Swedish Working Dogs Association.

  • Whiting y Mowrer (1943). Habit progression and regression in a laboratory investigation of some factors relevant to human socialization. En Journal of Comparative Psychology. 229-253.

  • Woodhouse, Barbara (1992). Training your Dog. Letchworth: Ringpress Books Ltd.

  • Wundt, W., (1863-1864). Vorlessungen über die Menschen und Tierseele. Citado por Ardila, Rubén (1986), en Significado y Necesidad de la Psicología Comparada, Revista Latinoamericana de Psicología, Vol. 18, No. 2. 161.

  • Zimen, Erik (1988). Der Hund. Darmstadt: May & Co.

  • Zottermann (1988). Citado por Klever, Ulrich (1988), en Todo sobre tu perro. Madrid: Círculo de Lectores. 51.


Bogotá, D.C., Colombia, 17 de marzo de 2002

AUTOR


Engels Germán Cortés Trujillo [más sobre el Autor]
E-Mail: egcortes@gestiondelriesgo.org
Web: Fundación para la Gestión del Riesgo

 
Volver a Sección | Volver al Indice principal

voraus.com es un web de carácter personal, independiente y sin publicidad, cuyo origen se remonta a finales del 1997, es un proyecto sin fines comerciales, todos los contenidos publicados se ofrece de forma libre y gratuita. Nuestros colaboradores contribuyen sin remuneración ni ánimo de lucro, y la posibilidad de colaborar está abierta permanentemente a todos sus lectores.
voraus.com no es una sociedad mercantil ni desempeña labor remunerada alguna, y los gastos que genera esta publicación son soportados por su editor, que no cuenta para ello con ningún tipo de ayuda económica o patrocinio. Tampoco cuenta con ningún tipo de staff profesional.
Esta web es editada y mantenida por Rafael Sánchez-Garrido, desde Málaga (España). Su editor no se responsabiliza en absoluto de las opiniones vertidas por sus colaboradores en esta publicación, ni de los comentarios públicos realizados por los lectores en el web de la publicación, ni del uso que sus lectores puedan hacer de las mismas, ni de las consecuencias que puedan derivarse de dicho uso, ni de los posibles errores de traducción o mecanización, ni de la calidad o veracidad de los documentos que se referencien.
Esta publicación se suministra gratis y sin garantía, y su editor no se proclama experto en las materias tratadas.Toda información publicada en este sitio debe ser verificada antes de su uso.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Powered by XOOPS 2.0.5.2 © 2001-2007 The XOOPS Project
www.voraus.com - www.vorausmedia.com - www.wusv.net - www.mercadog.com